El lanzamiento del Toyota GR Yaris a principios de año sorprendió a todo el mundo e hizo que la marca japonesa ganase muchos adeptos. Ya cada vez hay menos fabricantes que se atrevan a hacer algo tan diferente como una versión extrema de su utilitario con nada menos que 261 CV y tracción a las cuatro ruedas. Mientras que la pequeña bestia acumula más de 6.000 pedidos a nivel mundial, ahora se plantea un Toyota GR Yaris con apenas 120 CV.

Es una versión que sería el acabado RS básico en Japón (sin las bondades del RZ tope de gama), no esté contemplado que se vaya a vender en el resto del mundo. Como decíamos, por fuera es un Toyota GR Yaris de pleno derecho, con su carrocería de tres puertas ensanchada (con partes en aluminio) y con todo tipo de detalles. Cuenta con techo de carbono con varios patrones y también estrena la pintura negro mate. El tarado de las suspensiones o el equipo de frenos también se mantienen.

En el interior tampoco vemos claras diferencias respecto al resto de Toyota GR Yaris. Aparecen unos asientos deportivos que son diferentes a los del modelo europeo, pero se mantienen el volante y las tecnologías. La decepción llega al ver la palanca de cambios, que no es la manual del modelo original. Al fin y al cabo, el cambio principal de este GR Yaris es que bajo su capó no se encuentra el motor 1.6 DOHC de tres cilindros que consigue superar los 200 CV con facilidad.

En este GR Yaris para Japón hay otro tricilíndrico, pero se trata del 1.5 Dynamic Force atmosférico que aparece en la versión híbrida. En este caso se desliga de la mecánica eléctrica y se potencia hasta los 120 CV, una cifra decente para sus menos de 1.300 kg, pero que no se puede comparar con la del original. Además, se prescinde del cambio manual de seis velocidades y en su lugar utiliza la transmisión CVT. Envía la potencia solo al eje delantero y tiene un modo secuencial para mejorar la experiencia.

En resumen, una versión del Toyota GR Yaris, sin lo mejor del GR Yaris. Se trata de un modelo que es puramente estética, una tendencia al alza con los acabados deportivos que mantienen las mecánicas intactas. Los entusiastas a los que no les llegue el dinero para el pequeño cohete podrán conformarse con este ejemplar que se venderá en Japón a partir de este mismo verano.

Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta