Logo de Noticias Coches
Cupra Leon ST eHybrid prueba – 88
Prueba
Luis Ramos Penabad

Cupra León Sportstourer eHybrid, a prueba: ¿consigue el toque Cupra con electricidad?

El Cupra Formentor que pasó hace unas semanas por el canal es sin duda el niño bonito de la nueva marca española. Su primer modelo exclusivo. Pero Cupra no ha olvidado lo que era en origen: los encargados en llevar a los SEAT a su más alto nivel de prestaciones.

Tras el CUPRA Ateca el segundo modelo de la marca fue el CUPRA León. Y hoy tenemos a una de esas variantes del compacto español. Eso sí, no podemos olvidarnos de que estamos en en siglo XXI, en plena era de la electrificación. De ahí que sea una variante híbrida enchufable.

¿Es posible hacer un Cupra León con esta tecnología con un tacto deportivo? Hora de descubrirlo con esta interesante variante con carrocería familiar, el Cupra León Sportstourer.

Exterior

En nuestra prueba del Seat León Sportstourer analizamos la evolución del compacto de Martorell. La cuarta generación progresó sin cambios drásticos, apostando por menos líneas marcadas pero manteniendo las formas generales.

¿Cómo distinguir a un Seat León de un Cupra León? Pues obviamente, hay un logo distinto en la parte delantera, en esta parrilla marcos cromados oscuros. Son más grandes también las tomas de aire y los faros con tecnología Full LED son de serie.

Pocos cambios de dimensiones también. El Cupra León familiar mide 4.657 mm de longitud (4.642 mm el Seat, apenas 1,5 cm). Comparten anchura, de 1.799 mm y el Cupra mide 1.463 mm (por 1.456 mm el Seat). Aso sí, es algo más ancho de vías delante y el centro de gravedad va 25 mm más abajo en el eje delantero y 20 mm en el eje trasero.

Vemos también pequeños aditivos elementos exteriores en los paragolpes o en los pasos de rueda. No son puramente estéticos, sino que tienen una finalidad práctica, mejorar la aerodinámica. Tenemos llantas de 19 pulgadas, específicas de CUPRA, en tonos cobre y negro en nuestra unidad de prueba, que dejan ver discos Brembo de 340 mm de diámetro con pinzas de freno en color cobre. Y en la aleta delantera izquierda, la toma de recarga.

La verdad es que este color Petrol Blue Matt me vuelve loco. Es uno de los dos tonos mate disponibles, además de tonos estándar, pinturas metalizadas y dos colores especiales.

Y en la zaga, destaca la tira de LED que une los pilotos traseros que cuentan por cierto con intermitentes dinámicos. Es un detalle común al Seat León, así como el alerón sobre el portón. Lo que no vemos en el Seat es el difusor que une las cuatro salidas de escape… que son falsas pues el escape queda oculto detrás del paragolpes.

Interior

Tenemos el espacio que habíamos visto en el Seat León familiar, un aspecto donde mejoró mucho la cuarta generación del compacto. También muy similar la disposición de elementos, con ausencia de botones físicos que a nuestro juicio empeora la facilidad de uso. Sobre todo a la hora de activar las luces de manera manual (situadas en una posición baja a la izquierda del volante) y la climatización en la pantalla del sistema de infoentretenimiento.

La presencia, si bien no es nada mala en el Seat, el Cupra la lleva a una nueva dimensión: Desde las estriberas iluminadas de CUPRA en las puertas delanteras a detalles en cobre. También muy buenos materiales en el salpicadero, donde vemos una parte superior mullida o zonas en aluminio oscuro, que se repiten en la puerta, donde encontramos también cuero a juego con los asientos.

Son asientos estos de tipo bucket en las versiones VZ- De serie están acabados en tela pero pueden estar rematados en piel negra o en color azul petrol como este, con reglajes eléctrico y que recuerdan la posición de varios conductores.

No falta tampoco la luz interior que puedes cambiar de color e intensidad, que además sirve para identificar la presencia de vehículos en el ángulo muerto y que te avisa de si viene algún vehículo cuando vas a abrir la puerta

Otro elemento específico es el volante. Es como el del Formentor VZ, que integra el botón de encendido y un selector de modos de conducción que permite variar entre cuatro perfiles (Comfort, Sport, CUPRA e Individual.

No falta el cuadro de instrumentos Digital Cockpit, con un diseño diferente al de los Seat y en el que puedes cambiar la forma de visualizar la información en diferentes modos (puedes verlos todos en la galería de fotos adjunta).

Buen espacio en la fila trasera de asientos, tanto en espacio para las piernas como para los  si bien solamente para dos ocupantes. Y es que el túnel de transmisión es bastante intrusivo. Nos gustó mucho que, además de salidas de aire, los pasajeros puedan seleccionar la temperatura de las plazas traseras. Cuentan también con

Maletero

Uno de los aspectos en los que más mejoraba el Seat León Sportstourer era el espacio de carga, con un maletero de 620 litros de capacidad, acercándose al referente de su segmento, el Skoda Octavia Combi que también probamos. El del Cupra León familiar es idéntico pero en esta versión híbrida enchufable se queda en 470 litros.

Pierde 150 litros, sí, ya que bajo el piso se alojan las baterías. Es una solución habitual y el motivo por el que hay tantas carrocerías familiares híbridos enchufables. Y es que conserva espacio suficiente para el equipaje de cuatro personas y sigue siendo una cifra por encima de un compacto.   

Tenemos los habituales elementos prácticos. Ganchos para sujetar la carga, perchas para colgar bolsas, toma de 12 V e incluso una de 220 V.  O una red que permite separar el espacio de carga del habitáculo para cargar el coche hasta el techo. Si usas los tiradores de los laterales puedes abatir los respaldos de los asientos traseros, que están divididos en dos partes asimétricas. El espacio resultante es totalmente plano y tiene 1.450 litros de capacidad.

Equipamiento

El CUPRA León e-Hybrid destaca por contar con un apabullante equipamiento de serie. Sin sobrecoste te llevas llantas de aleación de 19 pulgadas, faros Full LED y antiniebla LED, todos los elementos que lo distinguen de un León Sportstourer, retrovisores eléctricos y calefactables, lunas traseras tintadas, pedales en alumino, asientos deportivos tipo bucket con ajuste lumbar…

También encuentras la instrumentación Digital Cockpit de 10,25 pulgadas y el display multimedia de 10 pulgadas con sistema de navegación y compatible con Android Auto (por cable), y Apple CarPlay (inalámbrico). De serie ven También goza de cuatro puertos USB-C y carga inalámbrica para dispositivos móviles, así como cámara de visión trasera, asistente de aparcamiento autónomo Park Assist, apertura y arranque sin llave, freno de estacionamiento electrónico

Puedes descargar la app CUPRA Connect para controlar algunas funciones desde el móvil, como preclimatización del habitáculo (de serie tiene climatizador trizona), localizar el coche, gestionar la carga de la batería…

No va mal dotado en lo tocante a tecnologías de asistencia a la conducción. Incluye control de crucero adaptativo, frenada automática de emergencia con detector de peatones, asistente activo por cambio de carril involuntario, detector de ángulo muerto y de tráfico cruzado posterior, asistente de luces de carretera, detector de fatiga, asistencia en atascos con lector de señales…

Obviamente, no es barato. El Cupra León Sportstourer 1.4 e-Hybrid 245 CV DSG tiene un precio recomendado de 42.980 euros y, si prefieres el de 204 CV, 41.500 euros.

Se trata de precios recomendados, sin descuentos. Es posible encontrar ofertas del Cupra León Sportstourer  en nuestra sección de coches nuevos, publicadas por concesionarios oficiales de la marca. Recuerda que este coche se puede beneficiar de las ayudas del Moves III y que contamos con interesantes herramientas para financiar el coche que pueden ayudarte a pagarlo más cómodamente.

Motor

Los Cupra León tienen una gama mecánica de motores de gasolina más potentes que los de su hermano de Seat. Puedes encontrar versiones de gasolina de 245, 300 y, exclusivamente con la carrocería familiar una de 310 CV y tracción total.

Las ventas comenzaron, sin embargo, con esta versión híbrida enchufable eHybrid. Es el esquema habitual de la marca que conocimos, por ejemplo, en la prueba del Volkswagen Passat Variant. Combina un motor de gasolina de 1,4 litros y 150 CV (1.4 TSI), uno eléctrico de 116 CV, para una potencia total de 245 CV (hay otra variante con esta misma combinación que se queda en 204 CV).

La parte eléctrica se nutre de la energía de una batería de iones de litio con 13 kWh de capacidad con la que podemos recorrer hasta 52 km en modo eléctrico en condiciones de la normativa WLTP. La puedes cargar en una toma convencional de 2,3 kW en unas seis horas.

El sistema va ligado a una caja de cambios automática de doble embrague de seis velocidades y se envía la potencia a las ruedas delanteras. Apenas necesita 7 segundos para alcanzar los 100 km/h desde parado y, si no te importa perder el carné, puedes alcanzar los 225 km/h. Cifras desdeñables… ¿pero es deportivo? Eso vamos a ver ahora. 

Comportamiento

No hay una mecánica mejor en Cupra para moverse por ciudad. Ahí, siempre que cuentes con carga en las baterías te mueves de manera suave y enérgica, pues a pesar de que 116 CV y 330 Nm de par de su propulsor eléctrico no parezcan muchos, no precisas más porque los entrega de manera instantánea.

Pero no te vas a comprar este Cupra para moverte en ciudad, sino porque además, promete emociones, que es lo que vende la marca. Y desde luego es un coche rápido, que gana velocidad muy bien, sobre todo sorprende en un adelantamiento. Y que cuando llega a zonas de curvas no se arruga.

Da gusto cómo toma las curvas. Es un alumno aplicado que va por donde le dicen sin rechistar. Incluso a ritmos elevados. Es algo subvirador cuando lo llevas al extremo, pero no tiene reacciones que te metan en compromisos salvo que te pases. Un coche fácil de conducir, muy eficaz, con una respuesta fabulosa al acelerador y que transmite seguridad, incrementada además por el sinfín de asistentes a la conducción que, además, funcionan muy bien.

Y es ahí donde quizá el coche no es lo que un cliente anterior de Cupra pueda buscar. Porque vas tan aislado del exterior, sin vibraciones y ruidos, que no transmite. Ni siquiera notas cuando entra en juego el motor de combustión, es imperceptible.

Puedes jugar con los modos de conducción un poco. El modo Comfort busca que tengas comodidad mientras que el Sport reacciones más vivas. El Cupra pone la dirección más dura, las suspensiones en los ajustes más firmes y los cambios de marcha se hacen a unas revoluciones más altas. También modifica el sonido. Pero si en el Cupra Formentor dije que estaba bien logrado, aquí me ha chirriado un poco, no casa nada bien con esta mecánica híbrida.

Nos faltaría hablar de consumos. Obviamente, cuanto más puedas cargarlo en un enchufe entre recorridos de hasta 45 km (nuestra mejor marca en eléctrico en varias cargas), mejor.

Puedes forzarlo a moverse en modo eléctrico o en híbrido, así como mantener el nivel de carga o incluso recargarla,  a costa de consumir más gasolina, claro. Te vamos a dar una cifra de la medición más precisa que realizamos. En 200 km recorridos, con una sola carga, gastamos 5,8 l/100 km, una cifra buena para su nivel de potencia pero que se incrementará en viajes más largos. Para gastar menos es menester saber dónde usar el modo 100% eléctrico, nunca a velocidades altas ya que volará la carga de un plumazo.

Opinión coches.com

Este Cupra León e-Hybrid Sportstourer cuesta 41.200 euros sin descuentos. Y tiene su enemigo en casa, el León eHybrid, por unos 7.000 euros menos, si bien con 204 CV. Con idéntica potencia está el Golf GTE (por ahora sin carrocería familiar) y el Skoda Octavia Combi RS iV (algo más barato y con mayor autonomía eléctrica, pero también más lento en el 0 a 100 km).

¿Qué aporta el Cupra frente a ellos? Estética y una puesta a punto deportiva y eficaz, sin duda. Pero quizá algo menos extrema de lo que gustaría a algunos. Yo soy más de GTI que de R y me convence, pero precisamente por ello el León eHybrid puede ser interesante… y notablemente más económico.

Es también la primera aproximación de Cupra en la electrificación, con una tecnología que se puede pulir más para darle más reactividad y que aporte más sensaciones. Lo bueno, si te enamora la estética, que gusta mucho por lo que hemos visto en la calle, que encontrarás mejores descuentos en este híbrido enchufable que en las variantes de combustión tradicionales.

CUPRA León Sportstourer 1.4 TSI e-HYBRID 180 kW (245 CV) DSG-6
8Nota
Lo mejor
  • Imagen muy conseguida
  • Comportamiento refinado
  • Amplitud del interior
Lo peor
  • Falta de deportividad en la gestión de motores
  • Pérdida de maletero
  • Precio elevado
Diseño8.5
Habitabilidad8.5
Acabados8.5
Maletero7
Equipamiento9
Motor7.5
Comportamiento7.5
Calidad Precio7.5

Galería de fotos:

  • coches híbridos
  • Cupra
  • Cupra León ST
  • familiar