El Toyota Aygo se trata de un pequeño ejemplar del segmento A que salió en 2014 gracias a la alianza de la firma nipona con PSA. De las marcas francesas salieron el Peugeot 108 y el Citroën C1, siendo producidos los tres vehículos conjuntamente en la planta de Kolin en República Checa. Ahora que esa colaboración en los microurbanos parece haber llegado a su fin (continuará en comerciales), empiezan los rumores acerca de una próxima generación. Y, de momento, todo apunta a que será totalmente eléctrica.

El acuerdo de Toyota y PSA concluyó en que la marca japonesa compraría la empresa conjunta y se quedaría con la planta checa para el año 2021. Al parecer, los franceses querían que las nuevas generaciones fueran 100 % eléctricas, algo que a Toyota no terminaba de convencerle debido a su fuerte apuesta híbrida. Ahora parece que han cambiado de opinión a juzgas por las declaraciones que dejó recientemente Johan Van Zyl, CEO de la marca en Europa.

El directivo alabó el buen hacer del Toyota Aygo a niveles de venta, con 83.303 unidades en Europa en lo que va de año prácticamente duplica las cifras de sus mellizos de las otras marcas. También destacaba su capacidad de atraer a un público joven, pero hay un problema, que es el único modelo de la marca que no tiene opción híbrida. Y dado el carácter puramente urbano que tiene este coche y la decisión de continuar con su producción lo que más sentido tiene es que sea totalmente eléctrico.

Sería un movimiento con mucha lógica y que atacaría directamente a los rivales del Grupo Volkswagen como el Volkswagen Up!, el SEAT Mii electric o el Skoda Citigo-e iV. Es cierto que estos modelos solo estarán temporalmente y que serán sustituidos por otros eléctricos con plataforma MEB, pero se ha descubierto que son una de las mejores opciones para este tipo de movilidad a día de hoy. Veremos si sale rentable hacer un Toyota Aygo eléctrico en un segmento del que ya se han salido otros como Ford y Opel debido a los altos costes. Después, la marca japonesa se plantea el lanzamiento de un Toyota C-HR eléctrico y de una furgoneta de origen PSA también con mecánica de cero emisiones.

Fuente: Automotive News

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta