Madurar es un concepto muy relativo. Podemos tomar decisiones adultas y responsables, pero también es cierto que todos tenemos a un niño en nuestro interior (y si dices que no, mientes). Muchos de nosotros soñamos con tener algún modelo icónico, pero que ya es inaccesible para la mayoría de los mortales, a no ser que estés dispuesto a reducir la escala. Coge a este Shelby Cobra 289 Junior, mucho más barato que el original, como ejemplo.

También es posible que hayas tenido una buena vida y quieras darle algo más interesante a tus hijos que una detallada maqueta del coche. ¿Qué le das a un niño que lo tiene todo? Bueno, podrías no malcriarlo, pero si eso está fuera de discusión, entonces podrías probar suerte con juguetes aún más caros. Por supuesto, también podrías inyectarles el virus del motor con un coche de pedales, o si el presupuesto lo permite, algo tan chulo como este Cobra Junior.

Antes de abordar el tema del presupuestario (y otros detalles) requeridos para tal compra, primero veamos qué es lo que hace especial a este pequeño coche para infantes (o mayores de tamaño escueto). Construido para replicar el aspecto del icónico descapotable desarrollado por Carroll Shelby con la base de un AC Ace británico, la máquina que ves está acabada en el clásico tono Shelby Blue adornado de extremo a extremo con las rayas blancas de carreras.

A nivel de acabados, podemos encontrar faros completamente funcionales y una bocina. Pero bajo lo que la vista percibe hay algo aún más interesante: un chasis de acero, una carrocería de plástico reforzado con vidrio, frenos de disco delanteros y traseros, suspensión totalmente independiente y un sistema de dirección descrito como “sofisticado”. Solo por todas estas características, ya podemos afirmar que está a un nivel igual o superior al del McLaren 720S correpasillos.

Y como no querrás que el pequeño (o tú mismo) se preocupe a la hora de moverse por ahí, el Shelby Cobra 289 Junior también viene con un motor de combustión interna de un solo cilindro y 110 centímetros cúbicos. Desconocemos la potencia que desarrolla el bloque, pero podemos afirmar que puede empujar a este juguete de niños mayores a una velocidad máxima de hasta 64 km/h. ¿En serio hay algún coche de juguete que se parezca tanto a uno de tamaño real?

Claro que, si hoy en día comprar un Shelby Cobra en buen estado está solo al alcance de unos pocos, en este caso podríamos decir que va acorde con lo que podríamos esperar de una réplica miniaturizada de algo que no deja de ser un Cobra en tamaño reducido. RM Sotheby’s lo ha subastado recientemente en la cita anual de Amelia Island, Florida, por 19.900 dólares (unos 17.000 euros), es decir, lo mismo que un compacto bien equipado.

Fuente: RM Sotheby’s
Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta