Cada vez es más habitual ver que muchas marcas ofrecen acabados deportivos para los modelos de su gama. Hace poco vimos como llegaba una actualización para el Volkswagen Passat Variant y ahora se ha postulado para recibir una versión deportiva. En este caso será de forma limitada y ya está disponible. Se llama Volkswagen Passat R-Line Performance y es la opción más exclusiva y equipada para el popular vehículo familiar.

Su configuración exterior hace que tenga un aspecto más llamativo y de corte deportivo. Se ha escogido el color de carrocería “Gris Ceres” y hay un buen número de elementos en negro haciendo contraste. Hablamos de que el techo, el splitter, los retrovisores, las llantas de 19 pulgadas o el alerón trasero. Incluso se ha oscurecido las ópticas LED para conseguir un aspecto agresivo que se traslada también al interior del vehículo.

El habitáculo del familiar se pueden apreciar los asientos deportivos R-Line con una tapicería de cuero Nappa en color negro con los laterales reforzados haciendo un efecto carbono. El acero inoxidable también está presente en los pedales y en algunas molduras. Viene equipado con casi todo lo que ofrece el modelo, incluyendo los novedosos faros IQ.Light LED Matrix, el sistema multimedia Discover Pro con pantalla de 9,2 pulgadas, el Digital Cockpit, la cámara de 360 º, el sistema de control de amortiguador adaptable y muchas ayudas a la conducción.

El Volkswagen Passat R-Line Performance es la versión tope de gama y solamente se ofrece con la carrocería familiar. Emplea el motor 2.0 TSI de 272 CV de gasolina, que puede ir ligados a la tracción total 4Motion de la marca. Como decíamos, será un ejemplar bastante exclusivo cuya producción está limitada a 2.000 unidades a nivel mundial. A España solamente llegarán 60 ejemplares y su precio de partida roza los 50.000 euros.

Fuente: Volkswagen

Galería de fotos:

Ver galeria (35 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta