Logo de Noticias Coches
CUPRA Formentor eHybrid prueba – 67.9
Prueba
Luis Ramos Penabad

Cupra Formentor e-Hybrid, a prueba: ¿es interesante esta versión?

No hace mucho publicábamos la prueba del Cupra León ST e-Hybrid. Fue la primera incursión de la joven marca en el mundo de la electrificación, pero no la única. Poco después se sumó a la gama el Cupra Formentor e-Hybrid, que llega para jugar en la liga de los SUV híbridos enchufables.

El Formentor es sin duda alguna el “niño mimado” de la firma española. Fue su primer modelo sin equivalente en Seat y se ha confirmado como un éxito de ventas absoluto, tanto en España como en otros mercados europeos. Esta versión se sumó a la gama tras el VZ4 310 (ver prueba) y la versión 1.5 TSI de 150 CV. Luego llegó el 1.5 TDI de 150 CV y el VZ5 será quien corone la gama con el cinco cilindros de 390 CV.

Emplea la misma receta mecánica que el Cupra León e-Hybrid, con 204 y 245 CV de potencia, la misma que también equipan numerosos modelos híbridos enchufables del Grupo, llámense GTE en Volkswagen, iV RS en Skoda…

Hemos conducido el Cupra Formentor e-Hybrid más potente de 245 CV por Madrid y alrededores. Un breve contacto tras el que intentaremos descubrir cuándo puede ser interesante elegir esta versión antes que otras.

Exterior

La verdad es que hay muy pocas diferencias estéticas entre la variante híbrida del Formentor y las de combustión tradicionales. Sus medidas exteriores son idénticas, de 4.450 mm de largo (2.680 mm de distancia entre ejes), 1.839 mm de ancho y 1.510 mm de alto. Cambia ligeramente en que tiene una menor altura libre al suelo (15,8 cm).

Permanece invariable el frontal, con esas líneas sobre el capó que dirigen la mirada hacia el emblema CUPRA de la parrilla y hacia los pilares A.  En la aleta delantera izquierda encontramos la tapa del punto de carga, una de las pocas diferencias. Las llantas pueden ser de 18 o 19 pulgadas.

Muy pocos cambios también en la zaga, que conserva esos rasgos tan característicos y enfatiza la longitud del capó al tiempo que da mucho dinamismo al conjunto incluso en parado.  Estas versiones tienen un difusor trasero con dos embellecedores en color Copper que lo distingue de las variantes con motor de combustión exclusivamente.

Interior

Pocas diferencias respecto a otros Formentor, ninguna en cuanto a la calidad de materiales empleados y a los detalles que no verás en un Seat, como los asientos deportivos o el volante multifunción con botones satélite circulares para poner en marcha el coche y cambiar de modo de conducción.

Sí es distinta la información que se muestra en la pantalla de la instrumentación Digital Cockpit, que pone el foco en el sistema de hibridación, con datos relativos a la autonomía eléctrica o al modo de conducción seleccionado. Hay seis vistas distintas en la que elegir y lo más llamativo es que el cuentarrevoluciones se divide en dos parte, una convencional y después una zona azul  que muestra el porcentaje de la potencia eléctrica entregada y otra verde con el nivel de recarga durante la regeneración.

En el salpicadero tenemos la pantalla de 12 pulgadas para el sistema de infoentretenimiento (de 10 en la versión básica). Concentra la gran mayoría de funciones. La consola es muy limpia pues la transmisión va con tecnología shift-by-wire, que emplea un pequeño selector del cambio.

Un detalle que sólo verás en el Formentor e-Hybrid es un botón para desbloquear la tapa del depósito de gasolina, en la puerta del conductor. No se abre si se está el coche enchufado y evita que los vapores del depósito puedan salir a la atmósfera y causar un incendio.

Detrás… pues lo que hemos dicho en otras ocasiones. Buen espacio para dos, muy justo para tres. Eso sí, no se pierde espacio para los pies (algo habitual en los coches eléctricos) ya que la batería, que ocupa 96 litros, termina justo inicio de la banqueta traserañ

Maletero

Es habitual que los coches híbridos enchufables vean mermar su capacidad de carga. En algún lado hay que meter las baterías y el maletero es el sacrificado (las baterías, que pesan 130 kg) van bajo los asientos traseros como dijimos y el depósito de gasolina, bajo el piso del maletero

En este caso se queda en 345 litros, por los 450 litros que tienen las versiones de tracción delantera y los 420 litros de los de tracción total.

Equipamiento

El equipamiento de serie del Cupra Formentor e-Hybrid es muy completo. Destaca sobre todo en el apartado de seguridad, con elementos como el asistente de viaje, el asistente lateral o de ángulo muerto (detecta vehículos hasta a 70 metros de distancia), el asistente de salida involuntaria del carril, el asistente de emergencia, el asistente de crucero adaptativo (ACC) y predictivo, y el sistema de alerta de tráfico cruzado marcha atrás, o el de advertencia de apertura de puertas a los pasajeros, cuando detecta la presencia de un vehículo.

También cuenta con el sistema Front Assist de frenada automática de emergencia en ciudad con detección de peatones y ciclistas, que ahora incluye el asistente de giro y el asistente de esquiva automáticos. Exclusivo de esta versión, la señal acústica cuando circulas en modo eléctrico a baja velocidad, para advertir a los peatones de tu presencia.

Si eliges, como es nuestro caso, la variante más potente VZ, tienes detalles como la suspensión deportiva con amortiguadores de dureza variable, más asistentes a la conducción de los citados. También poder contar con asientos deportivos y frenos más capaces. Hay dos paquetes de opciones: Safety Cool Pack (800 euros) y Tech Pack (1.300 euros).

El Cupra Formentor e-Hybrid tiene un precio de partida de 36.640 euros, que asciende a 43.350 euros en el caso de la versión VZ más potente. Recuerda que estos son precios recomendados. Puedes encontrar ofertas del Cupra Formentor, de todas sus mecánicas, en nuestra sección de coches nuevos, publicados por los concesionarios oficiales de la marca. Contamos también con interesantes herramientas que te ayudan a financiar el coche y pagarlo más cómodamente mes a mes.

Motor

El sistema motriz lo componen un motor de gasolina de cuatro cilindros turboalimentado el 1.4 TSI de 150 CV, junto a uno eléctrico de 116 CV (85 kW). En este caso que tenemos entre manos entrega 245 CV de potencia máxima y 400 Nm de par en conjunto. Si eliges la variante más sencilla se queda en 204 CV y 350 Nm debido a una diferente gestión electrónica, pues la mecánica es idéntica.

Ambos se asocian a la transmisión automática DSG, con seis relaciones de doble embrague, que envía la potencia a las ruedas delanteras.

La batería tiene de 13 kWh de capacidad bruta (10,8 kWh netos), con la que homologa una autonomía eléctrica de 55 km en caso de la variante más potente. En la más sencilla aumenta a los 59 km. Gracias a ello obtiene la etiqueta Cero de la DGT y todos los beneficios asociados. En una toma de carga de 3,7 kW se carga por completo en 3,7 horas. En un enchufe convencional ese tiempo aumenta hasta las 5,8 horas.

Anuncia excelentes prestaciones. Ya el más sencillo completa el 0 a 100 km/h en 7,89 segundos y tiene una velocidad punta de 205 km/h. En el caso del VZ e-Hybrid 245 es capaz de hacerlo el sprint en 7,0 segundos y alcanzar los 210 km/h.

Comportamiento

Como la ruta no era demasiado larga, decidí poner el modo híbrido y que el coche gestionase por si mismo los dos motores (prioriza siempre al eléctrico si la batería tiene carga). También puedes seleccionar un modo 100% eléctrico, que es el ideal para moverse en ciudad. Y seleccionar cuánta energía de la batería quieres reservar para usar con posterioridad (o recargarla hasta un punto determinado usando el motor de combustión).

Moverse en ciudad con un híbrido enchufable es realmente agradable. La mayoría del tiempo el Formentor se mueve exclusivamente con el motor eléctrico, cuyos 116 CV son más que suficientes para desenvolverse con soltura. El tacto es agradable y pese a la deportividad que se presume a los coches de la marca, no es un coche de tacto duro (sin alcanzar las cotas de confort del Citroën C5 Aircross Hybrid).

Con el modo híbrido activado, en cuanto pisas a fondo se activa el motor de combustión para tener una respuesta muy viva y una aceleración que sorprende por la prontitud con lo que traslada las órdenes del pedal.

En una zona de curvas, la suspensión adaptativa, que puede ajustarse en 15 posiciones diferentes, trabaja realmente bien. Le acompaña una dirección con un buen grado de dureza. Poco informativa, pero de gran tacto. Luego cuentas con los distintos modos de conducción (el Cupra Drive Profile), que actúa sobre dirección, el pedal del acelerador y el cambio DSG).

Esta es sin duda la gran pega del coche en un uso dinámico intensivo. Porque es una transmisión fabulosa por rapidez y confort para cambiar marchas, pero en este caso se suma un motor eléctrico que a veces entra en juego, que otras recarga la batería… sin que eso case con una conducción en la que esperas dominar más al coche y llevarlo a tu antojo. Con una conducción viva y ágil, pero progresiva, todo va bien. Cuando quieres ir un punto más allá, la cosa no fluye tan bien.  

No tiene mucho sentido hablar de consumos en un recorrido que no fue excesivamente largo. Fueron apenas 40 km, mitad en ciudad y mitad en una carretera de curvas. En ese tramo, siempre con el modo híbrido activado, consumimos 1,8 l/100 y 13,1 kWh/100 km sin ir especialmente despacio. Todavía nos queda un 46% de la batería, suficiente para recorrer, según el ordenador de a bordo, 20 km.

Opinión coches.com

La dinámica del Formentor VZ de 310 CV nos enamoró. Es más ligero que esta variante, la puesta a punto del chasis es más deportiva (sin ser extremadamente radical) y gracias a la tracción total una capacidad de tracción superior.

¿Ofrece eso el Formentor eHybrid? Pues no. Es un coche rápido, pero no llega a ofrecer ese tacto tan eficaz y que transmite tanto al conductor si se quiere llevar el coche al extremo. De acuerdo, no lo probé durante tanto tiempo como el de combustión, pero las sensaciones en esos pocos kilómetros (en entornos muy variados), fueron idénticas que con el Cupra León Sportourer con esta mecánica.

Eso sí, cuenta con ventajas. Si te gusta la estética del Formentor, que es algo subjetivo y de hecho el mercado indica que eso es así, esta variante tiene ventajas. Sigue siendo rápida, mucho y con un tacto muy deportivo. Quienes se muevan por ciudad contarán además con todos los beneficios que implica la etiqueta Cero.

Y, como buen híbrido enchufable, en recorridos de menos de 50 km, te moverás siempre en eléctrico, algo además de resultar agradable resulta muy económico siempre que lo cargues en casa. Recargar la batería por completo cuesta entre 50 céntimos y 1,50 euros, en función de tu tarifa, con el que el coste de esos kilómetros es muy bajo. Gastará algo más en viajes, pero si haces pocos al año, el Cupra Formentor eHybrid puede ser muy interesante.

Cupra Formentor VZ 1.4 e-HYBRID
7.9Nota
Lo mejor
  • Estética exterior e interior cuidado
  • Bajos consumos en ciudad
  • Prestaciones y eficacia en curva
Lo peor
  • Precio de partida elevado
  • Maletero bastante reducido para su tamaño
  • Coche rápido, pero trasnmite poco
Diseño8.5
Habitabilidad8.5
Acabados8.5
Maletero6.5
Equipamiento8.5
Motor8
Comportamiento7.5
Calidad Precio7

Galería de fotos:

  • coches híbridos
  • Cupra
  • Cupra Formentor
  • todocamino