Fue en la década de los 80 cuando se desarrolló el primer automóvil y, aproximadamente dos décadas después, los hermanos Wright en Carolina del Norte (Estados Unidos) inventaron el primer avión exitoso. Hoy en día, el mundo está un poquito más cerca de combinar esos dos conceptos, ya que una empresa de tecnología japonesa de nombre SkyDrive ha declarado que ya ha completado un vuelo de prueba tripulado de un “coche volador”.

El modelo en cuestión ha sido bautizado como SD-03, y se trata de un vehículo eléctrico de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL). El híbrido entre avión y coche tiene un asiento y opera con ocho motores y dos hélices en cada esquina. En palabras de Tomohiro Fukuzawa, director ejecutivo de SkyDrive, el SD-03 uno de los más compactos en tamaño y más ligero en comparación con otros diseños, como el del Terrafugia TF-X, el ASKA eVTOL o el S-A1 de Uber y Hyundai. Mide 3,6 metros de largo, 3,10 m de ancho y 1,1 m de alto.

Sin embargo, y como se puede apreciar inteligentemente, el SkyDrive SD-03 no tiene ruedas y no es capaz de circular por una carretera como lo haría cualquier otro coche. Vuela, sí, pero no se puede conducir, así que no, no es un “coche volador”, es un pequeño (el más pequeño del mundo) avión eléctrico que puede despegar y aterrizar como lo haría un helicóptero. Grosso modo, se puede decir que es un gran dron en el que puedes sentarte. “SkyDrive quiere hacer realidad una sociedad donde los coches voladores sean un medio de transporte accesible y conveniente en los cielos”, dice Fukuzawa.

Se suponía que la demostración inaugural tendría lugar durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, pero la pandemia que estamos padeciendo lo ha impedido. Al menos a medias, ya que el prototipo ya ha hecho su primero ejercicio. Durante la primera prueba en el mundo real, el tiempo de vuelo fue de apenas cuatro minutos, se elevó unos tres metros en el aire y fue operado por un piloto de carne y hueso. Eso sí, de momento no puede circular fuera de los límites de la pista de pruebas Toyota Test Field antes de finalizar este año.

“De los más de 100 proyectos de autos voladores del mundo, solo un puñado ha tenido éxito con una persona a bordo”, dijo Fukuzawa a The Detroit News . “Espero que muchas personas quieran probarlo y se sientan seguras”. El directivo de SkyDrive también ha destacado que el prototipo de la compañía solo puede volar de cinco a 10 minutos, aunque si se puede extender hasta media hora, tendrá un mayor potencial y podría exportarse a mercados como China.

Por supuesto, existen muchos desafíos en la comercialización de vehículos de despegue y aterrizaje vertical, incluido el control del tráfico aéreo, el tamaño de las baterías y otros usos de la infraestructura. “Tienen que suceder muchas cosas”, dijo el cofundador de Near Earth Autonomy (otra empresa de vehículos eVTOL), Sanjiv Singh. “Si cuestan 10 millones de dólares (850.000 euros), nadie los va a comprar. Si vuelan durante cinco minutos, nadie los va a comprar. Si caen del cielo de vez en cuando, nadie los va a comprar”. Y no le falta razón.

SkyDrive comenzó su proyecto en 2012 y ha recibido fondos de empresas como Toyota, Panasonic y el desarrollo de videojuegos Bandai Namco. También recibió recientemente 3.7 mil millones de yenes (2,93 millones de euros) en su última ronda de financiamiento que incluyó al Banco de Desarrollo de Japón. La siguiente fase de desarrollo verá a SkyDrive probar el SD-03 en una gama de condiciones cada vez mayor. La compañía también buscará la aprobación de los reguladores para probar el vehículo en más ubicaciones.

Fuente: SkyDrive

Galería de fotos:

Ver galeria (10 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta