Unimog es ese curioso fabricante especializado en camiones multiuso que pertenece a Daimler, el grupo alemán que también está en posesión de Mercedes. De hecho, el logotipo de la estrella también aparece en estos vehículos con un marcado carácter todoterreno. La historia de este fabricante se remonta siete décadas atrás en el tiempo y desde entonces han llegado a todo tipo de lugares donde ningún otro coche se atrevería a llegar. En esta ocasión, a 6.694 metros sobre el nivel del mar.

Es habitual que los Unimog sean vehículos utilizados por servicios de emergencias o expediciones a lugares poco accesibles por esas garantías que ofrecen. Probablemente ningún turismo podría llegar a sus capacidades, ni siquiera un todoterreno preparado. Así lo ha demostrado en su viaje al volcán más alto del mundo, el Ojos del Salado en Chile (6.893 metros), segunda cima más alta del hemisferio sur solo superada por el Aconcagua (6.960 metros).

Esta aventura ha sido realizada por dos unidades del Unimog U 5023, que fue el vehículo elegido por Matthias Jeschke para llevar a cabo esta expedición que llevaría a diez personas. El objetivo era el de instalar cuatro radios de emergencia para conectar los campamentos de gran altitud que están en la ladera del volcán. Una vez llegaron al campamento Amistad, a 6.100 metros de altura, e instalaron el último dispositivo no pudieron quedarse ahí. Había que comprobar hasta donde podían llegar los Unimog.

Uno de ellos consiguió romper ese récord al llegar a 6.694 metros sobre el nivel del mar, superando su anterior marca que habían logrado con un Mercedes-Benz Zetros en 2014. Es el registro más alto para un vehículo de cuatro ruedas y para lograrlo fue necesaria una preparación específica. Los Unimog U 5023 utilizados llevaban neumáticos especiales, cabestrantes reforzados y un equipamiento más completo para hacer frente a cualquier imprevisto.

Fuente: Daimler

Galería de fotos:

Ver galeria (5 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta