El lanzamiento del motor 1.5 TSI ACT Evo de 150 CV fue una importante revolución en Volkswagen, que dejaba atrás al anterior 1.4 TSI con una nueva mecánica de gasolina más eficiente. Pero ahora van un paso más allá con el nuevo 1.5 TSI ACT Bluemotion de 130 CV, una variante de acceso que presenta unos consumos más contenidos gracias a una serie de tecnologías. Será estrenado por el Volkswagen Golf, aunque más adelante llegará a otros modelos de la gama.

Se trata de un bloque de cuatro cilindros que tiene un consumo medio homologado de 4,8 l/100 km. Para llegar a estos niveles, casi a la altura de mecánicas diésel, se emplea el ciclo Miller con una relación de compresión alta y un turbo de geometría variable. Para lograr la máxima eficacia también se recurre a la desactivación de cilindros y tecnologías micro híbrida. De esta forma se logra una eficiencia un 10 % superior a la de otros motores equivalentes de la competencia.

El ciclo Miller es una evolución del ciclo Otto que aumenta la relación de compresión hasta 12,5:1 (todavía lejos de los 14:1 que tienen los Skyactiv-G de Mazda). Consigue ser más eficiente gracias a que las válvulas de admisión están abiertas por un tiempo inferior. Por este mismo motivo, el turbo de geometría variable es idóneo para soplar a una mayor presión y mantener la cámara de combustión con un suministro óptimo.

Las siglas ACT (Active Cylinder Management) quieren decir que cuenta con desactivación de cilindros. El bloque 1.5 TSI puede seguir funcionando con solamente dos cilindros entre las 1.400 y las 4.000 rpm a menos de 130 km/h siempre que la demanda de potencia sea baja. Otra novedad es la función ‘eco-coasting’, que funciona con la caja automática DSG de siete velocidades y consiste en que se desacopla la transmisión y se recurre al sistema eléctrico de 12 voltios, por ellos se le cataloga como micro híbrido.

Fuente: Volkswagen

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta