Hemos visto que los ingenieros de todo el mundo se devanan los sesos por conseguir un coche capaz de conducir solo, desde Google a Volkswagen, pasando por otros experimentos que conseguirán, dicen, que podamos conducir con la mente.

Sin necesidad de irnos tan lejos en el futuro, podemos ver que los coches ya no son unos engrendros mecánicos como antaño. Los ordenadores son una constante en los vehículos de hoy en día. El blog Microsiervos cifra en hasta cien centralitas las que puede sumar una berlina moderna. Lógicamente, todos estos avances suponen un sinfín de mejoras en seguridad, funcionamiento y eficiencia… ¿Pero pueden convertir a nuestro coche en vulnerable ante posibles ataques informáticos externos?

seguridad_informatica
Mensaje hacker en el ordenador de abordo

Lamentablemente, eso parece.  Si hace poco os hablábamos de la facilidad con que un coche con sistema de arranque “sin llave” puede abrirse y arrancarse , utilizando sólo un par de antesnas (lo descubrieron en Zurich). Colocaba una cerca del vehículo y otra cerca del lugar donde estuviera la llave  y así amplificaban el rango de acción de ésta. Así, ya podían abrir y arrancar el coche.

El último de estos análisis de la seguridad electrónica de los coches ha sido realizado a lo largo de los últimos dos años por las universidades de California y Washington se centró en utilizar el equipo de sonido del coche como vía de acceso a sus sistemas electrónicos.

Y vaya si lograron acceder. Simplemente tuvieron que añadir algo de código extra en un archivo MP3 de música. Así,  los investigadores convirtieron una canción en un troyano. Cuando se reporducían el archivo en el sistema de audio la canción podía alterar  el sistema operativo (firmeware) del equipo y así facilitaba un punto de entrada desde el que los atacantes podían modificar otras centralitas del coche.

¿Y qué conseguían con ello? Lograron interferir el sistema informático de dos vehículos y controlar el encendido del motor, los frenos, la calefacción, las luces, el panel de instrumentos, la radio y los seguros. Lo más sorprendente: Activaron una “secuencia de autodestrucción” que mostraba una cuenta atrás de 60 segundos en la pantalla del ordenador del vehículo y que concluía con el apagado del motor y el bloqueo del cierre centralizado.

Los sistemas de seguridad del futuro tendrán que tener estas cosas en cuenta… Porque asusta un poco que alguien pueda apagar tu coche y encerrarte en él… O incluso bloquear los frenos desde otro coche en marcha, como hicieron durante la prueba (el que conducía llevaba casco y no pasó nada).

Vía: Microsiervos

Informe completo en PDF (inglés): Autosec.org

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta