Cuando PSA detalló los planes de futuro de Opel, con el plan estratégico ‘PACE!’, nos mostró el teaser de un misterioso ejemplar. Casi un año después queda desvelado el Opel GT X Experimental, el prototipo que está llamado a marcar la pauta para los próximos años. Su nombre procede del Opel GT Experimental de 1965, el que adelantó al mítico deportivo. También se une a la senda que han marcado otros como el Opel Monza en 2013 o el GT Concept de 2016.

Pero aquí hay diferencias sustanciales. El nuevo prototipo es un SUV, una muestra de la intención que tiene Opel de que el 40 % de sus ventas en 2021 en correspondan a este segmento. Concretamente se trata de un SUV pequeño que mide 4,06 metros de largo (menos que el Opel Crossland X), 1,83 metros de ancho y 1,53 metros de alto (con antena). La distancia entre ejes es de 2,62 metros para asegurar una buena distribución del interior.

Pero el Opel GT X Experimental es, ante todo, un ejercicio de diseño. Por eso introduce unos cuantos conceptos que la marca quiere que prevalezcan en sus futuros modelos de la próxima década. Hablamos del Opel Compass, la forma de aumentar la importancia del logotipo del rayo delante y detrás gracias a la disposición de ópticas, paragolpes y nervaduras. También está apoyado por el Opel Vizor, el módulo que enmarca los faros LED, cámara y sensores; además del logo iluminado.

Nada en este prototipo ha sido elegido al azar. Los colores gris claro (casi blanco), azul oscuro (casi negro) y amarillo son los míticos de Opel. Precisamente esa franja amarilla acentúa una silueta que pretende recordar a la de un coupé. También aparece ese color en las llantas de 17 pulgadas de color negro, un tamaño que la marca considera suficiente. Otro de los detalles del Opel GT X Experimental son sus puertas traseras de apertura inversa (tipo suicida).

El interior también tiene algunas novedades importantes. Se introduce el concepto Pure Panel, una nueva instrumentación digital de gran tamaño que va incluida en un módulo para recordar el Opel Vizor del frontal. Se trata del centro neurálgico del infoentretenimiento e incluye dos pequeñas pantallas para las imágenes que llegan de las cámaras que han sustituido a los tradicionales espejos retrovisores.

Esta disposición de única pantalla ha conseguido que el interior sea más limpio y despejado que nunca. Se han escondido las salidas del aire acondicionado tras el Pure Panel y el diseño del volante se ha simplificado al máximo. También destaca el espacio y la habitabilidad en este peculiar interior de cuatro asientos (configuración 2+2) gracias a la ausencia del pilar B y la generosa batalla.

Hay pocos detalles técnicos de este Opel GT X Experimental, pero queda claro que se trata de un modelo 100 % eléctrico. La marca habla de que llevará una nueva batería de iones de litio con una capacidad 50 kWh, aunque no se dicen la autonomía ni las prestaciones. Sí que se adelanta que podrá recargarse gracias a un sistema de carga inductiva. El prototipo cuenta con un nivel 3 de autonomía y Opel dice que todavía pretende que el conductor esté implicado en la conducción.

Fuente: Opel

Galería de fotos:

Ver galeria (16 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta