Una de las profesiones más tristemente infravaloradas es la de diseñador gráfico. Personas encargadas en muchos casos de resumir toda la esencia de una marca en un logotipo.

Y es que los “logos” tienen una personalidad propia que comunica aquello que las marcas quieren que sepamos de ella. En algunos casos puede ser su historia, y en otros casos como imaginan el futuro.

Sin embargo, ante la avalancha de logotipos en nuestro día a día muchas veces resulta difícil pararse a pensar que significado hay detrás de ellos. Es esa la razón que nos mueve a reunir varios de los logotipos de las marcas de coche más populares e icónicas del motor. ¿Vamos allá?

Audi

August Horch, fundador de la marca había creado antes la compañía A.Horch & Cie. Corrían tiempos difíciles y August decidió abandonarla para inciar otro proyecto. Debido a que no podía utilizar otra vez su nombre en un proyecto totalmente nuevo, se le ocurrió escoger Audi que en latín significa “escuchar”, significado que compartía en alemán con su apellido Horch.

Más adelante, al frente de Audi convenció a la dirección de su antigua empresa y junto con DKW y Wanderer, para fusionarse en Auto Union AG. De esta manera en 1932, se creaba el logo de los cuatro aros en representación de las cuatro empresas que se crearon con el fin de empezar algo nuevo juntas.

Alfa Romeo

Alfa Romeo no nació como tal en sus inicios, sino que en 1910 se creaba en Milán la marca “Alfa”, que englobaba las siglas de Anonima Lombarda Fabbrica Automobili.

Más adelante y como consecuencia de las dificultades financieras atravesadas durante la primera guerra mundial, Nicola Romeo adquiere la compañía. Y con su propiedad llega también el bautizo de la nueva marca ya conocida como Alfa Romeo.

En cuanto a su logo, se representan varios símbolos bastante representativos de su origen. A la izquierda, la cruz roja sobre fondo blanco representa la bandera de la ciudad de Milán. A la derecha encontramos una serpiente gigante devorando a un humano. Se trata de “il biscione”, el escudo de armas de la familia Visconti de Milán, una dinastía que gobernó la ciudad durante la Edad Media y primeros años del Renacimiento.

Aston Martin

Aston Martin, deriva del nombre de uno de sus fundadores, Lionel Martin, así como de la primera carrera que ganaron a bordo de un “Aston Clinton Hill”.

El logotipo por su parte, son unas alas desplegadas que representan la velocidad de estos coches.

BMW

BMW, son las siglas de Bayerische Motoren Werke. Y cómo se intuye de su nombre, fue fundada en la región de Baviera. De ahí los colores azul y blanco del logotipo en homenaje a los mismos colores de la bandera del estado federado.

El logo en sí recuerda a una hélice en movimiento, que sin embargo no cobró dicho significado hasta que en 1929 la marca decidió hacer una campaña de publicidad haciendo ese juego de imagen con aviones reales. Un posible guiño al pasado del fabricante cuando se dedicaba a fabricar motores de aviones.

Citröen

El “chevrón” es un símbolo geométrico que tiene forma de compás, conocido por determinar el rango militar. Una forma que fascinó a André Citroën cuando de viaje en Polonia, se fijó en como aquella forma en los engranajes de madera aumentaba  la resistencia de los molinos.

Pensó que sería una buena idea imitar aquella forma en los engranajes industriales. Y así fue. Patentó la idea y se hizo millonario, símbolo que incorporó al logo de su compañía como un recordatorio de la importancia de la innovación y la tecnología.

Jaguar

Jaguar tampoco nació como tal, ni siquiera en sus inicios se dedicaba a la fabricación de automóviles.
Sino que en 1922 se creaba la sociedad SS Cars dedicada a la fabricación de sidecars para motos.

Poco duró aquella actividad, para centrarse definitivamente en la fabricación de automóviles.
De todos aquellos primeros coches, uno destacó entre todos. El SS Jaguar 100. Apodado el “Jaguar” debido a su velocidad como el felino. Llega la segunda guerra mundial y la fabricación se paraliza.

La gente ya no asocia el nombre de SS a la compañía de coches, sino al temido cuerpo militar nazi. Es así, como la antigua SS Cars pasa a llamarse Jaguar Cars Limited, adoptando el jaguar como logotipo de la nueva marca.

Mercedes-Benz

El logo de Mercedes y la propia marca es fruto de una evolución en el tiempo. El guión en “Mercedes-Benz”, efectivamente separa dos empresas, Daimler-Motoren-Gessellschaft (Mercedes) y Benz & Cie.

Y el nombre de Mercedes, procede de una pequeña confusión. Emil Jellinek, un empresario acaudalado, encargó varios coches a Daimler, pidiendo que llevasen el nombre de su hija “Mercedes”. Así el empresario decidió negociar con los coches, y cómo Daimler se había ya fusionado con Benz; utilizó el nombre de Mercedes-Benz.

¿Pero entonces donde está la confusión? Pues bien, la hija de Emil no se llamaba Mercedes sino Adrienne. No sabemos si había otra Mercedes por ahí, pero lo más probable es que simplemente le gustase aquel nombre.

El logo también tiene sus enredos. El primer logotipo de Mercedes era un simple óvalo con el nombre de la marca. La famosa estrella no llegó hasta la fusión de Mercedes-Benz, ya que el logo de Mercedes ya tenía la estrella de tres puntas. Así en 1926, el logotipo que quedó era simplemente una fusión de las dos empresas, primando el diseño de la estrella de Mercedes.

Ferrari

“Il Cavallino Rampante” es el emblema que representa a los coches más soñados del mundo. El origen del famoso caballo se remonta al escudo de la familia aristócrata, Baracca. Francesco Baracca, se convirtió en un héroe de la primera guerra mundial al mando de su avión combatiendo con mucho éxito hasta su muerte en combate.

En una carrera que disputaba un joven Enzo Ferrari, tuvo la ocasión de conocer a la madre de Francesco, la condesa Paolina Baracca. Ella le pidió a Enzo que luciera en honor de su hijo el escudo de la familia. Enzo asintió con la condición de que el caballo estuviese pintado de negro como señal de luto ante los numerosos pilotos italianos que habían perdido su vida. El fondo amarillo por su parte, representa uno de los colores que tiene la bandera oficial de Módena.

Peugeot

La marca creada por los hermanos Jean-Fréderic y Jean-Pierre Peugeot adoptó la figura del león en 1847. Aquel léon estaba pisando una flecha, y no fue hasta el año 1858 que aquel símbolo se patentó como la marca oficial.

El logotipo fue evolucionando hasta la fecha, cambiando principalmente el tamaño del mismo.

Renault

Desde que los hermanos Renault iniciasen su aventura empresarial el logo ha ido evolucionando en el tiempo. No fue hasta el año 1925 que apareció el famoso rombo.

Pero fue el rediseño del artista Victor Vasarely en 1972 el que creó las pautas del logotipo de la actualidad. Así nacía por tanto las rayas paralelas que conservan a día de hoy el logo de la icónica marca francesa.

Rolls-Royce

La famosa estatuilla conocida como The Spirit of Ecstasy (espíritu del éxtasis) guarda detrás una historia de amor e infidelidades. El lord John Walter Edward, mantenía una relación extramatrimonial con una amante de nombre Eleanor Velasco.

Como muestra de su amor, contactó con el escultor Charles S.Sykes, para pedirle un adorno en su Rolls Royce. Como modelo utilizó a Eleanor quedando inmortalizada en esa pieza de nombre “The Whisper” (el susurro).

La dirección de Rolls-Royce, que guardaba amistad con el propio Walter Edward, decidió utilizar la misma pieza para ponerla de manera definitiva en todos los modelos. La pieza que llega a cotizar en torno a los 1.000 $ en portales de coleccionismo, es única debido a su artesanía. Cada figura se prepara con un molde único, por lo que no hay dos que sean exactamente iguales. Y ni pienses en intentar arrancarla de un Rolls, el coche cuenta con un sistema antirrobo al tocarla.

Toyota

La historia de Toyota, nace de la inquietud de un joven llamado Sakichi Toyoda. Harto de ver como su madre se enredaba con los hilos de coser, decidió ayudarla creando su propia máquina de tejer. Su invento, puso los cimientos de la empresa textil Toyoda.

Toyota como tal, nació años más tardes cuando el hijo de Sakichi, Kiichiro Toyoda crease una división nueva dedicada a fabricar automóviles. Esta nueva división se llamó Toyota, de la unión entre “Toyo”, que significa abundancia y “ta” que quiere decir “arroz”.

No fue hasta el año 1989 que apareció el logotipo de la actualidad. Formado por tres elipses, éstas representan cada una al cliente, el producto y la expansión de la empresa (su futuro).

Volvo
Independientemente de ser una marca sueca, país conocido por sus valores progresistas como el feminismo, la marca ha estado siempre rodeada de cierta polémica. Algunos colectivos han denunciado que el símbolo hace referencia a la fuerza y virilidad del hombre.

La marca por su parte siempre ha argumentado que su origen se debe a una cuestión puramente mitológica. El símbolo representa a Marte, el dios de la guerra, con un escudo y una flecha apuntando al cielo. Sin embargo, estas declaraciones de la compañía no han cesado las insinuaciones de una declaración de los atributos masculinos por parte de la marca escandinava.

Volkswagen

Es fácil observar que el logo de la marca son la v y w de las palabras “Volks” (del pueblo) y “Wagen” (coche). Es decir, del alemán, “el coche del pueblo”. El proyecto nació en plena alemania nazi como un intento de crear un coche que pudiesen conducir todos los alemanes.

Los devastadores efectos de la segunda guerra mundial acercaron a la marca a la desaparición, pero su gestión dió una vuelta 360º tras las brillantes campañas de publicidad con las que cambiaron su imagen.
En EE.UU., se convirtió en un éxito de ventas gracias a la publicidad de la agencia “DDB” del publicitario judío Bill Bernbach.

El logo por su parte, evolucionó de uno que incorporaba la esvástica, al que conocemos hoy con las iniciales enmarcadas en un círculo con fondo azul.

Fuente: Brandemia

2 COMENTARIOS

  1. El origen del nombre de Mercedes fué ese pero, la estrella significa que fabrican motores para vehículos y naves que se mueven por tierra, mar y aire, por eso una estrella de tres puntas, y el de Volvo es el simbolo del hierro, lo eligieron porque representa la dureza.

  2. Así es que la gestión en Volkswagen dio un giro de 360°. Pues que bien, entonces se quedaron igual que estaban, no?
    Para dar un cambio radical el giro tendría que haber sido de 180°. No?

Deja una respuesta