Lo anunciamos a principios de año y ahora se confirma la noticia. Porsche abandona por completo el diésel, ese combustible que está tan rodeado de polémica en los últimos tiempos. No hay que olvidar que el Dieselgate afectó a su Cayenne, que tuvo que ser llamado a revisión el pasado año. Esto mismo, la baja demanda de este combustible y la gran apuesta por la movilidad eléctrica parecen los motivos principales que han llevado a la marca a tomar la decisión.

No hay que olvidar que los de Stuttgart están redirigiendo su estrategia hacia los híbridos presentes y hacia los eléctricos que están por llegar. Mientras que apenas un 12 % de los Porsche vendidos a nivel mundial en 2017 llevaban motores diésel, alrededor del 63 % de Panameras vendidos en Europa ya son híbridos. Desde el mes de febrero no había gasóleo en la gama de Porsche y parecen no haber echado de menos este combustible, pues ahora lo retiran definitivamente.

Porsche Mission E Cross Turismo

Aunque Porsche no repudia directamente a este combustible (dicen que el diésel seguirá siendo importante), ellos se desmarcan debido a su papel secundario a la hora de hacer deportivos. Porque para los de Stuttgart ahora mismo lo más importante es seguir desarrollando su tecnología eléctrica. Para el año 2022 habrán invertido más de 6.000 millones de euros en este ámbito y solo queda un año para que llegue al mercado su primer modelo 100 % eléctrico.

El Porsche Taycan llegará en 2019 con unas especificaciones muy similares a las mostradas en el Porsche Mission E en 2015. Este modelo tendrá una huella de carbono neutral y será solo el primero, pues para 2025 quieren tener una versión híbrida o eléctrica de cada uno de los modelos de la gama. Tras solamente nueve años comercializando modelos con este combustible (desde el Cayenne Diesel en 2009), la marca se despide de él.

¡Auf Wiedersehen diésel!

Fuente: Porsche

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta