Aunque parezca que el tema de los coches autónomos ande un poco parado últimamente y que ahora toda la atención esté centrada en otros asuntos como los sistemas de propulsión eléctricos, no siempre es así. Un ejemplo son los cinco Volkswagen e-Golf autónomos están siendo probados en Alemania, en la ciudad de Hamburgo. En otros lugares como en Estados Unidos es más habitual ver vehículos automatizados siendo probados en carretera abierta, pero en Europa todavía los casos son anecdóticos.

La versión eléctrica del Golf ha sido elegida para este proyecto en el que se prueba la conducción autónoma de nivel 4 (ver niveles de autonomía del coche autónomo), siendo la primera vez que la marca alemana la lleva a cabo en condiciones reales. Para lograrlo, los cinco ejemplares han sido nutridos con un buen número de sensores ultrasónicos, 11 escáneres láser, 14 cámaras y 7 radares. Lo necesario para poder hacer un recorrido sin necesidad de que intervenga un humano.

Por el momento se está probando en un recorrido de apenas tres kilómetros, la finalidad es recopilar todos los datos y seguir mejorando en este ámbito. Es interesante para fabricantes como Volkswagen conocer sus propias posibilidades técnicas, así como los requisitos de la infraestructura urbana. Están trabajando para que el circuito se amplíe hasta los 9 kilómetros para 2020, con Hamburgo dando facilidades y mejorando los semáforos con flujos de información I2V (infraestructura-vehículo) y V2I (vehículo-infraestructura).

Estos Volkswagen e-Golf autónomos registran hasta 5 GB de datos por minuto (las pruebas duran varias horas) y para ese flujo de información llevan procesadores muy desarrollados, cuya potencia equivale a 15 ordenadores portátiles. Por temas legales, tiene que haber un conductor de seguridad durante estos trayectos cuya tarea es monitorear los datos obtenido e intervenir en caso de que sea necesario.

Fuente: Volkswagen

Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta