Logo de Noticias Coches
Skoda 1200 – 2
Mario Nogales

Skoda 1200: se cumplen 70 años del precursor con carrocería de acero

Skoda es una empresa que tiene más de un siglo de vida. En sus inicios comenzaron con las bicicletas, aunque en 1905 ya habían diseñado su primer coche. También destacaron por creatividad y soluciones técnicas desde el principio, llegando una mejora en la producción sustancial en 1952. Se trató de la carrocería flotante de acero con guardabarros integrado, un componente que sustituyó a las anteriores hechas con bastidores de madera. El modelo que la estrenó fue el Skoda 1200 y vamos a contar su historia.

En primer lugar, decir que el proyecto data de 1948 y que representaba una evolución del concepto de chasis dotado de un bastidor tubular central. En el Skoda 1200 se apreciaba una bifurcación en la parte delantera para albergar un motor de gasolina con control de válvulas OHV y novedades como las camisas de cilindro húmedas. Josef Velebný fue el principal responsable de esta tecnología, que también investigaba las carrocerías a nivel aerodinámico con modelos de madera a escala 1:5 y 1:10 en un túnel de viento de 1,8 metros de diámetro.

Y volviendo al Skoda 1200, la nueva carrocería de acero conseguía ser más ligero, con un peso de apenas 1.050 kg. Esta mejora, en la práctica, se traducía en un mayor espacio interior y una mayor seguridad pasiva. El sedán de cinco plazas contaba con un maletero dividido que incluía una rueda de repuesto y una caja de herramientas. Al tener la palanca de cambios estuviera en la columna de dirección, el conductor apenas tenía que soltar el volante para cambiar y liberaba espacio de la consola central.

El Skoda 1200 también será recordado por su comportamiento, gracias a una suspensión trasera independiente y datos llamativos como su velocidad máxima de 105 km/h o un consumo de 10 l/100km. A principios de 1953 se decidió aumentar su gama con una variante familiar, el 1200 STW con una puerta trasera de una sola pieza con apertura lateral. Destaca por el asiento trasero abatible y la enorme superficie de carga. Posteriormente, en 1956, recibió su primera actualización bautizada como 1201.

A pesar de que su producción fue breve, le trajo muchas alegrías a la marca checa. En menos de una década (fue retirado en otoño de 1961) se vendieron 67.071 unidades del Skoda 1200 y 1201, correspondiendo 27.000 ejemplares a la carrocería sedán y los 15.000 restantes con la familiar STW.

Galería de fotos:

  • berlina
  • coches clásicos
  • Skoda