El Ferrari Dino es uno de los vehículos con más historia en la firma de Maranello. Se trata de un coche que tiene una historia algo trágica detrás. Toma su nombre de Alfredo (Alfredino) Ferrari, único hijo legítimo de Enzo Ferrari, que murió en 1956 con apenas 24 años debido a la distrofia muscular que sufría. El coche que lleva su nombre fue el proyecto en el que había estado trabajando en sus últimos tiempos, aunque por desgracia no llegaría a ver el resultado final.

Y centrándonos en el coche, el resultado fue sublime. Se trató del primer modelo de producción, del ejemplar que esta destinado a triunfar y llegar a un público más extenso. Era más asequible que los anteriores y exclusivos coches con mecánica V12, para el Dino se empleó el V6 que había creado Alfredino y que había sido utilizado en competición, montado en posición central. En marzo de 1968 salió a la venta el primer Ferrari Dino 206 GT.

La denominación venía a significar que contaba con un motor de 2.0 litros y 6 cilindros, que en ese caso desarrollaba 180 CV de potencia. Más adelante llegó una versión más potente, el 246 GT con motor de 2.4 litros y 195 CV o el exclusivo 246 GTS. La denominación Dino también fue utilizada en el 308 GT4 2+2, el primer ejemplar con mecánica V8 y 250 CV, que tenía un tamaño superior e iba dirigido a otro público.

Este pequeño repaso a la historia del Ferrari Dino se debe a que se está celebrando su 50 aniversario. Por suerte, medio siglo después, todavía hay propietarios que conservan sus deportivos en perfecto estado. No hace falta más que ver el evento celebrado en Maranello y que reunió nada menos que a 150 unidades del Dino. La foto aérea en la pista de Fiorano pasará a la historia y servirá para recordar la grandeza de uno de los Ferrari más vendidos, que terminó marcando una época.

Fuente: Ferrari

Galería de fotos:

Ver galeria (12 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta