Hace unos días saltaba la noticia de que Mitsubishi no lanzaría más coches en Europa y que se centraría en los mercados asiáticos. A esta información ahora se suma otra que parece que acelera el proceso de salida de esta marca de nuestro continente. Parece que a partir de septiembre se detendrán los envíos de los SUV de Mitsubishi a Europa, algo que podría afectar directamente a sus distribuidores y clientes.

Lo que inicialmente parecía como un parón que afectaría solamente a las novedades y no a los modelos actuales, parece que se torna en algo más drástico. Porque estamos hablando precisamente de que se pararían las ventas de los tres ejemplares más vendidos por la marca en nuestro continente. Hablamos de pesos pesados como el Mitsubishi Outlander PHEV (de los híbridos enchufables más vendidos), el Mitsubishi ASX o el casi recién lanzado Mitsubishi Eclipse Cross.

Los tres SUV de la gama representan el 64 % del total de las ventas de Mitsubishi en Europa en lo que va de año, de ahí el calado de esta decisión. Por otro lado, se espera que la pick-up Mitsubishi L200 y el pequeño Mitsubishi Space Star se sigan vendiendo hasta finales de 2021. Sin embargo, con mantener estos dos modelos podría no ser suficiente para que sobrevivan los concesionarios de la marca japonesa, pues los SUV tienen muchísimo peso actuales.

Ahora toca esperar a una confirmación oficial por parte de Mitsubishi y ver cómo resuelve las diferencias con sus distribuidores. Porque esta salida de Europa también se traducirá en que ofrecer descuentos considerables en sus coches de stock para darles salida. Veremos si llegan a algún tipo de acuerdo compensatorio por esta decisión, que fue anunciada sin previo aviso y que parece que va a causar una reacción en cadena de la que todavía desconocemos la magnitud.

Fuente: Automotive News

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta