Logo de Noticias Coches
honda-hr-v-e:hev-prueba-107.8
Pruebanoticias/
Mario Nogales

Honda HR-V e:HEV, prueba contacto con el híbrido que marca la pauta

Si hay un modelo esperado dentro de una marca como agua de mayo, ese es el Honda HR-V e:HEV. Se trata de la tercera generación del SUV compacto nipón, que introduce un cambio radical respecto a su antecesor y que mira al futuro de forma clara. Se asienta sobre una nueva plataforma y solamente estará disponible en formato híbrido convencional, siendo portador de la etiqueta ECO de la DGT. Este Hi-Revolutionary Vehicle (de ahí saca su nombre el HR-V) es una clara muestra de la apuesta por la electrificación de Honda que llega a nuestro mercado por un precio que parte de 30.500 euros.

Para ponernos en contexto, hay que dejar claro que este modelo es de los más veteranos de la marca. Fue presentado en 1998 y sus ventas comenzaron en España justo con el cambio de siglo, con ese peculiar crossover que estaba más cerca del concepto todoterreno por sus formas. Con la segunda generación se hizo un producto más completo y comedido, consiguiendo aumentar su volumen de ventas considerablemente. Esta tercera entrega le sirve a Honda para acelerar su proceso de electrificación total, que estaba previsto para 2025 y llega este mismo año.

Exterior

El Honda HR-V en su nacimiento fue concebido como un B-SUV, antes de que este segmento fuera creado. Pero con el paso del tiempo han ido creciendo sus dimensiones hasta posicionarse como un SUV compacto en toda regla. Se asienta sobre una nueva plataforma, aunque eso no ha repercutido apenas en sus dimensiones. Se queda con una longitud de 4.340 mm, con una anchura de 1.790 mm y una altura  de 1.582 mm. La distancia entre ejes se va hasta los 2.610 mm.

Aunque es su diseño el que consigue cautivar por su nivel de originalidad. Sobre todo en la parte frontal, donde vemos esa llamativa parrilla integrada del mismo color de la carrocería. Si bien es cierto que se puede encargar de color negro para que no haga ese efecto, pierde cierta esencia.  Los faros van alineados con el listón cromado que queda por encima de la parrilla y cuentan con un diseño estrecho y tecnología LED. En términos generales, vemos unas líneas muy limpias y formas regulares, lo más marcado serían los voladizos de los neumáticos.

Sirven para acoger a las llantas de 18 pulgadas de serie (y en todos los acabados), que quedan realzadas por esos pasos de rueda y bajos de la carrocería en color negro. Esa estrategia se lleva a cabo para realzar su figura de crossover, al igual que la altura de la carrocería de 188 mm. Eso sí, aquí solamente aparecen las barras de techo en el acabado superior de la gama, en el resto se quedan un poco descafeinados. Aunque para gusto personal, el Honda HR-V está mejor sin ese elemento.

La zaga del nuevo modelo también llama la atención. No por su spoiler de techo o por la luneta trasera de pequeñas dimensiones, más bien por lo que atraviesa la zona central del portón. Tenemos unos pilotos traseros LED unidos por una tira iluminada que converge en el logo de Honda, algo que le da mucha personalidad y que recuerda a modelos como el Porsche Cayenne. La parte inferior recibe una defensa plateada que esconde la salida del escape.

Interior

En el interior también encontramos un diseño novedoso y personal. Lo que más sobresale a primera vista es la pantalla táctil de 9 pulgadas que queda en el centro del salpicadero en una posición elevada. Cuenta con un apoyamanos para que sea más fácil de operar y no reste demasiada atención de la conducción. También cuenta con un buen número de funciones avanzadas, incluyendo la navegación con información del tráfico en tiempo real, además de conectividad con Android Auto (con cable) y Apple CarPlay de forma inalámbrica.

Además, con la app MyHonda+ se pueden abrir y cerrar las puertas, mandar rutas, establecer geoperímetro, velocidad máxima y tener llave digital en hasta 5 móviles.Esa pantalla no es la única que vemos en la habitáculo del Honda HR-V, pues la instrumentación es mixta y también cuenta con una pantalla LCD de 7 pulgadas que sirve para mostrar información de todo tipo. Es muy legible y fácil de leer, mientras que se controla desde el volante multifunción para ir viendo detalles del ordenador de a bordo e incluso los flujos de energía.

Se agradece que mantenga los controles de climatización analógicos, con la gran novedad de los difusores de aire con un «modo cortina» para que circule por el lateral. Otro detalle a destacar desde el puesto de conducción de este nuevo Honda HR-V es la mejora en la visibilidad que notamos. Se consigue gracias a ese frontal esculpido hacia delante con una forma capó que favorece y un pilar A que está echado hacia atrás. La habitabilidad en las plazas delanteras es generosa, al igual que numerosos los huecos portaobjetos.

Aunque probablemente el aspecto que más destaque es la buena realización de este interior. La calidad está claramente por encima de la media del segmento gracias a los acabados sólidos, que dan sensación de robustez y durabilidad. El tacto de los materiales también es agradable, destacando los acolchados de la zona del salpicadero o la propia tapicería. No hay ningún punto flaco ni se utiliza el socorrido Piano Black que empaña otros interiores de la competencia.

Cuando saltamos a la segunda fila de asientos del Honda HR-V la sensación es muy positiva. El acceso es cómodo y el espacio disponible muy generoso. El hueco para las piernas está por encima de la media (ganan 35 mm) y el de la cabeza va acorde a lo que se destila en el segmento C-SUV. Como suele pasar, la plaza central carece de forma y tiene túnel de transmisión. Se mantienen las salidas de aire en esta zona y también un pequeño hueco portaobjetos.

Sin embargo, el punto diferencial de esta marca en general y de este modelo en particular son los Honda Magic Seats, esa función que tienen disponible desde hace años y que consiste en un plegado de estos asientos en una posición vertical de una forma sencilla y en dos partes. De esta forma, el hueco que queda es muy generoso y permite incluso montar una bici.

Maletero

Si las plazas traseras destacaban para bien, el maletero del Honda HR-V no lo hace tanto. Tiene 335 litros de capacidad, una cifra que está por debajo de la media del segmento y que queda alejada de otros modelos que superan los 500 litros. Por suerte, se beneficia de unas formas muy regulares que se consiguen gracias a la nueva posición del depósito de gasolina, que va justo por debajo de los asientos delanteros, en vez de en la zona trasera.

También aparecen algunas bondades como las iluminación en esta superficie o como el pequeño hueco bajo el piso. Cuando se abaten los asientos traseros en dos partes (60:40) nos queda una superficie completamente plana, sin ningún tipo de escalón. También una longitud total de 1.900 mm hasta los asientos delanteros (en su posición más adelantada) y hasta 1.305 litros de capacidad.

Equipamiento

Como suele pasar en la marca nipona, el Honda HR-V está disponible en tres niveles de equipamiento diferentes y su dotación es muy completa de serie. Basta con decir que parte con un acabado Elegance que ya cuenta con llantas de 18 pulgadas, faros delanteros y pilotos traseros LED, apertura y arranque inteligente, retrovisores exteriores térmicos, asientos delanteros calefactables, asientos traseros Magic Seats, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, cámara de visión trasera, Honda Connect con pantalla de 9 pulgadas, navegación Garmin y conectividad con Apple CarPlay y Android Auto o levas de freno regenerativo.

También vienen de serie todas las tecnologías Honda Sensing, una larga lista de ayudas a la conducción entre las que aparecen el sistema de prevención y mitigación de impactos, control de crucero con función Stop&Go, sistema de alerta de cambio de carril, mantenimiento de carril, mitigación de impactos por control del acelerador, luces de carretera automáticas o reconocimiento de señales de tráfico y limitador de velocidad inteligente y ajustable.

Eso es para quien opte por el Honda HR-V más básico, pero quien quiera completar lo anterior puede elegir el acabado Advance. Añadiría detalles como el sistema de información de ángulo muerto con alerta del tráfico cruzado, volante en piel calefactado, retrovisor interior fotosensible, portón trasero eléctrico, dos tomas USB traseras, faros antiniebla delanteros LED o climatizador dual. Ese es precisamente el que montaba la unidad que probamos.

Por encima quedaría el tope de gama, que es el Advance Style. En este caso se distingue estéticamente mediante la carrocería bitono, los raíles en el techo y la parrilla con bandas tricolor. También cuenta con luces de giro activas LED, ajuste de luces frontales automáticas, detalles del interior en color naranja, sistema Audio Premium o superficie de carga inalámbrica.

Motor

Como ya adelantábamos al principio de la prueba, el Honda HR-V solamente estará disponible en una sola versión. Se trata de la e:HEV, que emplea un sistema de propulsión híbrido convencional que le permite obtener la etiqueta ECO de la DGT. La base es similar a la que ya vemos en otros modelos como el Honda Jazz, pero se han mejorado algunos detalles. La intención de Honda es priorizar la electricidad de forma absoluta y parecen conseguirlo con este planteamiento tan lógico y eficiente.

Bajo el capó encontramos un motor de gasolina de ciclo Atkinson y 1.5 litros que tiene 79 kW de potencia. También una nueva unidad de control de potencia que va refrigerada por agua. Por último, aparecen dos motores eléctricos, un generador y un impulsor que consigue una potencia de 131 CV y 253 Nm de par. En la parte trasera queda instalada una batería de 1 kWh de capacidad aproximada que tiene 60 celdas, dejando atrás a la del Jazz que se quedaba en 48 celdas. La interacción entre los componentes de este sistema es la clave del nuevo Honda HR-V e:HEV.

Comportamiento

Porque cuando nos ponemos al volante de este ejemplar lo cierto es que nos lo pone todo muy fácil. Aunque apenas se note, va a estar funcionando en tres modos de conducción distintos que se seleccionan automáticamente y de forma inteligente, en función de lo que sea más eficiente en cada momento y sin que el usuario tenga que hacer nada. Son los siguientes:

  • EV: el modo 100% eléctrico en el que las ruedas se mueven únicamente utilizando la energía acumulada en la batería
  • Hybrid: el motor de gasolina actúa como generador de energía, que pasa tanto a la batería como a alimentar el motor eléctrico, que es el que mueve las ruedas.
  • Engine: el motor de gasolina se desvincula del eléctrico y de la batería para pasar a mover las ruedas.

Este planteamiento puede ser algo difícil de entender sobre el papel, pero bastan unos pocos kilómetros para ver cómo funciona este Honda HR-V. La marca no quiere una autonomía puramente eléctrica destacada, sino que las ruedas se muevas gracias a la electricidad un alto porcentaje del tiempo o de la distancia recorrida. De hecho, comprobamos que en entornos urbanos es muy fácil moverse en EV entre semáforos y retenciones gracias a la energía que vamos acumulando en la batería.

Cuando salimos de este entorno el modo Hybrid es el más repetido, pues escuchamos de forma atenuada el motor de gasolina funcionando, pero sólo para generar energía que aprovechará el eléctrico. De hecho, fijándonos en el flujo de energía que tenemos en el ordenador de a bordo, el modo Engine queda prácticamente relegado a esos momentos de autopista en los que circulamos a cruceros altos de 100-120 km/h. Si queremos sacar su máximo partido curiosamente también funcionará en modo Hybrid con el bloque de combustión girando a un régimen más alto.

Después de un contacto bastante extenso por los alrededores de Sevilla con este Honda HR-V e:HEV nos queda claro que sus consumos pueden llegar a ser ridículos. Homologa 5,4 l/100km, pero si se circula por ciudad y con orografía favorable es fácil quedarse por debajo. En mi caso, la media fue de 5,8 l/100km sin hacer una conducción eficiente ni buscarla. Y eso que nuestra unidad estaba en rodaje (tenía menos de 500 kilómetros en el odómetro), compañeros con coches más rodados bajaron esa marca en casi un litro.

Cuando ya compartimos horas con él, es divertido y eficaz ir jugando con las levas para que aumente o disminuya la retención y, por tanto, la regeneración de energía. Ese ámbito también es clave para conseguir buenos consumos con el híbrido. Y ya no es solo que el HR-V híbrido sea eficiente, que también, es que tiene otras ventajas considerables en el apartado dinámico. Transmite mucho más que la mayoría de SUV gracias a una dirección más rápida y directa, que podría ser otro de los puntos fuertes del coche perfectamente.

Respecto a su antecesor se advierte una mejora en la suspensión y en la rigidez de la carrocería, algo que se traduce en unas fricciones reducidas y en un mayor confort en marcha. El tarado equilibrado busca que sea un coche adecuado para cualquier situación y sin pretensiones en el día a día. Incluso se podría personalizar un poco más gracias a los modos de conducción Eco, Normal y Sport. Cambia ligeramente la entrega de energía, aunque no le podemos pedir mucha deportividad al modelo. Y eso que es bastante ligero para tratarse de un híbrido, pues se queda en un peso de entre 1.380 y 1.400 kg.

Opinión coches.com

Aunque Honda ya ha dicho que para 2030 quieren que el 40 % de sus ventas sean de coches eléctricos (80 % en 2035 y 100 % en 2040) también son realistas y saben que tienen que dar soluciones intermedias. De ahí que el nuevo Honda HR-V e:HEV sea un modelo muy equilibrado por su sistema híbrido, que es de los más inteligentes y refinados que podamos encontrar en el mercado actual. De hecho, es un coche algo infravalorado si tenemos en cuenta valores como su estética, su tecnología o su generoso espacio interior.

Una pega sería esa limitación de contar con una única variante en su gama mecánica. Por otro lado, hay que afirmar que su precio está algo por encima de la media de los rivales, pero es equilibrado teniendo en cuenta el completo equipamiento que viene de serie. Parte de 30.500 euros, aunque hay una oferta interesante para el acabado Advance, que con financiación con la marca y descuentos se queda en 31.000 euros. También se puede encontrar algo más rebajado en coches.com, el proveedor de movilidad de referencia.

Honda HR-V e:HEV
7.8Nota
Lo mejor
  • Amplitud y calidad interior
  • Refinamiento y confort en marcha
  • Consumos muy bajos
Lo peor
  • Maletero por debajo de la media
  • Solamente en formato híbrido
  • Precio algo elevado
Diseño8
Habitabilidad7.5
Acabados8
Maletero7
Equipamiento8
Motor8.5
Comportamiento8.5
Calidad Precio7

Galería de fotos:

  • coches híbridos
  • Honda
  • Honda HR-V
  • todocamino