Se avecinan cambios en Renault. El fabricante francés tiene previsto hacer modificaciones en algunos de sus centros de producción. Es el caso de la fábrica de Renault en Valladolid, que va a despedirse de uno de los modelos que ensambla en la actualidad. Por suerte, no es de los más importantes. Esta planta dejará de hacer el Renault Twizy para dedicarse a producir baterías para los híbridos enchufables de la marca.

Ese anuncio llega después de que se dijera que en España se fabricarían las versiones híbridas enchufables de los Renault Captur y Megane a partir de 2020. Precisamente las baterías que comenzarán a hacer en Valladolid serán para el SUV (se fabrica en esa misma planta) y para el compacto (se fabrica en la planta de Palencia). Por otro lado, la producción del Twizy se trasladará a Corea.

Eso tendrá consecuencias para la planta vallisoletana, aunque la marca cree que serán positivas. Afectará a los contratos eventuales en el centro, pues actualmente trabajan de manera estacional 33 personas en el ensamblaje el Twizy. Los sindicatos han pedido que esos contratos tengan la misma continuidad que la que se da a los de la planta de Carrocerías Montaje. Además, la producción de baterías requerirá 70 trabajadores cuando sea estable.

Todavía no se ha concretado la fecha para dejar de hacer el Twizy y comenzar con las baterías, sin embargo, todo apunta que comience en el primer trimestre de 2019. Hay que empezar a trabajar en estos componentes para estar preparados a la llegada de las versiones enchufables del Captur y del Megane que se comenzarán a producir en 2020. Estaremos atentos a los detalles sobre esta mecánica, pues todavía no se han pronunciado en torno a ella.

Fuente: EFE

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta