¿Cuáles son los coches de moda en este momento? Sin duda, los SUV pequeños. Es tal su auge que el próximo año puede que sean ya el segmento más vendido en Europa. Tamaño contenido, versátiles, interior amplio y precios no disparatados. ¿Lo tienen todo? El Hyundai Kona Hybrid, que hemos conducido antes de su llegada al mercado.

El Kona ya era un SUV innovador. Porque fue el primero de este tamaño en contar con un variante 100% eléctrica. Ahora suma esta versión, que es también el primer SUV híbrido de estas dimensiones. Hay algún SUV híbrido algo mayor (caso del Kia Niro, sin salir del Grupo), pero ninguno tan pequeño.

Tras más de 120.000 unidades vendidas en Europa desde su lanzamiento en 2018, esta variante espera sumar un buen pellizco de matriculaciones, sin perder un ápice de su estilo fresco y juvenil.

¿A quién puede resultar interesante apostar por este Hyundai Kona Hybrid? Lo hemos conducido durante una mañana por carreteras holandesas y créenos, se trata de un coche muy apetecible. Acompáñanos a conocerlo más a fondo.

Exterior

No hay demasiadas diferencias entre el Kona convencional y esta versión híbrida. Este es un segmento con cada vez más oferta y donde las marcas echan toda la carne en el asador, mucho más que en los utilitarios, para ofrecer diseños diferenciados. Y el Kona es de esos productos atrevidos y que llaman la atención.

Se mantienen las dimensiones del modelo, con 4.165 mm de longitd, por 1.577 mm de ancho y 1.565 mm de alto, lo que lo coloca en el centro de un segmento por debajo de los 4,30 metros.

En la vista frontal nos encontramos con una parrilla con las formas habituales de la marca, con algunos detalles no vistos hasta ahora, caso de los borde cromados. Son también nuevas las ópticas, enmarcadas en un plástico negro que se integra en los pasos de rueda delanteros.

Separados de estas ópticas están los faros de iluminación diurna, muy afiladas en el borde del capó. Integran el intermitente y están unidas visualmente por una entrada de aire muy fina, separada de la toma principal central.

Cuando lo vemos desde el lateral vemos detalles como los 2.600 mm de distancia entre ejes, bastante generoso para su tamaño, y la altura libre al suelo de 171 mm. También los nuevos diseños de llantas, de 18 pulgadas en esta unidad que montaba neumáticos Michelin en medidas 225/45. El color Blue Lagoon es también, además del de lanzamiento, uno de las muchas opciones de personalización.

En la parte baja nos encontramos con los habituales plásticos negros que definen a los crossover, uniendo los pasos de rueda adornados en el mismo material. Hay también un detalle cromado en esta zona. Las barras de techo o los cristales traseros oscurecidos hacen juego con la parte baja, así como la parte lateral del spoiler trasero.

La zaga destaca por las ópticas LED con efecto tridimensional, mientras que en la parte baja hay otro conjunto hay otro conjunto de ópticas con intermitentes, luces de marcha atrás y catadióptricos integrados en una pieza plástica. Se une visualmente al paragolpes, que tiene en su base una pieza metálica simulando un difusor. La toma de escape está muy disimulada.

En el portón aparece el logo hybrid que señala el carácter de la motorización del modelo, junto al BlueDrive de la aleta delantera. La barra cromada en el portón, la antena de tipo “aleta de tiburón” o el pequeño alerón del techo son otros de los signos de identidad del modelo.

Interior

No nos vamos a detener demasiado en desgranar el espacio, ya que la naturaleza híbrida del modelo no afecta a la habitabilidad que analizamos en la prueba del Hyundai Kona gasolina. Acceso fácil y cómodo, puesto de conducción elevado sin exageraciones y solamente se ve penalizada algo la visibilidad trasera por las reducidas dimensiones de la luna trasera.

En las plazas traseras, espacio adecuado para dos. Un tercer ocupante verá cómo tiene poco espacio para su espalda… pero al menos el túnel de transmisión (ojo, hay versiones con tracción total, de los pocos del segmento), no roba mucho hueco para los pies. No hay salidas para el aire exclusivas para esas plazas, un punto negativo que no podemos dejar de mencionar.

Los acabados de todo el conjunto están por encima de la media. No puedes esperar en un coche del segmento B demasiados lujos (no los ofrecen casi ni las marcas premium), pero los plásticos duros se reservan para las zonas más bajas.

Hay algunas novedades de calado que llegan con esta versión híbrida. Un ejemplo son los detalles blancos en algunas partes, como el contorno de los aireadores o el selector del cambio. Cuenta con detalles en negro piano, pero no demasiados, solamente nos chirría algo que hayan elegido este material que resiste tan mal el paso del tiempo en el volante,

Pero sin duda lo más llamativo es la nueva pantalla táctil que preside el salpicadero, con nada menso que 10,25 pulgadas. Conserva botones físicos para acceder a las funciones principales, así como dos ruletas o un buen control por voz para evitar distracciones mirándola. Su manejo es sencillo y bastante intuitivo, además de contar con compatibilidad con Apple Carplay y Android Auto.

Destacar que, durante cinco años el coche cuenta con Hyundai Live, los servicios ligados al navegador que ofrece información en tiempo real sobre tiempo, tráfico, radares, estaciones de servicio con sus precios, aparcamientos..

Otra diferencia notable es el cuadro de instrumentos. Una pantalla de 4,2 pulgadas está flanqueada por dos relojes: velocímetro y potenciómetro. Esta unidad además contaba con un Head-Up Display, para que el conductor reciba la información más relevante en una pantalla y no tenga que desviar la vista.

El volante multifunción cuenta con buen tacto y la disposición de sus botones es muy lógica. Toda la distribución de los elementos en el habitáculo es muy cabal, es de esos coches en los que te sientes a gusto al poco de subirte a ellos.

En el apartado más práctico, destacar los espacios para dejar objetos ante la palanca del cambio (con diferentes tomas y, en el caso de la unidad probada, incluso con cargador inalámbrico para móviles). En el túnel central contamos con un par de huecos reposabebidas y un espacio más estrecho, además del práctico (y amplio) cofre entre los asientos. El reposabrazos no se mueve hacia delante, algo que a algunos conductores podrá resultarles algo más incómodo.

Maletero

Si buscas un B-SUV encontrarás algún maletero mayor que el del Hyundai Kona Hybrid, pero es un punto a su favor que conserve los 361 litros de capacidad de las unidades con motor térmico exclusivamente. Y sí, encontrarás ejemplos que superan los 400 litros, cifra que encontrarás en monovolúmenes compactos de segunda mano, pero sus formas son muy regulares, la boca de carga grande y cuenta con más detalles interesantes.

Entre ellos, la posibilidad de colocar el piso a dos alturas. Por un lado, enrasado con la boca, con lo que tienes un práctico doble fondo compartimentado. En esa posición más elevada, si abates los respaldos de los asientos (divididos en dos partes, en proporción 60:40), consigues un piso completamente plano con 1.143 litros de capacidad.

Contamos también con anclajes para sujetar la carga o perchas para colgar bosas. Los acabados no son lujosos, pero sí muy bien rematados.

Equipamiento

La gama actual del Kona se ofrece con los niveles de terminación Klass, Tecno y Style Sky. Se replica de igual modo en esta variante híbrida.

Desde la versión de acceso Klass ya se ofrecen llantas de aleación de 16 pulgadas, faros antiniebla, barras de techo, climatizador, cierre con mando ordenador de a bordo, pantalla táctil de 7 pulgadas con USB, Bluetooth y que integra la cámara de visión trasera. No faltan sistemas de ayuda a la conducción como sensor de luces, control y limitador de velocidad, alerta de cambio involuntario de carril, detector de fatiga…

Con el nivel de terminación Tecno se mejora el aspecto con elementos como las llantas de 18 pulgadas, cristales sobretintados, parrilla cromada, faros delanteros tipo LED. Y en el habitáculo, al que accedemos sin llave, nos encontramos mucha más tecnología. Lo más llamativo es el sistema multimedia con la pantalla táctil de 10,25 pulgadas, pero también suma Bluelink, navegador, un mejor equipo de sonido, Head-Up Display, detector de objetos en ángulo muerto, sensor de lluvia…

Nuestra unidad de pruebas se acerca a lo que ofrece este acabado Tecno, pero sumaba varios elementos que sólo encontrarás en el Style Sky (las gamas varían en función de los países). Este nivel de terminación ofrece elementos como la tapicería en piel, los asientos calefactados (delanteros también ventilados), cargador inalámbrico de móviles o el sistema de mantenimiento de carril, detector de peatones…

El Hyundai Kona Hybrid parte de los 26.190 euros. En el caso de elegir el acabado Tecno, en nuestra opinión el más adecuado, la cifra aumenta hasta los 29.900 euros. Ya nos costaría más pagar los 33.090 de la terminación más completa.

Ojo, en estas tarifas que te ofrecemos no se aplica ningún tipo de descuento. Para encontrar las mejores ofertas del Hyundai Kona lo ideal es que visites nuestra sección de coches nuevos, publicadas por los concesionarios oficiales de la marca. Esos precios pueden incluir financiar el coche, recuerda. Interesante también utilizar nuestro comparador de seguros para dar con la póliza que mejor se ajusta a tus necesidades y presupuesto.

Motor

La combinación elegida para mover a este coche es conocida, ya que es la misma que emplea la marca en el Ioniq y también el Kia Niro hibrido. Se trata de un motor 1.6 GDI con 1.580 cc de cilindrada y ciclo Atkinson que entrega 106 CV a 5.700 rpm y 147 Nm de par máximo a 4.000 rpm.

Por otro lado contamos con una mecánica eléctrica síncrona de imanes permanentes capaz de rendir 32 kW (43,5 CV) y 170 Nm de par. Se alimenta de la energía almacenada en una batería de ión-litio de 1.56 kW de capacidad que se recarga en deceleraciones y frenadas.

Con 141 CV, gestionados mediante un cambio de doble embrague de siete relaciones, no tiene unas prestaciones fulgurantes pero sí suficientes. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 11.2 segundos con las llantas de 16 pulgadas (un par de décimas más con las de 18) y alcanzar 160 km/h. Pero claro, en contraprestación a ello, sus consumos son muy muy bajos. Oscila entre 4,3 y 5,1 l/100 km, con unas emisiones de 114 g/km según el ciclo WLTP. Es hora de ver cómo va en marcha.

Comportamiento

Había conducido en dos ocasiones el Kia Niro (en la presentación y en una prueba a fondo). Por eso, se trata de un conjunto mecánico conocido. Eso sí, el Kona me ha parecido que tiene una puesta a punto con un enfoque mucho más dinámico.

Es aquí cuando la explicación técnica cobra sentido: tienen suspensión delantera independiente MacPherson y suspensión trasera independiente con brazo longitudinal. Y la dirección resulta más precisa que otras del Kona, lo que permite afrontar tramos de curvas (no fueron muchas en este contacto), con mucha tranquilidad y aplomo.

A pesar de no tratarse de una prueba a fondo, me dio la sensación que la capacidad de la batería para recargarse es muy rápida. Eso es clave en este modelo, ya que el coche pierde buena parte de su refinamiento mecánico cuando está descargada.

En un entorno como los Países Bajos, donde las cuestas brillan por su ausencia, es muy complicado que esto suceda. También con una conducción suave, que es la que piden los híbridos, si bien la caja de cambios de doble embrague hace que la experiencia de conducción sea totalmente diferente a la que uno tiene en los híbridos del Grupo Toyota, en los que llega a menudo el sonido del motor revolucionándose sin un aumento de la velocidad en consecuencia.  Si lo queremos llevar al limite, accionando la palanca manualmente, no es exageradamente rápido, pero ahí contamos con esa posibilidad.

Hemos deslizado vagamente ya cuál es el principal punto fuerte de este coche que sí, ofrece un buen comportamiento dinámico, con un habitáculo agradable y cuidado, razonablemente amplio… Se trata de la comodidad de marcha.

En una conducción normal es un coche realmente agradable de conducir. Suave, bien insonorizado… y además con unos consumos bajos. Fue un contacto de apenas 112 km, pero gastamos 5 l/100 km. Cierto que hubo buena parte de carretera secundarias, pero también mucha ciudad, mucho atasco mañanero y tramos de autovía a 130 km/h. Está por ver qué ocurre con un buen puerto de montaña, pero la gestión de la parte eléctrica me ha parecido impecable en este vehículo, así que siempre que no vaya a propósito a acabarte la batería, no habrá problemas en ese sentido.

Opinión coches.com

Era casi obligado que entre el Kona con mecánica de combustión y el 100% eléctrico (que ahora ansiamos probar todavía más) faltaba algo. Una de las piezas del puzzle es este Kona Hybrid, un coche con etiqueta ECO con todas las de la ley.

Perfecto para moverse en entornos urbanos y periurbanos, donde la tecnología híbrida se muestra más efectiva, se trata de un SUV apto para viajes largos por la calidad de rodadura que ofrece, sin que la tecnología suponga limitaciones del espacio de carga. Un coche de un segmento superior puede que ofrezca algo más de aplomo, pero el Kona raya a gran altura.

Aunque hay alternativas en el segmento que apuestan de manera más decidida por el dinamismo en marcha, la apuesta (cara desde el punto de vista de la ingeniería) por el cambio de doble embrague y la revisada suspensión en esta variante hacen que la experiencia al volante sea grata, incluso en un coche orientado más a la comodidad, el silencio y los bajos consumos.

El hecho de no contar con rivales en el segmento hace que su precio sea alto. Ojo, que no disparatado para todo lo que ofrece ya en el segundo nivel de dotación. Su rivales directos hay que buscarlos en el segmento C-SUV, donde están el Niro o el Toyota C-HR. El Kona Hybrid tiene potencial para restar ventas a ambos… porque ofrece la tecnología del primero y una imagen diferenciada, como el segundo, sin limitar tanto las plazas traseras.

Hyundai Kona Hybrid Tecno
7.8 Nota
Lo mejor
  • Estilo diferenciado dentro del segmento
  • Comodidad de marcha y consumos
  • Calidad del interior y no hay merma de espacio o maletero
Lo peor
  • Precio elevado sin descuentos
  • Niveles de equipamiento demasiado rígidos
  • Cambio en modo manual no tan rápido como otras alternativas
Diseño8
Habitabilidad7.5
Acabados7.5
Maletero7
Equipamiento8.5
Motor8
Comportamiento8
Calidad Precio7.5

Galería de fotos:

Ver galeria (52 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta