A partir de este momento, si buscabas un modelo SUV de Volvo con motor diésel en la zona alta de la gama, tendrá que ser híbrido. Con el Volvo XC60 y XC90 B4 y B5, la firma sueca propone dos variantes mild-hybrid movidas por gasóleo que, además, gozarán del distintivo ECO de la Dirección General de Tráfico.

Siguiendo la línea de otros fabricantes como Mercedes-Benz, Audi o BMW, Volvo apuesta por no eliminar el diésel de su gama a costa de beneficiarse de un sistema microhíbrido que no solo ayuda a reducir las emisiones contaminantes, sino que también mejora las prestaciones. Aunque esta tecnología esté en el punto de mira de la DGT para los coches más potentes, lo cierto es que es una forma de evitar las restricciones de los propulsores de gasóleo tradicionales.

El Volvo XC60 contará con dos nuevos modelos en su gama: B4 y B5. El motor es el mismo en ambos casos, un tetracilíndrico turbodiésel de 2 litros de cubicaje. El primero de ellos (B4) contará con 197 CV y 420 Nm, mientras que el más potente (B5) hará lo propio con 235 CV y 480 Nm. A estas cifras hay que sumar otros 14 CV más que aporta un motor eléctrico. Este funciona tanto de alternador como de motor de arranque, y cuenta con un sistema de recuperación de energía.

Estos motores diésel mild-hybrid homologan el mismo consumo medio, de 5,6 l/100 km. El primero es capaz de cubrir el 0 a 100 km/h en 8,3 segundos y alcanzar los 205 km/h de velocidad punta. En el caso de la alternativa B5, las prestaciones mejoran sensiblemente. El registro de parado hasta los 100 km/h es de 7,1 segundos y la velocidad máxima queda establecida en 220 km/h.

En el caso del Volvo XC90, la única mecánica híbrida diésel disponible se encuentra en el modelo B5. Utiliza el mismo bloque de su hermano menor, con 235 CV y 480 Nm de par motor. El consumo homologado según el ciclo WLTP oscila entre los 6 y 6,2 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 158 g/km. Teniendo en cuenta que es n SUV de casi cinco metros de longitud algo más de dos toneladas de peso, es bastante frugal en cuanto a consumo se refiere.

Al igual que en el XC60, el sistema microhíbrido de 48 V aporta 14 CV. En cualquier caso, la transmisión asociada a esta mecánica es automática de ocho velocidades y la transmisión es a las cuatro ruedas. Volvo anuncia una mejora de la eficiencia de un 15% respecto a las versiones equivalentes sin microhibridación. Por el momento, el más pequeño de la familia SUV, el Volvo XC40, tendrá que esperar para adoptar sistemas microhíbridos.

En cuanto a equipamiento, ambos modelos nos proponen una gran dotación de fábrica desde el primer acabado. En la versión Momentum destacan elementos como asientos delanteros con ajuste eléctrico, llantas de aleación de 18 pulgadas (19” en el XC90), sistema multimedia con pantalla táctil de 9 pulgadas, climatizador bizona, control de crucero, sistema de mantenimiento de carril, sensor de aparcamiento posterior o sistema de reconocimiento de señales, entre otros.

La línea de acabado R-Line propone un aspecto más deportivos, con paragolpes específicos, ajustes eléctricos en los asientos más completos con memoria, portón trasero eléctrico (de serie en el acabado Momentum del XC90), tapicería mixta o una puesta a punto más deportiva, con una suspensión más firme. El acabado Inscription añade molduras de madera en el interior, tapicería de cuero e inserciones específicas que añaden un plus de lujo al conjunto.

Precios Volvo XC60 B4 y B5:

  • Volvo XC60 B4 AWD Aut. Momentum: 52.160 euros
  • Volvo XC60 B5 AWD Aut. Momentum: 57.285 euros
  • Volvo XC60 B4 AWD Aut. R-Design: 57.944 euros
  • Volvo XC60 B5 AWD Aut. R-Design: 53.069 euros
  • Volvo XC60 B4 AWD Aut. Inscription: 58.322 euros
  • Volvo XC60 B5 AWD Aut. Inscription: 63.446 euros

Precios Volvo XC90 B5:

  • Volvo XC90 B5 AWD Aut. Momentum: 68.650 euros
  • Volvo XC90 B5 AWD Aut. Momentum (7 plazas): 70.200 euros
  • Volvo XC90 B5 AWD Aut. R-Design (7 plazas): 76.476 euros
  • Volvo XC90 B5 AWD Aut. Inscription (7 plazas): 77.195 euros

Fuente: Volvo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta