El Renault 5 es uno de los coches franceses con más historia. Llegó al mercado en 1972 y rápidamente se convirtió en un superventas gracias a sus innovaciones y equipamiento. La primera generación marcó época y en 1985 se comienza a vender su segunda generación, también conocida como Renault Supercinco. Precisamente ese año llegó un prototipo de lo más curioso, un Renault 5 con puertas deslizantes.

El objetivo era crear una variante que fuera más amplia y habitable. El resultado fue este Renault Super Van Cinq, un modelo conceptual creado por el carrocero francés Heuliez. Para conseguir un mayor espacio interior, su carrocería era 34 cm más larga, llegando a los 3,93 metros. Aunque hoy en día esa longitud pueda parecer ridícula (sería un segmento B actual), este modelo contaba con nada menos que siete plazas.

La versatilidad de este modelo era sobresaliente, pues gracias a sus asientos modulables se podía disponer de las siete plazas o convertir su parte trasera en una cama. Para mejorar su acceso contaba con una puerta deslizante trasera en el lado derecho del coche. La puerta delantera del copiloto se mantenía intacta, al igual que la del conductor. Una solución muy llamativa por su lógica y también por su asimetría.

A pesar de sus siete plazas y su puerta deslizante, la idea no terminó de cuajar y el Renault Super Van Cinq no llegó a producirse nunca. Puede que fuera un modelo adelantado a su tiempo o que se tomara una buena decisión al no hacerlo, eso nunca lo sabremos. Lo más actual que nos recuerda a este prototipo es el Peugeot 1007 con sus dos puertas deslizantes, aunque claramente no es el mismo concepto. Sin duda el Super Van Cinq se merecería entrar en nuestra lista de puertas extrañas.

Fuente – Jalopnik

Galería de fotos:

Ver galeria (3 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta