Volvo ha dado de nuevo un paso hacia adelante en su propósito de abandonar los combustibles tradicionales y ha presentado su nueva gama de motores eléctricos que se incorporarán en todos sus modelos de manera progresiva.

Los motores híbridos enchufables T8 y T6 Twin Engine, ya desarrollados en su día, han sido modificados por la compañía para su óptimo funcionamiento. Del mismo modo la compañía ha afirmado que en los próximos meses serán presentados los semihíbridos de los SUV XC60 y XC90 tanto en sus versiones de diésel y gasolina.

El XC90 ofrecerá un motor semihíbrido B5 tanto para la versión diésel como para la de gasolina pero para éste ultimo también estará disponible un motor semihíbrido B6. Respecto al XC60 los clientes podrán elegir entre una amplia gama de motores cómo el semihíbrido B5 de gasolina o diésel, un semihíbrido B4 diésel y un semihíbrido B6 de gasolina.

Estos modelos contarán con el distintivo “B” ya que por primera vez será utilizado el nuevo y avanzado sistema de frenado con recuperación de energía cinética. Éste se combina con los motores de combustión tradicional creando un nuevo motor electrificado.

El nuevo motor supondrá para los conductores un ahorro de hasta el 15% de combustible. Pero el innovador motor alimentado por el sistema de frenado no sólo ahorrará combustible, sino que también reducirá las emisiones del vehículo.

El motor híbrido enchufable T8 Engine se ha mejorado hasta los 420 CV con una nueva batería y el avanzado sistema de recarga mediante frenado por cable eléctrico. Su autonomía ha aumentado en un 15% y estará disponible en todos los vehículos Volvo de las series 90 y 60. Respecto al motor T6 Engine, el de menor capacidad, la autonomía también ha aumentado en un 15% y estará disponible para el V60 y el S60.

Fuente: Volvo

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta