Ya está aquí. Volkswagen presentará la próxima semana en el Salón de Ginebra el nuevo Volkswagen Golf GTI, el compacto de carácter deportivo que, desde 1976 (ver historia del Golf GTI) levanta pasiones y marca la referencia de su segmento.

Por fuera, es prácticamente idéntico al Golf GTI Concept presentado en el Salón de París en el mes de septiembre. Tiene los característicos detalles en rojo, como las pinzas de freno o el listón de la parrilla frontal. Detrás, frente a un Golf convencional, destacan las salidas de escape cromadas a cada lado de la zaga, el difusor, las taloneras y las luces traseras LED ahumadas. Sus llantas de serie son 17 pulgadas y utilizan neumáticos 225/45,

Bajo su capó, cuenta con un motor TSI de gasolina de 2.0 litros de cilindrada y 220 CV de potencia. Pero eso no es todo, ya que, por primera vez en un GTI, Volkswagen ofrecerá una variante superior, la GTI Performance que incrementa la potencia hasta los 230 CV. El Volkswagen GTI VI, que probamos junto al GTI III, contaba con 211 CV, así que la mejora es sustancial.

En cualquiera de las dos versiones el 2.0 TSI desarrolla 350 Nm de par máximo. Gracias a medidas como Start&Stop de serie, el modelo consigue un frugal consumo de sólo 6 litros (en ambas variantes), con unas emisiones de 139 gramos por kilómetro de CO2) con el cambio manual de seis velocidades. Supone una mejora en eficiencia de un 18% respecto a su predecesor. Con el cambio DSG de seis velocidades, el consumo aumenta hasta los 6,4 l/100 km (148 g/km de CO₂) en la versión GTI y hasta los 6,5 l/100 km en el GTI Performance (150 g/km de CO₂). Cumple  sin problemas la normativa Euro 6 de emisiones, que entrará en vigor en 2014. Sobre el papel, son cifras muy buenas, que no pondrán difícil a la gente elegir entre este Golf GTI y el Golf 7 GTD que conocíamos ayer.

Donde supera claramente al Golf diésel más potente es en el apartado de prestaciones. El Golf GTI acelera de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos, mientras que el Golf GTI Performance para el crono en 6,4 segundos. El primero alcanza 246 km/h de velocidad máxima, mientras que la versión con el kit de potencia la tiene  limitada electrónicamente a 250 km/h.

En el interior los grandes protagonistas son los asientos de corte deportivo con la clásica tapicería a cuadros escoceses. Sobrio y dsicreto, como buen Volkswagen, y con plásticos oscuros, monta el volante deportivo achatado en su parte inferior, con detalles de aluminio mientras que el pomo del cambio y cuadro de instrumentos llevan el distintivo GTI.  El techo está tapizado en color negro y la luz ambiente será roja.

En principio el Volkswagen Golf GTI se ofrecera con tres colores de carrocería (los clásicos rojo, negro y blanco). Empezará a venderse en Alemania a partir del día 5 de marzo desde 28.350 euros. A España debería llegar en mayo, pero aún no se han hecho oficiales los precios para el mercado español. Mientras llega ese momento, puedes ver los vídeos de los anuncios del Golf GTI en sus versiones anteriores.

El Pack Performace, indican desde Autoblog, supone un sobrecoste de unos 1.500 euros. Y resulta interesante porque no solamente aumenta la potencia, ya que cuenta con un  diferencial autoblocante de control electrónico, que Volkswagen llama VAQ, que reparte el par a las ruedas delanteras de manera más eficiente. Y también incluye frenos de disco mayores.

Galería de fotos:

Ver galeria (5 fotos)

Fuente: Volkswagen

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta