Tesla ha anunciado un nuevo diseño actualizado de su sistema de carga con dos opciones de conexión. Los nuevos modelos del Model S y Model X contarán con un puerto de carga de doble conector que permitirá al usuario recargar el vehículo en diferentes países aunque cuenten con un enchufe diferente.

Hasta ahora, el conector de carga está situado en la aleta trasera izquierda, en la esquina del piloto. Sin embargo, con el nuevo diseño, la tapa se situará más adelante y dará espacio para utilizar los dos tipos de conexiones de carga.

En Europa, los modelos de la marca cuentan con un puerto de recarga similar y compatible con el diseño del Mennekes Tipo 2, pero con una potencia de recarga de hasta 145 kW. En un supercargador se consigue, con tan sólo 30 minutos de carga, una autonomía de 270 kilómetros. En puntos de carga de hasta 22 kW la batería de un Model S se cargaría en unas 4,5 horas y en un cargador instalado en nuestra casa se consiguen 60 kilómetros por hora con 11 kW pero hay diferentes potencias.

El conector de Tesla también es compatible con el estándar usado por fabricantes japoneses, el CHAdeMO, a través de un adaptador que vende la propia marca.

Pero los datos son muy diferentes en EEUU y Canadá ya que en la región norteamericana Tesla usa un conector propio.

La decisión de reemplazar el puerto de conexión ha sido principalmente por los problemas de la compañía con el estándar de carga de China. Las autoridades del país quieren instalar más de 12.000 estaciones de recarga nuevas y Tesla quiere apostar por el mercado chino instalando incluso su propia planta de producción.

Debido a la diferencia del diseño de los cables de conexión entre países, los fabricantes de automóviles y los diseñadores de redes de carga están trabajando juntos para conseguir estándares adaptados entre diferentes áreas. Tesla ha lanzado varias fotos que muestran la ubicación y el diseño de los nuevos conectores de carga de doble conector.

Fuente – Tesla

Vía – Newspress

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta