La oferta de vehículos electrificados de Kia a principios del pasado año era moderada, aunque aceptable para los tiempos que corrían. Sin embargo, en los últimos meses hemos asistido a una ofensiva sin precedentes por la que estamos viendo cada vez más modelos que reciben sistemas de propulsión alternativos. Y si centramos la vista en los nuevos híbridos enchufables, el Kia Ceed Tourer PHEV tiene mucho que decir.

El familiar compacto de la marca coreana ya era un producto interesante como pudimos comprobar de primera mano. Siendo el más habitable en la familia más prolífica de Kia (el 31 % de sus ventas en España son Ceed) tenía bastante sentido hacer una versión con etiqueta CERO, con la ventaja de poder moverse en eléctrico y sin restricciones en las grandes ciudades y manteniendo la posibilidad de viajar con garantías.

Y probablemente lo más interesante de este Kia Ceed Tourer PHEV con el que hemos tenido un contacto es que no tiene rivales directos en la actualidad. Es cierto que cada vez hay más modelos en el segmento de los familiares híbridos enchufables, pero todos ellos corresponden a segmentos superiores y suelen ser de marcas premium, con lo que sus precios estarán por encima del de este modelo. Parte desde 25.950 euros con los descuentos de la marca (sin los del gobierno) y vamos a contarte todas sus bondades.

Exterior

A simple vista la verdad es que cuesta diferenciar al Kia Ceed Tourer PHEV de cualquier otra versión de combustión convencional. De hecho, las medidas son idénticas. Esto nos deja con un familiar del segmento C que cuenta con una longitud de 4.605 mm, una anchura de 1.800 mm y una altura de 1.465 mm; mientras que la distancia entre ejes está situada en 2.650 mm.

En el diseño exterior tampoco hay demasiados cambios, hay que fijarse en los pequeños detalles. Hablamos de retoques centrados principalmente en el frontal, que se manifiestan a través de un nuevo diseño de paragolpes. La diferencia principal es la parrilla carenada con un patrón de diamante, algo ya bastante típico en los electrificados. También se puede apreciar la toma de carga situada en la aleta del lado izquierdo.

En el lateral se puede apreciar esa silueta tan característica del familiar, con el voladizo trasero extendido para ganar espacio (algo que veremos más adelante). Aquí la principal diferencia está en las llantas de 16 pulgadas, que cuentan con un diseño específico para este híbrido enchufable. Otros detalles que destacan en el perfil son los marcos de las ventanillas cromados y unas barras de techo que adoptan un tono muy similar.

La zaga del Kia Ceed Tourer PHEV es idéntica a la del resto de versiones de combustión tradicionales. El único detalle diferencial es el emblema que reza «Eco plug-in» en el lado derecho. Por lo demás, llaman la atención los pilotos traseros LED y una especie de difusor en negro que acoge dos salidas de escape falsas (la real está por detrás en el lado derecho). La paleta de colores del modelo está formada por nueve tonos bien diferenciados.

Interior

En el interior sucede algo similar a lo que vimos por fuera. Lo cierto es que la actual generación del Ceed ya destacaba por su alta carga tecnológica y en esta versión no se queda atrás la cosa. Llevamos una unidad con el acabado tope de gama y en ella aparece un sistema multimedia con pantalla táctil de 10,25 pulgadas (de serie es de 8 pulgadas) con navegación y todo tipo de funcionalidades interesantes.

Como decíamos, este sistema destaca por la personalización de la pantalla, que se puede dividir en tres con las aplicaciones más utilizadas. También por funciones como poder conectar dos dispositivos por Bluetooth para poder coger las llamadas desde uno y escuchar música desde el otro. La conectividad es total, no solo porque cuente con Apple CarPlay y Android Auto, sino también porque cuenta con los servicios de TomTom para el tráfico en tiempo real, radares, estaciones de carga, etc.

El Kia Ceed Tourer PHEV ahora también cuenta con los servicios telemáticos de UVO Connect, la nueva aplicación de la marca coreana. Ofrece algunas funcionalidades adicionales a través del smartphone, como es el caso de conocer el estado de vehículo, acceder a un resumen de los viajes, localizar el vehículo e incluso abrir y cerrar las puertas de forma remota. Ahora también se puede contar con la instrumentación digital Supervision de 12,3 pulgadas de forma opcional.

Cuando fue presentado el Ceed, dijimos que era un coche hecho por y para Europa. Eso se puede ver claramente en el salto adelante en calidad que ha dado de una generación a otra. Seguimos ante un modelo generalista sin demasiados alardes, pero sus acabados son mucho mejores, los ajustes no tienen pegas y los materiales son correctos. La mayoría son plásticos, más blandos en las zonas superiores, y destacan unas molduras que emulan el aluminio.

Y uno de los puntos más destacados del Kia Ceed Tourer PHEV es, sin duda, su habitabilidad. A pesar de estar con la variante híbrida enchufable, hay que decir que las cotas interiores son exactamente las mismas que en los de combustión. Las plazas delanteras son notables, destacando principalmente por el espacio que hay para la cabeza. En este caso contábamos con reglajes eléctricos para el asiento del conductor y manuales para el del acompañante.

La segunda fila no se queda atrás y se postula como una de las más amplias del segmento compacto. El espacio tanto para las piernas como para la cabeza es bastante generoso, aunque la anchura no lo es tanto. Como suele pasar en este tipo de vehículos, la plaza central carece de forma y aparece un túnel de transmisión prominente. Se pueden utilizar las cinco plazas, pero viajarán más cómodos cuatro adultos. En esta zona también hay salidas del aire acondicionado.

Maletero

El Kia Ceed Tourer anunciaba unos destacadísimos 625 litros de maletero, una cifra que lo colocaba en la primera posición entre los familiares compactos y que le sacaba los colores a coches de segmentos incluso por encima. Sin embargo, convertirlo en híbrido enchufable hace que esa dato tenga que decrecer hasta los 437 litros. Esto se debe que una parte del paquete de baterías se encuentran bajo el piso (la otra parte bajo asientos traseros).

Aún así, se trata de un maletero más que correcto, muy aprovechable por sus formas o por la enorme boca de carga, que no queda demasiado elevada. También se mantienen los huecos bajo el piso del maletero, teniendo espacio para algunos objetos pequeños o para que el cable de carga no vaya moviéndose durante los trayectos. Además, siempre se pueden abatir los asientos traseros en dos partes (60:40) para dejarnos una superficie plana y hasta 1.506 litros de capacidad.

Equipamiento

El Kia Ceed Tourer PHEV se ofrece en tres niveles de equipamiento diferentes en nuestro país. Se ha cambiado ligeramente su nombre añadiendo una «e» al principio para hacer ver que se está en la versión híbrida enchufable. Hay que destacar que desde el acabado más básico, la dotación es muy destacada y que no se echan en falta apenas cosas. Aunque siempre se podrá ir completando, por supuesto.

De serie, con el eDrive ya se cuenta con faros LED, llantas de 16 pulgadas, barras de techo, levas de cambio, freno de estacionamiento eléctrico, sistema multimedia con pantalla de 8 pulgadas y conectividad con Android Auto y Apple CarPlay, instrumentación con pantalla de 4,2 pulfadas, arranque y acceso sin llave, climatizador bizona, sensores de aparcamiento traseros, sensores de luz y lluvia, detector de fatiga, mantenimiento de carril y control de crucero.

Podría parecer que no falta nada, pero se completa ligeramente con el acabado eTech. En este caso suma a lo anterior unas llantas de 17 pulgadas (específicas para este modelo), instrumentación digital Supervision de 12,3 pulgadas, sistemas multimedia UVO Connect con pantalla de 10,25 pulgadas, navegación y servicios conectados, el cargador inalámbrico para teléfonos móviles y la cámara de marcha atrás

Todavía quedaría el acabado eMotion, el tope de gama que se completa con el techo solar panorámico, los pedales deportivos, las lunas oscurecidas, sensores delanteros, aparcamiento automático, detección de ángulo muerto y reconocimiento de límites de velocidad. A este acabado se puede sumar el Pack Premium, que añade detalles como el volante calefactable, ajustes eléctricos para el asiento del conductor, calefacción para asientos delanteros y traseros, ventilación para los delanteros o el portón trasero eléctrico.

También ayudas a la conducción como la frenada de emergencia con detección de peatones, el control de crucero adaptativo con función Stop&Go o la asistencia de seguimiento de carril con tráfico intenso. Llama la atención una incongruencia como que con este paquete opcional (cuesta 2.500 euros) desaparezcan las levas en el volante por ser calefactable. Echamos de menos ese elemento que viene de serie en el resto.

Motor

La gama mecánica del Kia Ceed Tourer ya presumía de ser amplia y diversificada. Pero ahora con esta versión PHEV adopta una nueva categoría y le vale para llevarse la codiciada etiqueta CERO de la DGT, tan demandada por una parte del público. Lo hace al unir un motor de gasolina Kappa 1.6 GDI de cuatro cilindros de 105 CV con una mecánica eléctrica de 44,5 kWh. Al conjunto se le suma una transmisión automática de doble embrague con seis velocidades (6DCT).

El resultado es que el Ceed Tourer PHEV ofrece una potencia conjunta de 141 CV y 265 Nm de par, una cifra adecuada para lo que se busca en el segmento. Sus prestaciones pasan un poco desapercibidas (acelera de 0 a 100 km/h en 10,8 segundos), pero su eficiencia es envidiable. Gracias a la batería de iones de litio de 8,9 kWh es capaz de alcanzar una autonomía eléctrica de 50 kilómetros. Según ciclo WLTP también homologa un consumo de 1,3 l/100km y unas emisiones de CO2 de 29 g/km.

Dicha batería se puede recargar en un tiempo estimado de cinco horas en una carga doméstica con el cable de carga Tipo 2 que viene incluido en su equipamiento de serie. Con un terminal de carga de 3,3 kW (máximo que acepta) el tiempo de carga se quedaría por debajo de las tres horas. Como en otros modelos de este tipo, tiene una función de bloqueo mientras se carga y el desbloqueo tiene lugar cuando el usuario abre las puertas.

Comportamiento

Llega el momento clave, el ponerse al volante del nuevo Kia Ceed Tourer PHEV para comprobar lo que tiene para ofrecernos. El arranque sucede en modo eléctrico y con un total silencio siempre que la batería tenga carga suficiente. En los primeros metros se aprende a observar la instrumentación con las zonas Charge, Eco y Power para ir modulando el pie derecho y aprender a sacarle el máximo partido al eficiente familiar. El nivel de carga estará siempre presente en el indicador en la parte superior del salpicadero y en las diferentes pantallas.

La ruta transcurrió principalmente por carreteras secundarias, así que tampoco pudimos sacar todo el potencial del modelo. Empezamos probando si alcanzaba la autonomía total en modo eléctrico. Lo cierto es que conseguimos recorrer alrededor de 35 kilómetros en el modo «cero emisiones», bastante alejados de lo homologado precisamente por el tipo de vía y por ejercer una conducción alegre. En ciudad, sacando más partido a la frenada regenerativa y a las inercias aumentará ese dato.

Cuando se gasta la batería comenzamos a rodar movidos por el bloque de gasolina y a ir recuperando energía. Lo cierto es que los 141 CV son un dato algo justo para este modelo, son suficientes para un uso normal, pero podrían no serlo con el coche cargado hasta arriba y en viajes largos. Se muestra algo perezoso en maniobras como adelantamientos o incorporaciones, sobre todo si no contamos con el apoyo del sistema eléctrico como nos pasó temporalmente tras gastar la batería.

Según fuimos recuperando energía, vuelve la esencia del híbrido enchufable y nos permite jugar de nuevo con los distintos modos. Podemos elegir entre EV, Hybrid, Auto y Sport; siendo el primero con el que empezamos. En los Hybrid y Auto de van combinando las mecánicas de combustión y eléctrica de forma inteligente e imperceptible para sacar la máxima eficiencia (en el Hybrid se prioriza más el eléctrico). Por otro lado, en el Sport se combinan ambas para aprovechar todo el dinamismo del Ceed Tourer PHEV.

Y lo cierto es que a nivel de chasis tampoco está mal el familiar híbrido enchufable. El equilibrio es la norma en este coche, no destacando en prácticamente ninguna situación, pero cumpliendo en todas ellas. Es muy fácil de conducir y en apenas unos kilómetros te sientes familiarizado con él. Destaca una suspensión de tacto agradable, capaz de tragarse todo tipo de imperfecciones sin rechistar (y sin que se filtren demasiado), al tiempo que tampoco desentona en un tramo de curvas. Eso también es gracias a que su peso es solo unos 117 kg superior al de combustión (se queda en 1.608 kg).

Lo mismo ocurre con la dirección, algo blanda, pero capaz de transmitir suficiente como para tener confianza. Tras una ruta bastante entretenida la conclusión es que su mayor baza es el refinamiento y el equilibrio. Llama la atención que no se note apenas la transición entre el uso de una mecánica y de la otra; así como la magnífica gestión de la transmisión automática 6DCT, una opción mucho más adecuada que los habituales cambios tipo CVT. Agotando la batería y sin más opción de cargar, lo dejamos con una media de 4,5 litros

Opinión coches.com

Aunque los SUV sean la norma y que Kia XCeed PHEV se vaya a vender bastante más, este Ceed Tourer PHEV es un coche con mucho sentido. Lo tiene para aquellos que sigan enamorados de las virtudes de las carrocerías familiares (que son muchas) y que puedan aprovechar la etiqueta CERO porque la mayoría de sus recorridos sean por ciudad. De hecho, ya hemos dicho que apenas hay rivales en el segmento para este modelo, menos por su precio.

Partiendo de 25.950 euros con descuentos incluidos, se postula como una compra muy completa teniendo en cuenta la relación calidad-precio-equipamiento. Además de destacar por su dotación, el Kia Ceed Tourer PHEV también se beneficia de una completa tecnología y de una habitabilidad notable. Por no hablar de un sistema híbrido enchufable de última generación con multitud de bondades con el que consigue un comportamiento equilibrado.

Kia Ceed Tourer PHEV
7.9 Nota
Lo mejor
  • Espacio interior
  • Equipamiento completo y buenas calidades
  • Confort en marcha y refinamiento
Lo peor
  • Diseño poco diferenciado
  • Pérdida de maletero
  • Sin levas en el Pack Premium
Diseño7.5
Habitabilidad8.5
Acabados8
Maletero8
Equipamiento8.5
Motor7.5
Comportamiento7.5
Calidad Precio8

Galería de fotos:

Ver galeria (36 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta