En unas semanas se celebra el Madrid la Conferencia de Cambio Climático de la ONU. Un tema en el que, pongamos como nos pongamos, el sector del transporte tiene mucho que decir. Quienes vivimos en Madrid sabemos que es un lugar ideal para hablar de movilidad, en tan pocos lugares hay tanta oferta de coches, motos, patinetes, bicis… eléctricos de uso compartido.

No es de extrañar que este fuese el escenario para presentar el nuevo Seat Mii electric, el primer eléctrico de la marca (si no contamos este). Y no será el último, ya que en 2021 habrá ya otro, El-Born que compartirá entrañas con el Volkswagen ID 3. Y llegarán hasta cuatro híbridos enchufables, en el nuevo Seat León y en el Tarraco. También los Cupra León y Cupra Formentor tendrán motores con esta tecnología.

Y más aún, pues Seat es la encargada dentro del Grupo VAG de liderar la micromovilidad. Ya cuentan con un patinete eléctrico y en breve se sumará una moto eléctrica a los vehículos que puedes encontrar en sus concesionarios.

Pero volvamos al presente. Al Seat Mii Electric que llega en febrero de 2020 para ayudar a la marca a conseguir el objetivo de los 95 g/km de CO2 en sus ventas. Porque este coche quiere ser una alternativa real de compra. Y de ahí su precio. Porque con 17.900 € no puedes comprar un coche eléctrico tan completo. ¿Cómo puede Seat ofrecerlo a un precio tan bajo? ¿Hay gato encerrado? Acompáñanos a conocerlo a fondo.

Exterior

Ves el Mii Electric y, desde luego, ves el Mii 2011. Esa es uno de los principales motivos por los que el coche puede ofrecerse a un precio económico. Se ha tomado el mismo coche que conocimos años atrás (sólo con carrocería de cinco puertas, se lanzó con tres en su día) y ha transformado su grupo motriz.

Eso nos deja con el modelo hermano del Skoda Citigo y Volkswagen Up. Un coche eminentemente urbano, con unas dimensiones fabulosas para moverse por ciudad: 3.556 mm de longitud, 1.645 mm de anchura y 1.481 mm de alto. Sobresale además por la cota de la distancia entre ejes, con 2.421 mm.

Y poco más, la verdad. Respecto al modelo de combustión el Mii Electric apenas se distingue porque cuenta con el logo electric en la parte trasera y adhesivos específicos en el lateral. Y la toma de carga, ubicada en la aleta delantera izquierda.

Puedes elegirlo en cinco colores para su carrocería: negro Deep (como la unidad que probamos y de la que ves estas imágenes), blanco Candy, rojo Tornado, azul Costa y plata Tungsten. Quien lo desee puede también personalizar un poco el exterior,

También existen otras opciones de personalización del exterior, como el techo y los retrovisores en negro… un detalle que obviamente no tiene esta unidad de la prueba.

Interior

A pesar de tratarse de un coche de dimensiones reducidas, el interior sorprende por el espacio que encuentras, sobre todo en las plazas delanteras. Me atrevería a decir que mayor incluso que en algún utilitario. La posición de conducción es también buena.

El interior es sencillo, pero tampoco creas que tiene un aspecto pobre. En esta versión eléctrica, además, se ha incluido una moldura decorativa para el salpicadero que le da un aspecto renovado, así como nueva luz ambiental.

En lugar de integrar una pantalla, Seat ha decidido que muchas de las funciones se realicen desde el propio teléfono. No me parece una mala decisión, ya que ahí se ahorran unos cientos de euros. Es un sistema que estrena el sistema Seat Connect. Con una app específica en el teléfono se accede al navegador y también es posible consultar de modo remoto el estado de la batería, gestionar su recarga mediante el sistema e-Manager, conocer los datos del viaje, dónde se ha aparcado, controlar puertas y luces e incluso accionar el climatizador para encontrarnos el coche a la temperatura adecuada.

El volante es convencional y no incluye botones, algo que llama la atención en un vehículo nuevo, del mismo modo que cuente con una llave física para el contacto. O las mínimas transformaciones del cuadro de instrumentos. Este conserva el velocímetro en medio, con una pequeña pantalla en su parte baja, flanqueado por una suerte de potenciómetro/cuentarevoluciones y el nivel de carga de la batería, con un diseño muy similar a un indicador de gasolina. Detalles en los que se contiene el gasto para que el precio final no se dispare.

La disposición de los elementos es muy funcional. Todo está a mano y donde esperas. Bajo el soporte para el móvil, un sistema de climatización con mandos físicos y muy claro de usar. Bajo él, una pequeña pantalla para la radio, desde la que se accede también a las funciones del móvil con la conexión.

En la consola central encontramos el selector del cambio (común a otros coches automáticos del grupo), un espacio para dejar objetos, conexión de 12V  y un botón para elegir el modo de conducción.

A las plazas traseras se accede de manera bastante cómoda, gracias a unas puertas que abren bastante. Dos pasajeros irán cómodos, si bien el espacio para las piernas es el que cabe esperar en un coche de su tamaño. Hay un par de anclajes Isofix (el coche está homologado para cuatro ocupantes) y las ventanillas traseras son de tipo compás.

Maletero

Nos ha llamado mucho la atención que la capacidad del maletero se mantenga intacta. Se ha conseguido gracias a que las baterías no roban espacio, ya que se han llevado al lugar que ocupaba en el Mii de combustión el depósito de gasolina. Así pues, conserva los 251 litros de capacidad. No es una cifra elevadísima, pero sí notable para el tamaño exterior del coche.

Por otra parte, es un cofre bien rematado y cuenta con un doble fondo (ojo, es opcional en el acabado sencillo, pero no  demasiado costoso). Es un espacio ideal para dejar los cables de carga y otros objetos que no quieren dejarse a la vista.

Los respaldos de los asientos traseros pueden abatirse (están divididos en dos partes) y realizando esta operación queda un espacio de 923 litros de  capacidad. Es totalmente plano si pones el suelo en la posición más elevada.

Equipamiento y precios

En la ficha del Seat Mii 2020 hemos desglosado en profundidad los dos niveles de dotación con los que se puede elegir este Seat Mii. Parten del Electric, que cuenta ya con elementos como climatizador, ordenador de bordo, paragolpes pintados, cierre centralizado con mando, asiento posterior abatible… No falta el sistema multimedia con pantalla de 5 pulgadas, lector de señales de tráfico, Bluetooth, puerto USB, soporte para móvil y aplicación DriveMii, asistente de carril o el cable de carga tipo 3.

Puede completarse con tres paquetes, el Easy Flex (Asiento del pasajero regulable en altura, gancho en guantera, doble fondo de maletero y asientos traseros plegables en dos partes), el Garage (Sensor de aparcamiento trasero, control de crucero e iluminación ambiental) y  el Below Zero (Asientos delanteros calefactados, retrovisores calefactables y regulables eléctricamente, parabrisas calefactables, sensor de luces y lluvia, y luces LED diurnas).

Nuestra unidad de pruebas corresponde al acabado más completo, denominado Electric Plus. Mejora la estética con las llantas de aleación de 16 pulgadas, faros antiniebla, techo interior en negro, sensores de lluvia y luces, seis altavoces, sensores de aparcamiento traseros, asientos deportivos calefactables, retrovisores térmicos, cristales sobretintados, volante y pomo del cambio en piel. También incluía el Pack Garage y el Easy Flex.

El coche cuesta 21.230 € como precio de partida su versión básica. Es una tarifa muy similar a la del smart EQ forfour… pero ahora viene lo bueno, la oferta de lanzamiento. Puedes optar por un Mii Electric Plus con todos los paquetes opcionales y un punto de recarga Wallbox de 7,2 kW (valorado en más de 700 euros, no incluye su instalación, la marca te ofrece un instalador recomendado que en 10 días te da un presupuesto), por 17.900 euros.

Este precio incluye unos 2.500 euros por financiar el coche con la marca, pero no posibles ayudas públicas. El descuento base son 1.800 euros y hay mejor oferta si entregas un coche (1.000 euros) y más si este es un Seat (1.400 €). Y habrá que esperar a que los concesionarios publiquen sus ofertas de este Seat en nuestra sección de coches nuevos para ver si se puede obtener un mejor precio.

Es una tarifa que ya se acerca a lo que, según el INE, se gasta de media un español en un coche nuevo. ¿Pero podrá usarlo en todo momento?

Motor

Pudimos probar el Seat Mii de 60 CV. También el Skoda Citigo de 75 CV (son en lo básico el mismo coche. E iban bien. El Seat Mii electric es el más potente que haya existido. Cuenta con un motor eléctrico de 83 CV (61 kW) y 212 Nm de par, colocado en la parte delantera del coche.

Se alimenta de la energía de una batería de iones de litio con 32,3 kWh de capacidad útil (en total son 36,8 kWh, pero no se emplea toda para no acortar su vida). Y con ella cargada hasta los topes homologa hasta 259 km de autonomía, una cifra acorde con los 14,4 kWh/100 km de consumo sobre el papel. Si solamente te mueves en ciudad (donde no se alcanzan velocidades altas de manera sostenida, fatales para la autonomía) podrías recorrer hasta 358 km.

¿Para cargarla? No es operativo emplear una toma de corriente convencional. La marca nos ofrece dos intervalos:

  • Con corriente continua a 40 kW carga al 80 %: ~1 hora.
  • Con corriente alterna a 7,2 kW carga al 80 %: ~4 horas.

Sus prestaciones son aceptables para un coche de este tipo. Completa el 0 a 100 km/h en 12,3 segundos, aunque en un vehículo urbano es más interesante quizá conocer el 0-50 km/h, donde apenas tarda 3,9 segundos. La velocidad máxima es de 130 km/h.

Comportamiento

Uno espera probar un coche eléctrico domo este, pero la marca nos sorprendió con un recorrido con bastante autovía y carreteras secundarias. El Mii se siente en marcha como un coche convencional. Cuenta con una reserva de potencia suficiente y hace gala de los puntos fuertes de los eléctricos: silencio y comodidad. También de una aceleración buena que ayuda en adelantamientos y, sobre todo, en las incorporaciones a la vía. Eso, que pesa 1.235 kg, 300 kg más que el anterior Mii con motor de combustión.

También esperábamos, como en otras pruebas que hemos realizado con coches eléctricos de enfoque urbano, que la batería se resistiese mucho en los trayectos en autovía a 120 km/h (o algo más de marcador). No ha sido así. Incluso con la calefacción puesta y mucho frío, el ordenador de a bordo acabó indicando un consumo de 16,2 kWh/100km. Una cifra que lo sitúa en el entorno de los 200 km de autonomía real.

Siempre puedes mejorar el dato de autonomía empleando los modos de conducción. Se activan pulsando un botón frente al selector del cambio. Con el ECO se impide que funcione la calefacción y el ECO+ limita la velocidad máxima. También puedes recuperar energía en hasta cuatro niveles, moviendo la palanca de cambios y que puedes ver en el cuadro de instrumentos. Esto es algo que se hace de manera más cómoda desde unas levas, pero el coche no cuenta con ellas.

La ruta remató en ciudad, tras recorrer algo más de 120 km y comprobar que contábamos con unos 100 km de autonomía. El coche nos indicaba al cogerlo 222 km (no estaba cargado completamente). Desde luego, ese es su entorno preferido, la urbe. Da gusto moverse con él, con su pequeño diámetro de giro de 9,8 metros… sabiendo que no desentona si en alguna ocasión ha de salir de ella.

Opinión coches.com

Cuando el Mii electric llegue al mercado europeo (a principios de 2020 estará disponible en los 13 mercados principales) se convertirá en uno de los coches eléctricos más económicos. Su precio es muy similar al de un coche de combustión interna, con costes mucho menores por kilómetro y también de mantenimiento.

La campaña de lanzamiento es realmente agresiva y demuestra que Seat va en serio y quiere que el coche se venda, no sea un mero escaparate. Las baterías puede que no tengan capacidad para quienes busquen un coche único para todo tipo de uso, pero para moverse por ciudad son más que suficientes. En el futuro, con una red de recarga rápida, sí podrás lanzarte a conducir entre ciudades… parando a menudo, claro.

Puede que sea uno de los mejores segundos coches que hay ahora en el mercado… sabiendo que eso implica cambiar de hábitos y también contar con un punto de recarga en el hogar (y aumentar potencia, en muchos casos). Pero será un paso que, antes o después, muchos tengamos que dar. Y Seat anima con sus precios a darlo ya. Más que nadie.

Seat Mii electric Plus
7.3 Nota
Lo mejor
  • Dimensiones ideales para moverse en ciudad
  • Beneficios de la etiqueta Cero
  • Interior amplio para su tamaño
Lo peor
  • Diseño sin variaciones
  • Precio sin descuento no tan atractivo
  • Ausencia de levas
Diseño7.5
Habitabilidad7.5
Acabados7
Maletero7
Equipamiento7.5
Motor7.5
Comportamiento7
Calidad Precio7

Galería de fotos:

Ver galeria (33 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta