Algo importante se está cociendo en Mazda, de eso no hay duda. Los tiempos están cambiando y por eso van a introducir el motor rotativo como extensor de autonomía del eléctrico Mazda CX-30, una solución interesante y en la que son pioneros. Pero por otro lado, hay modelos que van a cambiar próximamente con medidas que van un poco a contracorriente y que atraen la atención de todos. Basta con ver las últimas informaciones acerca del próximo Mazda 6.

La berlina nipona (también en formato familiar) actualmente cuenta con la configuración más habitual entre los turismos: motores de cuatro cilindros en posición transversal y tracción delantera. Sin embargo, ya se está gestando una nueva generación que llegará en 2022 y en la que ésto cambiará por completo. La culpa será de la nueva plataforma que será estrenada por este Mazda 6 y que trata de romper con lo anterior (y también con la tónica del mercado).

Patente del motor de seis cilindros

La marca japonesa huye del downsizing y actualmente se encuentra desarrollando un motor de seis cilindros en línea (ya se desveló la patente) que haría su debut en este modelo. Podría incorporar la misma tecnología de encendido por compresión del motor Skyactiv-X de cuatro cilindros, además del sistema Mild Hybrid de 48 V. Lo curioso es que gracias a la nueva plataforma irá montado en posición longitudinal y entregará la potencia a las ruedas traseras, convirtiéndose en un coche de propulsión.

Ya se habla también de que superará los 300 CV de potencia y que podría ir ligado a una nueva transmisión automática de ocho velocidades. Dicho motor podría llegar en el futuro a algunos modelos de Lexus, gracias a la relación de Mazda con Toyota. La dinámica de conducción sería llevado a un nuevo nivel y el diseño vendría inspirado por el prototipo Mazda Vision Coupé Concept mostrado en 2017. Los rumores afirman que sobre dicha plataforma también se podría asentar un coupé deportivo, aunque todavía no hay nada confirmado.

Fuente: Car and Driver

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta