Ya os habíamos contado hace tiempo las bondades del sistema Android, capaz de enseñarte a sacar el carné de conducir y de mil cosas más. Pues aún hay más.  Porque un conductor de Estados Unidos ha logrado librarse de una multa gracias a una aplicación de su Motorola Droid, llamada My Tracks.

Las aplicaciones GPS que ayudan en la conducción son cada vez más frecuentes en los teléfonos móviles de última generación. Estas aplicaciones permiten registrar datos exactos como la distancia recorrida, la velocidad media y la velocidad máxima alcanzada en el trayecto.

Durante su trayecto la policía le solicitó que se detuviese. Los agentes informaron al conductor que había sobrepasado el límite de velocidad de 25 millas por hora (40 km/h). En la multa se aseguraba que el conductor circulaba a 40 millas (65 km/h). El conductor  acudió a su teléfono Android para comprobarlo

Fue la aplicación My Track, fue la que le indicó que la velocidad media había sido correcta y el pico más alto registrado había sido de 26 millas por hora (42 km/h). Con estos datos el afectado decidió reclamar la multa en los tribunales aportando los datos de su Android como prueba.

El juez encargado del caso decidió retirarle la multa atras comporbar la información presentada. Dicen que es uno de los primeros casos en los que la justicia reconoce la información de los GPS en la defensa contra las multas. ¿Funcionaría en España?

Vía: Teléfonos.net

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta