La crisis del coronavirus ha traído un buen número de situaciones excepcionales debido a la complejidad de la situación. El mantenimiento de los coches también se ha visto comprometido y, por ello, marcas como Volkswagen, Audi o Porsche quieren ayudar a sus clientes. Como ya hicieron Kia o Toyota, han decidido ampliar las garantías de todos sus vehículos nuevos en Europa. De esta forma no habrá problema para aquellos que no pudieron hacer trámites al estar los talleres cerrados.

En el caso de Volkswagen, se trata de una extensión de tres meses a partir de la caducidad de la garantía original del nuevo vehículo o de la garantía ampliada. Será válida para aquellos a los que les caduque entre el 1 de marzo y el 31 de mayo de este mismo año. La ampliación de la garantía se aplica de forma inmediata a aquellos vehículos que cumplen los requisitos, sin que haya necesidad de formalizarlo ni ningún tipo de burocracia.

El caso de Audi es bastante similar. Se aplican los mismos tres meses de extensión de garantía a aquellos coches a los que le caduca entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2020. Por lo tanto, la fecha límite de esta prórroga de la garantía original de serie o de la garantía extendida será el 31 de agosto. La restricción de kilometraje que tenga la garantía permanecerá sin cambios. Si se produce una superposición entre la ampliación de la garantía y el inicio de la extensión de garantía, el comienzo  se pospondrá tres meses sin cargo para el cliente.

Como la decisión se ha tomado a nivel del Grupo Volkswagen, en Porsche también se aplica la misma extensión de tres meses. Se aplica a aquellos vehículos cuya garantía expiraba entre el 1 de marzo y el 31 de mayo. Es válida para aquellas garantías de serie, como para los que tengan una ampliación de garantía Porsche Approved. Como en los casos anteriores, se aplica de forma automática y sin necesidad de que el cliente lo solicite específicamente.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta