Imagina poder cambiar el ángulo de la rueda de tu coche, en movimiento, para poder ahorrar combustible o ganar en dinamismo. Sí, es algo con lo que se juega en competición y para lo que precisas ingenieros y mecánicos, pero ahora un australiano ensaya un sistema para hacerlo en coches de producción, en marcha.

Se trataría del primer sistema de alineación de ruedas activo en el mundo, que promete reducir desgaste en los neumáticos bajando la resistencia a la rodadura. Y no creas que se trata de una idea sobre el papel. Ya está en fase de pruebas, por varios fabricantes de coches y camiones.

El sistema de alineación activa de ruedas (AWAS) Doftek, diseñado y desarrollado en Australia, ya está listo para ser licenciado a fabricantes de vehículos, y también puede ofrecerse como un producto del mercado de accesorios, sobre todo para los deportes de motor. El principal objetivo en la primera fase es llegar a integrarse en vehículos de lujo y de alto rendimiento, además de coches eléctricos (pues ayudaría a ampliar la autonomía de la batería)

«Los automóviles de hoy son tan sofisticados que existe control electrónico para todo, excepto para lo más importante que controla el contacto con la carretera: la alineación de las ruedas», dice el inventor y cofundador de Doftek, Geoff Rogers.

 

El Doftek AWAS funciona alterando el ángulo de la rueda de un automóvil mientras está en movimiento. Al ajustar electrónicamente la inclinación, segura que puede mejorar el comportamiento en curva al menos un 15 % (trabajan en una segunda versión que alcazaría el 29 %), al tiempo que reduce la resistencia a la rodadura y el desgaste de los neumáticos en un 10 %. Puede instalarse en las ruedas delanteras, o en todas, de un vehículo de pasajeros, en las ruedas de un camión o en las de su remolque.

En la conducción en carretera puede ajustarse la inclinación para reducir la resistencia a la rodadura y ahorrar combustible. También reduce el desgaste de los neumáticos y reduce ruido y vibraciones para una conducción más cómoda. Al tomar una curva, donde el agarre lateral es vital, puede ajustarse en pleno movimiento.

En primera generación de su invento, la inclinación y la inclinación de cada rueda se modifican en el mismo ángulo, pero Rogers dice que los desarrollos ahora en marcha pueden ajustar de forma independiente el ángulo de las ruedas para que la rueda interior, por ejemplo, se incline más para un mejor agarre.

«Al ajustar el ángulo de la rueda, podemos reducir la temperatura en más del 10 por ciento», asegura Rogers. «Con temperaturas uniformes de los neumáticos, podemos reducir el desgaste y erradicar el desgaste desigual de los neumáticos».

En camiones y remolques, además de extender la vida útil de los neumáticos y reducir las emisiones,  ayudaría a ajustar las ruedas para reducir el radio de giro. Tres beneficios claves en la industria del transporte. Y ojo, que de extenderse su uso podría incluso llegar a variarse el diseño de los neumáticos, con nuevos diseños en la banda de rodadura o y nuevos compuestos, más ligeros y menos sensibles al calor.

Doftek comenzó hace dos años su trabajo y ya se ha fabricado la primera versión, que realiza el ajuste de la alineación de las ruedas en marcha a través de un interruptor selector de tres modos (Normal, Sport y Sport +, con 0 grados, -1,5 grados y -3 grados de inclinación respectivamente para adaptarse a diferentes condiciones de conducción.

Esta primera versión se ha probado en un Audi TT RS, mientras que un Mercedes-AMG GT S ya cuenta con la versión mejorada, que puede ajustar la inclinación de cada rueda. Así, la rueda del lado derecho puede inclinarse -2,8 grados y la del lado izquierdo -0,2 grados para maximizar el agarre en curva, por ejemplo.

Fuente:Doftek

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta