Logo de Noticias Coches
Porsche 944 Safari – 15
Luis Ramos Penabad

Porsche 944 Safari, el coche que no existió pero que alguien ha creado

Muchos conocen a Porsche 911 Safari que ganó el París-Dakar en 1984. Y muchos deseaban (me incluyo) que los de Stuttgart hubiesen continuado la jugada con un Porsche 944 Safari. Al igual que la firma modificó dos unidades del nueveonce, con un sistema de tracción total que reenviaba el 31 % del par al tren delantero y otras lindeces.

Pero el Porsche 944 Safari no existió… pero alguien decidió hacer uno. Tomando como base un 944 de 1986 llevó a cabo una reconstrucción integral según la especificación Safari Rally. Ahora cuenta con 28 pulgadas de distancia al suelo gracias a su suspensión elevada (y ajustable), o un cabrestante montado en la parte delantera en caso de que alguna vez te quedes atascado.

Tendría sentido. En 1982 el Porsche 944 se introdujo al mercado como un nuevo deportivo de gama medio. Se ubicaba por encima del Porsche 924 (en el que se basaba pero tenía mejoras para diferenciarlo de su hermano más económico) y los Porsche 928 –todos ellos con la configuración transaxle de Porsche– y el Porsche 911.

Desarrollado originalmente como un proyecto de Porsche y Volkswagen para crear un deportivo asequible, Volkswagen se bajó del barco, pero Porsche compró los derechos del diseño y puso en producción al 924 como nivel de entrada. Siempre se dijo que salvó a la empresa, ya que tanto el 924 como el 944 tuvieron gran éxito comercial a ambos lados del Atlántico. De hecho, hasta ese momento de la historia, el 944 fue el automóvil deportivo más producido en la historia de Porsche.

La marca mantuvo al 944 en producción desde 1982 hasta 1991, se fabricaron más de 163.000 unidades. Estaba propulsados ​​por motores de cuatro cilindros en línea, de 2.5 o 3.0 litros con el Porsche 944 Turbo como tope de gama y más deseable. Gracias a sus elevadas cifras de producción, aún son bastantes «asequibles», aunque por un Turbo o un S hay que rascarse algo más el bolsillo.

¿Tendría sentido que Porsche hubiese apostado por una variante así? Pues sí, pues siempre se dice que el 944 se basó en el Porsche 924 Carrera GT lanzado en 1979, un coche de competición que compitió en circuito y en rallies. La idea de una versión que pueda llegar a lugares donde el original no podía, convertido en un coche con más capacidades todoterreno, no suena descabellada.

Para crear este Porsche 944 Safari se eliminó la suspensión original, reemplazándola por una más elevada totalmente ajustable. Cuenta con llantas Teledial blancas de 15 pulgadas con neumáticos BFGoodrich K02 Baja Champion. Y se ha instalado una baca tipo cesta, con una rueda de repuesto a juego. La mecánica 2.5 de cuatro cilindros envía la potencia a las ruedas traseras, no hay modificación.

No podía estar pintado de otro modo que con la librea de Rothmans, a imagen del 959 Safari que triunfó en el Dakar en 1986. Suma detalles como la barra de luces en en el parachoques delantero, con cuatro focos de rally Hella 4000m o el cabrestante en la defensa delantera para las situaciones difíciles. En el interior, en color burdeos, cuenta con asientos Braum Racing Elite X burdeos y arneses Sabelt rojos. Y un salpicadero de Alcantara.

¿Que cuánto piden por él? Pues estuvo a la venta y, pese a recibir 27 pujas, no se vendió. Desde luego, es un coche único. Modificado, sí, pero con cierto criterio histórico y dan ganas de tenerlo en el garaje, ¿verdad?

Fuente: Collecting Cars

Galería de fotos:

  • coches clásicos
  • Porsche