Hace ahora justo un año los rumores se confirmaban: Opel se integraba en PSA. El grupo galo completaba la compra de la compañía a General Motors. Justo 100 días después, el 9 de noviembre de 2017, se presentaba el plan estratégico PACE!, que espera convertir a la compañia en un fabricante global y rentable, con el foco puesto en la electrificación.

Michael Lohscheller, presidente y consejero delegado de Opel, fue el encargado de dar la primera buena noticia: se vuelve a los números negors. En el primer semestre ya hay 502 millones de euros de beneficios y un flujo de caja operativo de alrededor de 1.200 millones de euros, con un margen operativo del 5% en este periodo.

Esto se ha conseguido en parte gracias a las sinergias generadas al estar en un grupo empresarial con mayor presencia en Europa. De este modo, se ha mejorado la competitividad de las fábricas, cambiando algunos planes de inversión y asignaciones de producto, como estas:

  • Opel Corsa: se producirá en exclusiva en Zaragoza.
  • Opel Vivaro: La siguiente generación se fabricará en Luton (Inglaterra) a partir de 2019.
  • Opel Grandland X: Se fabricará en Eisenach desde mediados del año que viene, incluida una versión híbrida a partir de 2020.

Además, se han anunciado nuevas asignaciones de producto para las plantas de motores y trasmisiones de Tichy (Polonia), Aspern (Austria) y Szentgotthard (Hungría). Y falta por conocer los planes de inversiones en Rüsselsheim (el centro de ingeniería donde se fragua ya la próxima generación de motores de cuatro cilindros, donde se desarrollarán todos los Opel futuros) y Kaiserslautern.

Lo que más interesa al público son sin duda los productos venideros. El pistoletazo de salida lo dará un prototipo, el GT Concept, cuya misión será adelantar la imagen de los Opel venideros. Y obviamente, los lanzamientos de productos de los que ya os hemos informado, como el Opel Insignia GSI y Corsa GSI, así como los nuevo Opel Combo que será clave para aquellos que busquen furgonetas pequeñas que puedan servir también como monovolúmenes (el Opel Combo Life)

Ya en 2019 conoceremos el nuevo Opel Corsa, que tendrá su versión exclusivamente eléctrica en 2020, para que la marca cuente ese mismo año con cuatro eléctricos en su gama. El objetivo es que dentro de un lustro, en 2024, haya también una versión eléctrica en cada línea de turismos (la marca indica que híbrida enchufable o eléctrica pura), gracias al empleo de las plataformas modulares de PSA para diferentes sistemas de propulsión.

Y obviamente, también SUV. Los actuales Crossland X, Mokka X y Grandland X están teniendo bastante buena aceptación en Europa (167.200 vehículos vendidos en lo que va de año en Europa). Y también planes de expansión más allá del Viejo Continente. Ya hay nuevos importadores en Marruecos, Túnez, Sudáfrica y Líbano y algunos modelos de la firma se ensamblarán en Namibia a partir de la segunda mitad del año para que las ventas fuera de Europa supongan más del 10% de volumen a mediados de la próxima década.

Fuente: Opel

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta