Logo de Noticias Coches
dacia-sandero-prueba-107.5
Prueba
Mario Nogales

Dacia Sandero ECO-G 100 CV, prueba con el urbano del ahorro

He de reconocer que tenía muchas ganas de probar el coche que pasa por el canal esta semana. Se trata del Dacia Sandero, el utilitario de origen rumano que se renovó recientemente y que va por su tercera generación. Que le tuviera ganas no se debe a que sea un vehículo distinguido que destaque por su calidad o por su potencia, se trata más bien de curiosidad por analizar un auténtico superventas.

Desde que salió en 2008 siempre ha ocupado lugares destacados en los ránkings de ventas. Pero es que el pasado año 2020 fue el coche más vendido en nuestro país, desbancando a pesos pesados como el SEAT León. El principal motivo es que sigue siendo la opción predilecta en el mercado de particulares, ya que el precio siempre ha sido uno de sus argumentos a favor. Y este nuevo Dacia Sandero, ¿mejora mucho?, ¿sigue siendo igual de barato? A estas y a otras cuestiones, respondemos a continuación.

Exterior

Con solo verlo por fuera ya es fácil apreciar los cambios que se han hecho con el cambio generacional. En el frontal lo más llamativo es la nueva firma luminosa gracias a unos faros con tecnología LED para las luces diurnas y las de cruce (las las largas siguen siendo halógenas). Quedan integrados en esta llamativa parrilla que recibe unos toques cromados. También vemos ese detalle en la moldura negra que recubre las luces antiniebla, mientras que la rejilla inferior también es más generosa.

Aunque no lo parezca, el coeficiente aerodinámico ha mejorado en un 11,7 % en este ejemplar. Además, desde el lateral, el Dacia Sandero nos recuerda ligeramente a la silueta del Renault Clio con el que comparte algunos componentes. No serán las llantas, que en este ejemplar pueden ser de 15 o de 16 pulgadas como las del ejemplar que probamos. Las manecillas de las puertas van en el color de la carrocería en los acabados superiores, como en esta unidad

La zaga es probablemente la zona más sobria y no tiene tantas novedades. Hay un pequeño spoiler de techo por encima de la luneta trasera. En la parte superior del portón hay una nervadura que sirve como nexo de unión a los pilotos traseros que estrenan firma lumínica. La zaga cuenta con un paragolpes rediseñado que oculta parcialmente la salida del escape.

Aunque se asienta sobre una nueva plataforma, la CMF-B compartida con el Clio, sus dimensiones se mantienen prácticamente intactas. Este utilitario tiene 4,09 metros de largo, 1,85 metros de ancho y 1,5 metros de alto; con una distancia entre ejes de 2,6 metros. Y lo cierto es que hay que mencionar que tiene la versión Stepway con un marcado carácter de crossover.

Dacia Sandero Stepway

¿Merece la pena gastarse los 1.400 euros que cuesta más el Stepway que el normal? Pues para quien la estética sea el motivo principal de la compra puede que sí, porque ese ejemplar cuenta con protecciones para darle ese aire SUV, unas barras de techo y muchos detalles específicos. También mejora la altura libre al suelo para quienes salgan del asfalto. Dicho esto, yo no haría ese desembolso y preferiría quedarme con este con algo más de equipamiento.

Interior

Donde más me ha sorprendido el Dacia Sandero es en el interior. La marca rumana tiene un claro enfoque low-cost y no va a hacer alardes en cuanto a calidad, pero lo cierto es que ha mejorado en este aspecto. Cumple con crecer gracias a detalles como el recubrimiento de tela de la parte central del salpicadero y las puertas. En general, vemos que todo son plásticos duros, pero están bien ensamblados y parece que aguantarán bien el paso del tiempo. Están los típicos detalles Dacia como el cuentarevoluciones sin línea roja o unos asientos más blandos, pero nada preocupante.

Otro apartado que progresa adecuadamente y que incluso llega a sorprender es la tecnología. Estamos con un coche extremadamente simple que de serie apenas no tiene sistema de infoentretenimiento, sino un sorpote para utilizar el móvil como tal mediante la aplicación Dacia Media Control. Sin embargo, en los acabados superiores se puede montar la pantalla táctil de 8 pulgadas que corresponde al Media Display y que ya cuenta con muchas funcionalidades.

Tiene unos gráficos bastante buenos y un tacto más que correcto, pero para mi gusto, lo más destacado es su conectividad. Cuenta con Android Auto y con Apple CarPlay inalámbrico, así que puede estar conectado el móvil sin necesidad de cables y eso que tiene una toma USB bien cerquita. Además, si se selecciona el sistema Media Nav, como en este caso, se suma la navegación, más opciones multimedia y dos altavoces adicionales.

Bajo la pantalla alcanzamos a ver unos controles de la climatización que son analógicos y que emplean la misma fórmula de ruletas y botones que modelos como el Renault Clio o el Captur. La instrumentación de este modelo es mixta, con dos grandes esferas para revoluciones (sin línea roja como decíamos) y para velocidad, además de una pantalla monocroma entre ambas. Es muy sencilla, pero muestra con claridad la diferente información del ordenador de a bordo que necesitemos ver.

En cuanto a la habitabilidad del Dacia Sandero, hay que decir que en las plazas delanteras no vamos a encontrar demasiados problemas. El espacio disponible en estos asientos es generoso en todas las cotas. Los asientos cuentan con reglajes manuales y el del conductor tiene un pequeño reposabrazos que no tiene varios niveles. Lo que sí que se puede ajustar es la columna de la dirección en altura y profundidad, algo que antes no se podía.

Y si nos pasamos a las plazas traseras encontramos un espacio muy bueno para tratarse de un utilitario del segmento B. La nueva plataforma hace que la segunda fila sea más capaz y se nota en el hueco que tenemos tanto para las piernas (según dicen son 42 mm que su antecesor) como para la cabeza. Siguen existiendo las mismas limitaciones que en otros modelos de este tamaño, pues la plaza central carece de forma y tiene un túnel de transmisión bastante prominente. Aquí atrás no hay salidas del aire acondicionado ni tampoco tomas USB.

Maletero

El maletero del Dacia Sandero también crece ligeramente. Se queda en 328 litros, un poco por encima de la media del segmento. Tiene una boca de carga generosa, aunque queda en una posición algo elevada, y también unas formas bastante rectas y aprovechables. Aquí se dejan ver algunos detalles low cost como es el caso del guarnecido del portón, pero es algo lógico en un coche con esta filosofía.

Bajo el piso tampoco tendremos un doble fondo ni nada, de hecho, se ve hasta la chapa ahí abajo. No hay rueda de repuesto, así que nos tendremos que conformar con el kit antipinchazos. Por otro lado, siempre se puede sacar mayor rendimiento al maletero del Sandero abatiendo los asientos traseros en dos partes (60:40). De esta forma tenemos una superficie que no es plana, tiene bastante escalón, de  hasta 1.200 litros.

Equipamiento

La gama del Dacia Sandero en nuestro país es bastante variada, teniendo hasta cuatro niveles de equipamiento disponibles. El acabado que viene de serie es el Access, que es el más espartano y cuenta con llantas de acero de 15 pulgadas, luces diurnas LED, elevalunas eléctricos delanteros, sensor de luces, cristales traseros oscurecidos, frenada de emergencia asistida, ayuda al arranque en pendiente, limitador de velocidad y varios airbags.

Un paso por encima está el Essential, que cambia los embellecedores de las llantas, gana faros antiniebla, paragolpes en el color de la carrocería, una tapicería específica, sistema multimedia Dacia Media Control, cierre centralizado o regulador y limitador de velocidad. Más equipado va el Comfort, que suma llantas de 16 pulgadas, volante regulable en altura y profundidad, asiento del conductor con regulación en altura y reposabrazos, Media Display con pantalla de 8 pulgadas, sensor de lluvia o ayuda al aparcamiento trasero.

El tope de gama sería el Stepway, que más que un nivel de equipamiento es prácticamente un modelo diferente. Decimos esto porque el Dacia Sandero Stepway también se puede escoger con sus propios acabados Essential y Comfort, que son similares a los que hemos detallado anteriormente, pero con las cualidades estéticas que lleva este crossover.

Motor

La gama mecánica del Dacia Sandero es simple, pero efectiva. Ya se ha despedido por completo del diésel y tampoco aparecen versiones electrificadas por el momento. Así que se centra en la gasolina con tres versiones del mismo bloque de tres cilindros y 1.0 litro. Arranca con el SCe de 65 CV que es atmosférico y solo puede ir con el cambio manual de cinco velocidades. Le sigue el TCe de 90 CV que cuenta con turboalimentación y se puede elegir con cambio manual de seis velocidades o con la transmisión tipo CVT.

Nosotros estamos probando el tope de gama, que es el ECO-G de 100 CV. Sobre la misma base de tres cilindros turbo aparece esta mecánica adaptada para funcionar con GLP. Este ejemplar que recibe la etiqueta ECO de la DGT también puede configurarse con ambas transmisiones. Además, destaca por un mayor protagonismo del autogas al montar un depósito de 40 litros, que sumados a los 50 litros de gasolina darán lugar a una cifra de autonomía muy destacada.

Eso sí, en cuanto a prestaciones, el Dacia Sandero ECO-G de 100 CV y 170 Nm de par con cambio manual no es un coche que destaque demasiado. Acelera de 0 a 100 km/h en 11,6 segundos y su velocidad máxima es de 183 km/h. Por otro lado, tiene un consumo homologado de gasolina de 5,4 l/100km y de GLP de 7 l/100km; además de unas emisiones de CO2 de 109 g/km. Ahora vamos a conducirlo a ver cómo se comporta.

Comportamiento

Nos ponemos al volante de este Dacia Sandero ECO-G y lo primero que hay que decir es que el arranque lo hace utilizando la gasolina. Esta maniobra dura apenas unos segundos, pues a partir de ahí se enciende el piloto del GLP y rodaremos con ese combustible. Sobra decir que la elección es libre para el conductor y que basta con tocar el botón del lado izquierdo para cambiar entre uno y otro de forma instantánea y prácticamente imperceptible. Además, el coche tiene memoria y se queda con la selección que habíamos hecho previamente.

Un detalle técnico es que con GLP desarrolla 100 CV y con gasolina 90 CV, pues con el primer combustible se aprovecha un poco mejor a altas vueltas. En todo caso, el conductor apenas nota la diferencia. El nivel de potencia es adecuado para el tipo de coche y se le saca mayor partida a medio régimen, sobre todo a partir de las 3.000 rpm. No corre demasiado, pero se desenvuelve bien en la mayoría de situaciones y permite hacer adelantamientos e incorporaciones bastante correctos.

Cuando suben las revoluciones y a altas velocidades la rumorosidad del interior es bastante elevada. Ahí se nota que Dacia ha escatimado en la insonorización del habitáculo. Por otro lado, no he probado el cambio CVT de Dacia, pero creo que me quedaría con la caja de cambios manual de seis velocidades que monta este Sandero de todos modos. Tiene un tacto bastante bueno, aunque los recorridos son algo largos. Esa sexta marcha que no tenemos en la versión de acceso servirá para rebajar los consumos.

Y hablando de consumos, el Dacia Sandero ECO-G es la versión ideal para los que busquen un coste por kilómetro realmente reducido, sobre todo gracias al GLP. El consumo de este combustible ha rondando los 8 litros durante esta semana, nada mal si tenemos en cuenta que su precio ronda los 70 céntimos, la mitad que la gasolina. Si lo usamos con este segundo carburante el consumo rondará los 6,5 litros, pero saldrá más caro a la larga. Combinando ambos, este coche podría recorrer más de 1.000 kilómetros sin repostar con bastante facilidad.

Que el Sandero consuma relativamente poco también es gracias a un bajo peso de 1.130 kg en este acabado. Ayuda a tener un comportamiento dinámico que sorprende para bien y que deja ver que es primo-hermano del Renault Clio, un referente del segmento en este aspecto. En este apartado, el salto respecto a la anterior generación es brutal y tenemos un coche mucho más agradable de conducir y también más preciso. Mantiene los frenos de tambor en el eje trasero, no hay posibilidad de montar discos, pero tampoco los hemos echado en falta durante una conducción normal.

Presenta bastante agilidad en tramos revirados y estabilidad en vías rápidas. No es un coche con carácter deportivo, pero es un cumplidor a todos los niveles. La puesta a punto del chasis busca la comodidad del usuario por encima del resto y por eso nos encontramos con una suspensión que tiene un tarado algo blando. Además, la nueva generación cuenta con una dirección electrónica de dureza variable que hace que sean más cómodas las maniobras a baja velocidad. No es que transmita demasiado, pero facilita el guiado del vehículo.

Opinión coches.com

Que el Dacia Sandero sea la referencia absoluta en ventas en el canal particular desde hace unos años no nos extraña nada. El utilitario, que va ya por su tercera generación, es un producto con una gran relación calidad/precio que no ha hecho más que mejorar en los últimos años. Tiene sus pegas y sus peros sí, pero no hay nadie que de tanto por menos. Se trata de un coche sin alardes para los que quieran ir del punto A al punto B de forma efectiva y económica.

El Sandero está disponible desde 8.654 euros en el acabado más sencillo que no tiene prácticamente de nada. Aunque un Comfort como el que tenemos nosotros con el motor más potente y todo lo que puede llevar, cuesta 13.500 euros. A cambio se llevan un coche con una estética bien resuelta, un espacio interior generoso y un comportamiento dinámico equilibrado.

Además, podría salir incluso más barato si lo buscas en coches.com, nuestra página web donde tenemos los mejores descuentos en vehículo nuevo del país. Y aunque no sea demasiado caro, también ofrecemos la financiación con las mejores condiciones para pagarlo con tranquilidad

Dacia Sandero ECO-G 100 CV
7.5Nota
Lo mejor
  • Amplitud interior
  • Tecnología teniendo en cuenta el precio
  • Coste por uso reducido
Lo peor
  • Escalón del maletero
  • Pocas ayudas a la conducción
  • Si lo quieres bien equipado no es tan barato
Diseño7
Habitabilidad7.5
Acabados7.5
Maletero7
Equipamiento7.5
Motor7.5
Comportamiento7.5
Calidad Precio8.5

Galería de fotos:

  • Dacia
  • Dacia Sandero
  • GLP
  • urbano