Logo de Noticias Coches
radar
Patricia Duran

Radares sonoros para evitar la contaminación acústica

¿Quién no ha oído hablar de los radares fotográficos? Muy pocos desconocen su existencia y quizás ya hayas sido víctima de alguno de los que están esparcidos por el territorio español. Pero no te despistes porque un nuevo sistema de radares puede llegar antes de los esperado. Los radares sonoros comienzan a hacerse un hueco con un objetivo muy claro: multar a los coches más ruidosos, desde los que tienen altavoces demasiado potentes hasta los que tienen sistemas de disminución de ruidos ilegales.

Este tipo de radares que captan el exceso de ruido provocado por los coches ha sido bautizado como Hornet. Su funcionamiento es similar al de cualquier otro radar. En primer lugar, el dispositivo capta el ruido del coche en cuestión, seguidamente le hace un pequeño vídeo o foto donde aparece la matrícula. Una vez identificado el vehículo en cuestión, el sistema envía una ticket con los datos a la oficina central. Teóricamente, la centralita puede recibir simultáneamente la información de hasta 8 dispositivos diferentes repartidos por la ciudad.

Pero ¿cómo consiguen captar el sonido de cada coche? Cada radar está compuesto por un conjunto de micrófonos repartidos por toda la superficie, además de una vídeocámara. Cuando el sistema detecta un ruido inusual es capaz de determinar en qué nanosegundo ha sido detectado por cada uno de los micrófonos. Gracias a esos datos, Hornet es capaz de triangular las coordenadas X,Y y Z para averiguar cuál es la fuente de dicho ruido, ayudándose de la imagen tomada previamente por el vídeo para conocer los datos del vehículo.

Bien es cierto que este tipo de tecnología ya ha sido desarrollada por otras empresas, pero el desde Hornet informan de que nunca un radar tan preciso ha salido al mercado. Incluso sería capaz de encontrar francotiradores en zonas de guerra.

De momento la empresa está buscando y negociando con autoridades de algunas ciudades para poner en marcha este proyecto. Algunas, como Nueva York, ya han mostrado su interés en para probar este nuevo sistema. Una propuesta diferente que ayudaría a reducir los niveles de polución sonora de ciudades tan transitadas como Madrid, Barcelona, París o Roma.

Fuente: Hornet Industries

  • contaminación
  • radares