El grupo Volkswagen producirá un vehículo eléctrico a un precio asequible. Como consecuencia de de las nuevas medidas internacionales dirigidas a la reducción y eliminación de las emisiones de CO2, las firmas automovilísticas se han visto obligadas a readaptarse.

El protagonismo que vienen teniendo los coches eléctricos en la sociedades actuales está acompañado por una de sus principales limitaciones: el precio. Por esto mismo, la firma alemana sacará al mercado un auto eléctrico cercano a los 20.000 euros. El precio medio de los vehículos eléctricos se encuentra rondando los 40.000 euros.

El coche eléctrico juega un papel fundamental en la nueva estrategia del grupo Volkswagen. Este cambio de “táctica” se produce como efecto de las nuevas normativas que prohíben los vehículos de motor diésel.

Este cambio de motores de combustión a autos eléctricos costará al grupo germano un total de 14.000 puestos de trabajo para 2020, ya que la construcción de los vehículos eléctricos conlleva un tiempo inferior respecto a uno convencional. La firma quiere convertir tres de sus plantas en producción de coches eléctricos.

“Para reducir las emisiones promedio de dióxido de carbono en la flota en Europa en un 30% para 2030, VW necesita aumentar su participación en vehículos totalmente eléctricos al 30% de las ventas de autos nuevos” señala Hebert Diess, CEO de Volkswagen.

En un mercado cada vez más competitivo como el eléctrico, donde marcas como Renault o Nissan se presentan como líderes, Volkswagen va más allá pensando en el ahorro de los usuarios. El grupo alemán quiere comercializar un nuevo auto más asequible y se prepara para la fabricación de 200.000 unidades de su nuevo modelo, que se presenta bajo el nombre de MEB entry. Del mismo modo, el sedán I.D. Aero, será colocado en el mercado automovilístico con otras 100.000 unidades.

Tesla, otro de los grupos con mayor popularidad en este sector, ha anunciado que comercializará un modelo para uso diario más asequible que el resto de sus modelos, rondando los 30.000 euros.

Con esta transformación, Volkswagen pasará de ser uno de los mayores fabricantes de combustión interna a uno de los primordiales protagonistas en el mercado de los autos eléctricos. Con este nuevo modelo a un precio reducido, el grupo redirige su estrategia de negocios para contar con mayor presencia en este mercado.

Vía: Autopista.es

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta