Opel ya está metida de lleno en el Grupo PSA y eso significa que está adoptando algunas de sus costumbres. Hace tiempo detallaron el plan estratégico PACE! y una de las premisas era la de expandirse a más de 20 nuevos mercados para el año 2022. El objetivo es lograr una presencia global y uno de los primeros pasos será exportar sus modelos, pero también producirlos en otros lugares estratégicos.

Para ganar protagonismo en el sur de África, el Opel Grandland X será producido en Namibia. A partir de la segunda mitad de este año 2018 se empezará a ensamblar el SUV compacto en la planta de Walvis Bay (Namibia), después de que el Grupo PSA llegara a un acuerdo con Namibia Development Corporation (NDC). El objetivo es que, para el año 2020, la producción anual supere las 5.000 unidades.

El primero en fabricarse en Namibia será el Grandland X, pero más adelante llegarán otros modos de Opel y de Peugeot. No habrá problemas técnicos para ello, pues otro de los objetivos era que todos los Opel utilizasen plataformas de PSA y que se redujera el número de motores. Con estas medidas se consigue abaratar los costes de producción y por lo tanto aumenta la rentabilidad de la marca. Namibia es el primer paso, pero lo siguiente será Sudáfrica, Marruecos y Túnez.

El propósito de Opel es duplicar las ventas fuera de Europa para el 2020. Si todo va como han ideado, aproximadamente el 10 % del volumen total de las ventas estaría fuera del viejo continente para ese mismo año. Para ello, ya se está fortaleciendo la presencia en 15 nuevos mercados de exportación en regiones que hasta ahora eran minoritarias, como Asia, África y Sudamérica.

Fuente: Opel

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta