Si hay algo que define a Subaru es su compromiso con la deportividad. Prueba de ello es que han apostado los motores bóxer a lo largo de la historia, hasta el punto de crear el primer motor bóxer diésel de la historia, que monta el Subaru XV que probamos, por ejemplo.

En estos tiempos en los que las marcas olvidan su pasado, no sería de extrañar que Subaru mirase al futuro con ojos eléctricos o con motorizaciones de otro tipo. En absoluto. El Subaru VIZIV Concept, este prototipo que presentó la semana pasada en el Salón de Ginebra, nos indica que su apuesta por las motorizaciones bóxer seguirá en el futuro cercano.

El Subaru VIZIV Concept cuenta con un sistema de propulsión híbrido formado por un motor bóxer diésel de 2.000 cc que transmite su fuerza al eje delantero. Dos motores eléctricos independientes  mueve el eje trasero y conseguir así la característica tracción 4×4 de la marca. Todo ello aderezado con la transmisión automática CVT lineartronic.

Subaru asegura que el Viziz (nombre que significa “visión para la innovación”) cuenta con un sistema capaz de seleccionar el propulsor correspondiente para garantizar la tracción necesaria en el momento justo. Otro sistema es el encargado de alternar los motores eléctricos con el diésel para ahorrar combustible, sobre todo en las fases de aceleración o circulación a baja velocidad. Estos motores eléctricos,cuya potencia no ha sido revelada, están alimentados por baterías de ión-litio. El coche monta un cambio Lineartronic, automático por variador contínuo.

No se han ofrecido mucho más datos técnicos, ya que el Subaru Viziz Concept no se llevará a producción. Simplemente ofrece las ideas en cuanto a diseño y tecnología que Subaru plasmará en sus futuros modelos. De ahí que los diseñadores se hayan lucido con detalles “para el show” como la apertura de sus puertas, la cuádruple salidad de escape o el parabrisas que se extiende hasta el techo o el interior futurista, donde no existen los botones.

De todos modos, hay cosas interesantes que dan pistas. Una de ellas son las medidas del coche, más pequeño que cualquiera de la gama actual de la marca: Mide 4,32 metros de largo, 1,90 de ancho y 1,51 de alto (2,62 metros de distancia entre ejes). Un futuro SUV del tamaño de un Qashqai enfocado a la deportividad? Tendría sentido. Mucho.

Además nos gusta su nuevo lenguaje estético, con líneas más rectas y marcadas. Su línea de cupé con dos puertas, y los nuevos faros delanteros, que se alargan para enmarcar la parrilla exagonal podrían servir para los próximos modelos de la marca. O las bonitas ópticas traseras. Si Subaru esperaba conocer la aceptación del diseño para seguir con el desarrollo, en coches.com han aprobado con nota.

Galería de fotos

Ver galeria (13 fotos)

Fuente: Subaru

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta