La crisis económica ha convertido al coche en un artículo de lujo, prescindible para los consumidores, que a pesar del preocupante envejecimiento del parque automovilístico español, no pueden hacer frente a la compra de un coche nuevo. La industria automotriz está siendo duramente golpeada por la pérdida de poder adquisitivo de los ciudadanos, que ha provocado un descenso de las ventas y un preocupante estancamiento del sector.

Las firmas se empeñan en incentivar el consumo a través de ofertas y promociones que, a juzgar por los resultados, no han tenido los resultados esperados. Hace aproximadamente dos años, la Federación Española de Familias Numerosas (FEFN), llegó a un acuerdo con algunas de las marcas de automoción más importantes para la puesta en marcha de descuentos en la adquisición de un nuevo vehículo. Se pretendía con ello que las familias numerosas se animaran a acudir al concesionario, pero la situación económica actual ha podido más que los descuentos.

Esta misma semana, Seat anunciaba su retirada del acuerdo, algo que habían hecho con anterioridad Fiat, Ford y Kia. La compañía justifica la decisión asegurando que la rebaja no ha tenido un aspecto positivo en las ventas, aunque precisan que continuarán con el lanzamiento de promociones que ayuden a paliar la mala situación por la que atraviesa el mercado automotriz.

En estos momentos son Hyundai, con un descuento de entre el 1% y 2%, Land Rover, 12,6% en Discovery y Freelander 2, Mercedes-Benz, 16% en Viano y Renault/Dacia, con descuentos de entre 500 euros y 1.500 euros en Espace, Grand Scenic, Trafic y Logan Break, las firmas que más están apoyando a las familias numerosas.

Vía: Motorafondo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta