Parece que el afán por la electrificación es cosa de hoy en día, pero la verdad es que la práctica totalidad de las marcas han investigado a lo largo de su historia en modos de propulsión alejados de los derivados del petróleo. Una de ellas es Suzuki. Hoy ya cuenta en su gama con numerosos vehículos con etiqueta ECO, gracias al empleo de soluciones Mild Hybrid, caso de los Ignis, Swift, Vitara y S-Cross.

Sin embargo, ya hace medio siglo la marca experimentaba con la electricidad. Y para muestra, estos tres ejemplos:

Suzuki Carry Van Electric (1970)

El primer monovolúmen eléctrico. Así denominan en Suzuki al Carry Van (L40V) Electric, una versión eléctrica del monovolumen ultracompacto diseñado por Giorgetto Giugiaro. A pesar de sus escasos 2.900 mmm de longitud –para cumplir con la legislación Kei Car japonesa–, tenía una gran capacidad interior y soluciones como puertas correderas y amplia superficie acristalada.

La versión eléctrica de la cuarta generación del Suzuki Carry se diseñó para patrullar el recinto de la Exposición Universal de Osaka de 1970. Querían un vehículo que pudiese marchar de manera silenciosa y sin humos, de tamaño compacto y con gran capacidad interior. Se entregaron 10 unidades a la organización del evento, que cumplieron su cometido sin problemas.

Para no tocar en absoluto el interior recurrieron a lo que hoy es norma: ubicar la batería (desarrollada por Yuasa) y el motor eléctrico bajo del suelo del vehículo. El motor, de 60V y 4,6 kW, impulsaba al Carry Van Electric hasta 45 km/h y podía recorrer 50 kilómetros antes de volver a ser enchufado. Se conserva una unidad restaurada en el Museo Suzuki de Hamamatsu.

Suzuki LH2 (1979)

El primer coche de hidrógeno del mundo. el Suzuki LH2 montaba un motor tricilíndrico de dos tiempos y 539 cc, alimentado con hidrógeno líquido. La marca nipona lo desarrolló junto al Musashi Institute of Technology sobre la base de un Suzuki Cervo,

Empleando est combustible se ganaba rendimiento y la eficiencia del propulsor, además de reducir en un 60% las emisiones de NOx. Anunciaba una autonomía de 400 kilómetros y una velocidad máxima de 118 km/h, que no está nada mal.

Suzuki MR Wagon-FCV (2001-2004) y SX4 FCV (2008)

Suzuki ha desarrollado automóviles de pila de combustible en colaboración con General Motors, desde el año 2001. Primero con los MR Wagon-FCV y Wagon R-FCV; y más tarde con el SX4-FCV, uno de los primeros coches de hidrógeno con autorización del Ministerio de Transportes de Japón para rodar por carreteras públicas.

El SX4-FCV dispone de una pila de combustible de 83 kW con un tanque de hidrógeno de alta presión (70MPa) y un condensador ligero y compacto, que recupera energía en fases de frenada y la aplica en fases de aceleración. Con un motor síncrono eléctrico, este modelo desarrolla una potencia máxima de 68 kW y alcanza una velocidad máxima de 150 km/h, con una autonomía de 250 kilómetros.

Fuente: Suzuki
Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta