Toyota fue, sin duda, el precursor de la tecnología híbrida. Su marca de lujo, Lexus, por ende, también ha estado siempre centrada en este tipo de sistemas de propulsión, teniendo actualmente una gama 100 % híbrida en algunos países. Todavía no parecían muy interesados en dar el salto al eléctrico, algo que parece necesario de cara a futuro si hacemos caso a la tendencia y a los movimientos de otros fabricantes. Pero eso va a cambiar dentro de poco.

Lexus ya está preparada para realizar la transición hacia el vehículo eléctrico y lo demostrará este mismo año en el Salón de Tokio, que abrirá sus puertas el 24 de octubre. En este evento en su país natal presentarán un prototipo eléctrico con vocación urbanita que será la antesala de un futuro modelo de producción. Todavía hay pocos detalles sobre este ejemplar, pero es de suponer que tengo rasgos comunes con el anterior prototipo Lexus LF-SA.

Todo apunta a que será un modelo de cinco puertas aunque con formas propias de monovolumen, con una altura elevada y formas destinadas a mejorar la habitabilidad. Lo que queda claro es que seguirá la pauta de diseño introducida por el prototipo citado anteriormente, aunque con una imagen menos radical y más cercana a la producción. La personalidad de Lexus seguirá apareciendo en el frontal con esa parrilla de grandes dimensiones a pesar de no necesitar refrigeración.

La plataforma de este prototipo eléctrico será compartida con Toyota (entre las dos marcas quieren tener diez modelos eléctricos para 2025) y prometen un comportamiento a la altura. Lexus, por su lado, también sigue investigando la ubicación de motores eléctricos independientes en las ruedas, lo que para ellos supondría una “mayor agilidad, estabilidad y emoción”. En todo caso, tendremos que esperar un par de meses para conocer más del prototipo y hasta 2021 para ver el modelo de producción.

Fuente: Autocar

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta