Ya sabemos que, este mismo año, smart abandonará para siempre los motores de combustión. Y para recordarlo presenta en el Salón de Ginebra un prototipo, el smart forease+ (realizado sobre la base del fortwo cabrio EQ) que pretende demostrar que la electrificación no es sinónimo de aburrimiento.

Sí, esto lo habíamos oído antes… con el smart forease, otro prototipo que apostaba por el minimalismo… pero no era descapotable. El smart forease+ cuenta con una capota rífgida, cubierta por una textil que le confiere una imagen muy curiosa. Esta capota es extraíble y encaja en dos escotaduras ubicadas en la parte trasera, con un el distintivo “+ push”.

Llama también mucho la atención que se haya prescindido de ventanillas laterales y cuente con una parte trasera abierta, además de un parabrisas acortado… con una especie de visea o parasol, un detalle que los diseñadores de la marca ya habían utilizado en otros prototipos previamente como el smart forstars (2012) y el smart fourjoy (2013).

Se ha optado también porque las ópticas delanteras no estén cubiertas por una cúpula de cristal. De ese modo se ven mejor los tres elementos LED que las forman. Detrás presume de ópticas con esta tecnología, en forma de rombo, si bien aquí si que van protegidas por un cristal.

Llamativas también las llantas, que persiguen maximizar la eficiencia aerodinámica y que casan muy bien con el color mate de la carrocería…  y el naranja que se usa en el techo… y en el interior, de cuero de napa, el mismo material (pero en negro) con el que se han revestido los asientos o los paneles centrales de las puertas. El volante no será cómodo al ser usado, pero es desde luego muy pintón, sobre todo cuando sabes que está revestido con microfibra color antracita.

¿Llegará a producirse? No creemos, pero sin duda algunos de estos detalles que te hemos ido desglosando están siendo testados para ser, algún día, llevados a la línea de montaje de smart.

Fuente: Daimler
Galería de fotos:

Ver galeria (16 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta