La ausencia de sonido de los eléctricos es uno de los puntos que no termina de convencer a ese público más purista. Parece que con el tiempo se irá perdiendo ese rugido inconfundible de las mecánicas tradicionales de mayor cilindrada. Sin embargo, aunque no lo parezca, la acústica es algo que se está trabajando bastante en los modelos electrificados de nueva generación. El ejemplo lo tenemos con el nuevo Porsche Taycan.

El primer eléctrico de la firma de Stuttgart se trató de una berlina de corte deportivo que sorprendió por tener unas prestaciones a la altura de muchos superdeportivos. Lo que no sabíamos entonces es que el fabricante había tenido muy en cuenta el sonido para poder aportar emoción y sensaciones a la experiencia de conducción. En ese punto precisamente es donde nace el sistema Porsche Electric Sport Sound que pueden equiparse en este modelo.

Este sistema viene de serie en el tope de gama Taycan Turbo S y es opcional en los Taycan 4S y Turbo. Su origen viene de la competición, pues la marca ya desarrolló algo parecido para que los pilotos pudieran usar una referencia más clara del Porsche 919 Hybrid para llevarlo al límite en circuito. El Porsche Electric Sport Sound consigue dar sonido al sistema de propulsión eléctrico a través de una simulación virtual que consigue amplificar selectivamente las notas agradables y atenuar los ruidos molestos.

Se activa en el modo Sport Plus o a través de las teclas configurables de acceso directo, por lo que siempre el usuario tiene la última palabra en lo que quiere escuchar. Lo que es innegociable en el Porsche Taycan y en el resto de coches eléctricos es el sistema Por el contrario, no se puede desconectar el Acoustic Vehicle Alerting System (AVAS) que es obligatorio a nivel europeo para alertar a los peatones a bajas velocidades. Este sonido también ha sido establecido los ingenieros de Porsche y se omite por encima de los 50 km/h.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta