Renault Zoe Dacia Spring EuroNCAP – 4
Mario Nogales

El Renault Zoe y el Dacia Spring salen mal parados de las pruebas EuroNCAP

Las pruebas EuroNCAP son el indicador de seguridad de los coches en Europa por excelencia. Este organismo independiente somete a los vehículos a estrictos test de choque, adaptándose a las necesidades con el paso del tiempo, y otorgando puntuaciones que van desde las cero hasta las cinco estrellas. Recientemente se han publicado resultados de algunos coches y ha sorprendido lo mal parados que han salido el Renault Zoe y el Dacia Spring, dos de los eléctricos franceses más prometedores.

El caso del Renault Zoe ha sido el más flagrante, pues no ha obtenido ninguna estrella EuroNCAP, teniendo la peor puntuación posible en las pruebas. Es algo llamativo, teniendo en cuenta que es un modelo que salió en 2013 y que ha obtenido buenos niveles de ventas, además de una calificación positiva en cuando a seguridad antes de la actualización. Sin embargo, en este modelo no se ha evolucionado en este ámbito en la misma medida que las pruebas, en realidad se ha retrocedido.

La organización EuroNCAP afirma que muchos fabricantes han escatimado en gastos a nivel de seguridad para que sus eléctricos sean más asequibles. En el caso del Renault ZOE se ha montado un airbag de tórax menos eficaz que el del anterior modelo, que era un airbag lateral que protegía la cabeza y el tórax. Eso supone un paso atrás y se refleja en que en las pruebas saque mala nota en protección en accidentes, también en protección para usuarios vulnerables y en tecnologías de seguridad (saca solo un 14 % al tener en cuenta las que trae de serie).

Pero el Zoe no es el único del grupo francés que suspende EuroNCAP. El Dacia Spring, recién lanzado eléctrico de bajo coste de la marca rumana, se ha quedado con una sola estrella en las pruebas. El motivo de esta puntuación viene de base, pues este vehículo utiliza la plataforma del Renault Kwid, diseñado para mercados emergentes como India o Brasil. Eso hace que saque malas notas en las pruebas de choque, observando un alto riesgo en lesiones en el pecho del conductor y la cabeza del pasajero trasero en impactos frontales.

EuroNCAP ha lamentado estos resultados y se lo ha reprochado directamente a Renault. Afirman que el Laguna fue el primero coche en obtener las cinco estrellas en 2001 y que es decepcionante que la seguridad haya sido un daño colateral en su transición hacia la electromovilidad. En el caso del Zoe tiene mayor delito al haber mejorado en muchos campos, pero sin actualizar nada de su seguridad, ni los airbags ni el equipamiento de serie.

Fuente: EuroNCAP

Galería de fotos:

  • Dacia
  • Dacia Spring
  • EuroNCAP
  • Renault
  • Renault Zoe
  • seguridad vial