Porsche 911 Turbo 993 – 9
Mario Nogales

A la venta el Porsche 911 Turbo S (993) más estrafalario que puedas encontrar

En el mundo del motor hay pocas cosas que el dinero no pueda comprar. A día de hoy la mayoría de fabricantes de lujo cuentan con extensos programas de personalización para crear modelos que sean únicos y con las características que detallen sus compradores. Eso hace que salgan de fábrica coches para gustos de todo tipo, incluso algunos que podrían ser incluso demasiado. Es el caso de este Porsche 911 Turbo S (993) que está a la venta con una de las configuraciones más estrafalarias que recordamos.

Se trata de un ejemplar que fue encargado en el año 1998 por el jeque Nasser Al-Mohammed Al-Sabah, ex primer ministro de Kuwait. Una gran fortuna de Oriente Medio con un gusto un tanto extravagante dieron lugar a este vehículo que de fábrica fue pintado en el color Vanilla Yellow, un tono que quiere reflejar la espuma de mar y que en las fotos nos recuerda más a un verde menta claro. Van en ese tono todos los detalles, incluyendo la parrilla o las tomas de aire.

Por supuesto, se trata de una opción individual y muy inspirada en los 80, similar a lo que se ofrece en el programa Paint to Sample. Y aunque el exterior llame la atención, lo que se lleva todas las miradas sin duda es su interior. Aquí se combinan los tonos amarillos y naranjas en la tapicería de cuero que recubre asientos, salpicadero, volante, puertas o consola central. De hecho, incluso los relojes de la instrumentación van en estos colores, al igual que el resto de botones o los altavoces del sistema de sonido.

La configuración va más allá y el Porsche 911 Turbo S (993) de Al-Sabah también opta por el beige para las alfombrillas y la moqueta de la parte inferior, mientras que cuenta con molduras de madera en salpicadero y puertas. Sus iniciales (NMS) han sido bordadas en los reposacabezas de los asientos. Ahora este ejemplar está a la venta y es una oportunidad para coleccionistas que no tengan miedo a destacar.

El Porsche 911 Turbo S (993) solamente cuenta con 135 kilómetros en su odómetro, señal de que el jeque apenas lo ha utilizado en los últimos años. Además, se llevó a cabo una restauración integral por parte de Porsche Classic en Alemania entre los años 2010 y 2014. Le costó 446.500 euros y desde ese momento se recorrieron 106 kilómetros del total que tiene. Como se puede observar, su estado de conservación es inmaculado y por eso se piden 888.888 dólares (785.790 euros al cambio) en el concesionario canadiense donde está anunciado.

Fuente: Pfaff Reserve

Galería de fotos:

  • coches clásicos
  • Porsche
  • Porsche 911