El nuevo ciclo de homologación WLTP que entraba en vigor este mismo mes de septiembre ha revolucionado el sector del automóvil. En nuestro país se ha aprobado una moratoria y hasta 2021 habrá un régimen transitorio en el que se usarán los valores correlados entre el antiguo ciclo NEDC y el nuevo WLTP. Y además está afectando a la producción en algunas de las fábricas nacionales. SEAT Martorell dejará de producir unos 10.000 coches debido a este tema.

Así lo ha confirmado Matías Carnero, el presidente del comité de empresa de Seat, que ha centrado el problema en el abastecimiento de motores por parte de la central. Hay que recordar que el nuevo ciclo de homologación es mucho más riguroso y se han endurecido los procesos. De esta forma se habla de un “desabastecimiento parcial”, mientras que se está dando prioridad a las versiones más rentables para que el impacto sea el mínimo posible.

Finalmente el acuerdo al que se ha llegado es el de cerrar la línea de montaje 1 durante los cuatro sábados de septiembre, dos domingos en turno de noche y otros tres días entre semana. Por otro lado, la línea 2 estará cerrada durante dos sábados. Con esto se calcula que se dejarán de hacer unas 7.000 unidades en septiembre y la cifra podría ascender a las 10.000 unidades con algunos ajustes que se harán entre octubre y diciembre.

Es una mala noticia, pero no llega al nivel de la que ha vivido en la planta de Landaben de Volkswagen. Allí se han visto obligados a cerrar por completo durante ocho días (del 3 al 12 de septiembre). Además en la fábrica de Navarra se ha aplicado un ERE temporal, algo que no se plantean en SEAT Martorell. Parece que las nuevas previsiones de producción anuales se colocan algo por debajo del medio millón de coches debido a estos ajustes.

Fuente: EFE

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta