Para los que tenemos una cierta edad el Rally de España Histórico nos sirve para bucear en nuestra memoria y recordar las potentes máquinas que hicieron que floreciera en nosotros la pasión por el deporte del motor. Aquellos increíbles “Rally Valeo” de nuestra juventud, con vehículos y pilotos de primer nivel mundial, con las increíbles etapas nocturnas del Atazar… Para los que tienen algunos años menos también les sirve para hacerse una idea de los que corrían (y sonaban) aquellos “viejos cacharros”, sin tanta electrónica, pero donde las dotes de pilotaje salían a relucir, sin quedar enmascaradas por unas limitaciones reglamentarias tan estrictas como las actuales…

Es un auténtico placer el poder ver de nuevo en acción “auténticas” máquinas de carreras, pensadas exprofeso para la competición, como los Lancia 037 (anticipo de los posteriores y míticos Grupo B) o multitud de Porsche 911, justo cuando se cumplen 50 años de la presentación de la primera generación del deportivo alemán creado por “Butzi” Porsche.

Por supuesto, la repercusión mediática (y de ahí gran parte del éxito de esta prueba) sube muchos enteros con la presencia de la pareja formada por Carlos Sainz y Luis Moya, que repiten participación después de la victoria lograda el año pasado y que, como éste último se encarga de repetir constantemente, se trata de un hecho puntual que le sirve para “desempolvar” su forma tan peculiar de “cantar” las notas, y no deja de ser un puro divertimento. Otra cuestión es la que se refiere a Carlos Sainz, ya que nuestro piloto más laureado en el mundial de rallyes, nunca se toma esto como un juego. Cualquiera que lo conozca mínimamente sabe que siempre intenta exprimir al máximo todo “aparato” que pilote, ya se trate de un buggy (como el del último Dakar), o de un Porsche 911 SC como el que conducía en esta ocasión. Y no solo eso, sino que siempre va más allá intentado optimizar la puesta a punto, de forma que se sienta más a gusto y los tiempos salgan de una forma más fluida. Un auténtico “quebradero de cabeza” para los que trabajan con él, pero avalado por sus siempre fantásticos resultados.

Por otro lado también merece la pena destacar la presencia oficial de SEAT en esta prueba (tras una primera aparición hace 2 años, con el SEAT Panda Grupo 2, ex-Carlos Sainz), mediante su división de Coches Históricos, que para la ocasión había desplazado 3 unidades impecablemente conservadas (inscritas dentro del Trofeo de Regularidad): un SEAT 124 Sport Coupé 1600, un SEAT 124 Especial 2000 y, por último, un SEAT Ibiza 1,5 GLX pilotado por nuestro compañero Manuel Doménech (Director de El Periódico del Motor) y copilotado por Fernando Salvador (Director de Comunicación de SEAT España).

También se contaba entre los inscritos con otros rostros conocidos, como es el caso del ex-futbolista Santiago Cañizares, que a bordo de un Ford Escort MK I ha realizado una más que notable actuación. La nota “exótica” la ponía el equipo japonés KOHEI KUSAKA, que participaba con un Toyota Sprinter Trueno y un Nissan Violet PA11, rodeados siempre de una numerosa “troupe” de atareados mecánicos e ingenieros.

En esta su 5ª edición, el Rally de España Histórico ha estado organizado por el RACE (garantía de profesionalidad y buen hacer), con lo cual se establecía el Circuito del Jarama como el centro de verificaciones técnicas de la prueba para, a lo largo de la mañana del viernes, dirigirse a las inmediaciones del Palacio Real de la capital de España, donde se daría la salida oficial al rallye, entre un gran número de madrileños que querían observar de cerca tan singulares modelos.

La caravana de vehículos se trasladaba posteriormente, en recorrido neutralizado, al Palacio de Congresos de Ávila, donde se establecía el área de asistencia técnica para, sin solución de continuidad, comenzar la primera etapa con un bucle de 2 tramos (que se repetían en 2 ocasiones): El Herradón de 10,94 km y Arrebatacapas de 16,41 km.

Tras la reagrupación y el parque cerrado, la mañana del sábado amanecía con temperaturas muy por debajo de los 0º C, lo que hacía presagiar lo peor para el desarrollo del rallye. Afortunadamente un cielo libre de nubes dejó lucir el sol y que se derritiera el hielo de los tramos, lo que permitió a los pilotos exprimir a tope las mecánicas de sus vehículos.

Durante la segunda jornada el rallye se trasladaba más al oeste, completando un total de 3 tramos (que también se repetían en 2 ocasiones): Burgohondo, de 8,47 km, Mijares de 20,24 km y Serranillos, de 25,03 km.

El resultado final, no por esperado deja de ser noticiable, alzándose con el máximo galardón la pareja Sainz-Moya, seguidos por el Porsche 911 RS de Ferreiro-Anido y el Lancia Rally 037 de Pedro-Skeggia, que este año le han puesto las cosas más difíciles al campeonísimo español aquejado de diversos problemas de motor, arrebatándole la victoria en varios tramos, la mañana del sábado.

A continuación os mostramos pormenorizada la clasificación final scratch, en sus 10 primeras posiciones:

PosiciónEquipoVehículoTiempoDiferencia
1SAINZ-MOYAPorsche 911 SC1h 34’38″60
2FERREIRO-ANIDOPorsche 911 RS1h 35’53″8+1’15″2
3“PEDRO”-“SKEGGIA”Lancia Rally 0371h 36’23″4+1’44″8
4PIÑEIRO-FIGUERASPorsche 911 T1h 39’02″2+4’23″6
5SAINZ-CATTANEOLancia Rally 0371h 39’19″7+4’41″1
6WAGNER-ZAUNERPorsche 911 SC1h 42’58″4+8’19″8
7BORJA-BARCIAPorsche 911 SC1h 44’01″2+9’22″6
8FONT-JULIÀFord Escort MK II1h 44’16″3+9’37″7
9MYRSELL-JUNTTILAPorsche 911 RSR1h 45’07″5+10’28″9
10CAÑIZARES-LOPEZFord Escort MK I1h 45’27″7+10’49″1

Incluimos, por último, dos vídeos de las cámaras “on-board” que los compañeros de Centímetros Cúbicos montaron en el Porsche 911 SC de Sainz y Moya. Para que veáis que no están precisamente anquilosados, y su máquina tampoco… ¡Un verdadero espectáculo!:



Galería de imágenes:

Ver galeria (25 fotos)

1 COMENTARIO

  1. Yo lo seguí y fue un verdadero lujo, sainz y moya increibles, bueno la verdad que los 3 que tuvieron podio dieron un buen expectáculo.

Deja una respuesta