Imagina un simulador de carreras de Fórmula 1 equipado con los neumáticos originales Pirelli F1 y pinzas de freno Brembo. Pues así es este simulador de carreras de coches de alta gama, descrito como uno de los simuladores más realistas en el mercado.

Cuenta con tres pantallas TFT de 23 pulgadas y un sistema de altavoces de 5.1 suficiente para volarte las orejas.  Por supuesto, el cockpit es una réplica exacta de un monoplaza de F1. Y claro, lo pueden fabricar por encargo, para que luzca los colores del equipo elegido por el comprador.

Este juguete de niño grande será instalado por los ingenieros de la empresa, que también entrenarán al nuevo propietario para que aprenda a usar los controles y el obtener el máximo rendimiento de este juguete de lujo que cuessta 144.790 dólares, unos 120.000 euros.

Desde la empresa, que lleva fabricando simluadores desde 1986, aseguran que este simulador único ha sido diseñado para ofrecer una impresionante experiencia de conducción a cualquier fan de Fórmula 1, que podrán practicar las mismas habilidades de conducción y técnicas que los pilotos oficiales.

En el corazón del simulador se encuentra un procesador Intel Core i7. Y numerosos detalles exteriores son de fibra de carbono y otros materiales que emplean los monoplazas reales. Las grandes pantallas crear una experiencia de conducción precisa y envolvente, y los usuarios pueden elegir entre todos los equipos de carreras de F-1 actuales y pueden competir en todos los circuitos del gran circo, por supuesto.

En coches.com ya habíamos visto algunos simuladores alucinantes, como el fabuloso CXC Motion Pro II Simulator, el espectacular TL1 o el extremo Motion Sim. También otros bien curiosos, como este otro simulador para los más cerveceros o incluso el videojuego convertido en vehículo. Aunque reconocemos que este nos ha hecho la boca agua

Fuente: CostCo
Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

3 COMENTARIOS

  1. Pues se aprecian dos defectos bien grandotes:
    1- Lo de las pantallas parece una chapuza
    2- Da la impresión que la estructura es estática y no simula los movimientos del monoplaza.
    Para tanto dinero podían haber afinado un poco más.

  2. Capricho de alguien muy forrado y que quiere un coche de F1 metido en su salón de juego. Porque es verdad que parece que el precio desorbitado es por ser réplica de un coche, pero como simulador parece poco conseguido, en lo relativo a imitar movimiento y realismo al jugar. Para simuladores buenos y agitados, mucho mejor los que se citan al final del post.

Deja una respuesta