Hace un tiempo se habló de un posible Cupra Ibiza que iba a ser el tope de gama para el popular utilitario. Ahora que parece que ese modelo ha quedado descartado, toca conformarse con la versión más potente comercializada por SEAT. Aunque el Ibiza lleva en el mercado desde 2017, ahora llega una nueva combinación al mercado que no dejará a nadie indiferente. El SEAT Ibiza 1.5 TSI 150 CV DSG tiene mucho de lo que hablar.

Aunque anteriormente hemos visto como el Ibiza Cupra ha superado los 180 CV de potencia, en este caso hay que conformarse con unos nada despreciables 150 CV y 250 Nm de par. Provienen del motor de gasolina de cuatro cilindros 1.5 TSI, uno de los más populares actualmente en la marca y que ya hemos probado en otros modelos como el recién lanzado SEAT León. Esta versión quedará por encima del resto con el 1.0 TSI de tres cilindros, que ofrece 95 o 115 CV.

La otra peculiaridad de esta versión es que va ligada a la transmisión automática DSG de doble embrague y siete velocidades. Esta popular caja destaca por unos cambios suaves y rápidos, también estaba disponible en otras versiones con el motor de tres cilindros motivado por el aumento de demanda de automáticos. Este SEAT Ibiza será el más rápido al acelerar de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos y lograr una velocidad máxima de 219 km/h.

Por otro lado, sus consumos y emisiones no son nada disparatados. Homologa entre 5,6 y 6,4 l/100km según ciclo WLTP y unas emisiones de CO2 de entre 128 y 147 g/km. El SEAT Ibiza 1.5 TSI 150 CV DSG está disponible con el acabado FR con un precio de partida de 24.930 euros. También hay una edición especial FR GO que por 25.430 euros suma elementos como el sistema de navegación con pantalla de 8 pulgadas con conectividad Full Link y SEAT Connect durante un año, sensores de parking delanteros y traseros, cámara de visión trasera y cristales traseros oscurecidos.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta