Logo de Noticias Coches
Volkswagen Passat 1.6 TDI Bluemotion 2010 1
Luis Blázquez

2.546 km con un solo depósito: un Volkswagen Passat 1.6 TDI pudo hacerlo

¿Pensabas que eras bueno haciendo consumos bajos a tu coche? ¿Crees que podrías hacer más de 2.500 kilómetros con un sólo depósito? Suena bastante optimista, ¿verdad? Pero no es algo imposible, dado que un Volkswagen Passat 1.6 TDI de 2011 fue capaz de conseguirlo. No hay un depósito de mayor volumen ni modificaciones de grandes dimensiones, aunque sería mentira decir que el récord se consiguió con un vehículo estrictamente idéntico con el que saldrías del concesionario.

Los motores diésel common rail TDI de Volkswagen son ampliamente conocidos por su gran eficiencia en lo referente al consumo de combustible; de hecho, con ellos se generalizó la expresión “esto traga menos que un mechero”. Si conseguimos ver más allá del escándalo del Dieselgate, Volkswagen realmente fabrica algunas piezas de maquinaria bastante buenas para los estándares de la clase media, y aquí, sin ser defensores ni detractores de la marca, hay una de esas historias para demostrarlo.

En 2011, un equipo del periódico británico Sunday Times decidió llevar el Volkswagen Passat de la época (B6) al límite y probar cuántos kilómetros podría recorrer con un solo depósito de diésel. Su viaje comenzó en Maidstone, capital del condado de Kent al sureste de Reino Unido, y terminó en la Costa Azul, al sur de Francia. Y regresó por el mismo camino, quedándose sin combustible cerca de Calais, con un resultado en el odómetro de 1.582 millas, o 2.546 km al cambio. Un récord equivalente a ir de Madrid a Barcelona dos veces, ida y vuelta.

El protagonista mecánico de este relato es un Volkswagen Passat de 2011, equipado con un corazón turbodiésel de 1.6 litros, tecnología common rail, doble árbol de levas y un preciado filtro de partículas. A través de una caja de cambios manual de seis relaciones, las ruedas del eje delantero lidian con 105 CV y 250Nm, cifras no demasiado brillantes para brillar en las cifras prestacionales (0 – 100 km/h: 12,2 s; Vel. max.: 195 km/h) pero sí en el consumo (4,3 – 4,1 l/100 km). Y con un depósito de 70 litros…

No salen las cuentas tampoco. En el mejor de los casos, estaríamos hablando de 1.707 km, un número que tampoco desmerece. El “secreto” tras este récord mundial es la tecnología BlueMotion, una oferta que comenzó en 2008 en la gama Volkswagen con el fin de lograr el máximo ahorro energético. Mercedes utilizaba algo similar, comúnmente conocido como BlueTec. La tecnología BlueMotion se combina con motores diésel y sus cajas de cambios, permitiendo consumos bajos y prestaciones decentes.

Este Volkswagen Passat 1.6 TDI BlueMotion venía combinado con un sistema Start/Stop que permitía que el coche rodara más kilómetros a pesar de las paradas en el tráfico pesado de las ciudades. En el día a día se notaría tanto, pero cuando se trata de viajar desde Inglaterra al sur de Francia y regresar, cada gota de gasoil es importante. La tecnología BlueMotion usa la fuerza de frenado, la almacena y la vuelve a colocar en la batería como ayuda para arrancar el motor. Además, el alternador incrementa la potencia durante el frenado, reduciendo la cantidad de combustible que se usa al frenar.

Por otro lado, los neumáticos de baja resistencia facilitan la entrega de potencia para hacer avanzar el coche. Hacen que el propulsor funcione de manera más eficiente y, por lo tanto, quema menos combustible. Junto con las relaciones de cambio más largas que vienen con el paquete BlueMotion, el diseño del calzado es una consideración clave muy importante que muchos conductores no tienen lo suficientemente en cuenta. Los neumáticos y los tamaños incorrectos reducirán el coste a corto plazo, pero no a largo.

Los modelos de Volkswagen con las mejoras BlueMotion también son más aerodinámicos en comparación con los demás. Asimismo, la altura de conducción es menor y los espacios entre los paneles de la carrocería son más pequeños. A pesar de todas las mejoras, el Passat del récord se equipó con más modificaciones aerodinámicas, se redujo algo más la altura, se estableció una carga programada de la batería, se estiraron las relaciones del cambio y se montaron neumáticos con menor resistencia a la rodadura.

El segundo protagonista de la historia es Gavin Conway, el periodista encargado de apurar el depósito de ese Volkswagen Passat 1.6 TDI durante 33 horas y 53 minutos. Cuando se le preguntó por el viaje, Conway simplemente dijo que solo es una prueba más que demuestra lo eficientes que son los coches modernos. Logró el hito en 2011, bajando el consumo de combustible de fábrica hasta los 2,75 l/100 km. También ayudó tener el aire acondicionado apagado y las ventanillas cerradas con una velocidad promedio de 72 km/h.

John y Helen Taylor junto con su Volkswagen Passat 1.6 TDI (2012)

Este récord se rompió en 2012, solo un año después de que el Passat lo estableciera. John y Helen Taylor estaban decididos a batir el récord de la mayor distancia recorrida con un solo depósito de combustible, también en un Volkswagen Passat 1.6 TDI equipado con una caja de cambios manual de seis velocidades. El récord se estableció en 2.619,9 km, superando el récord previo por algo más de 70 km. Su viaje comenzó el 3 de mayo de 2012 en Houston, Texas (EE. UU.) y terminó el 5 de mayo de 2012 en Sterling, Virginia.

Fuente: Motorpasión

  • consumo
  • diésel
  • récord
  • Volkswagen Passat